publicidad

"La vanidad es tan anclada en el corazón del hombre que un soldado, un criado, un cocinero, un cargador se jacta y quiere tener sus admiradores." dijo Blaise Pascal, esto fue en el SXVII sin llegar a saber los efectos de la televisión y las redes sociales. 

El egoísmo de los elegidos

El egoísmo de los elegidos

Cuando los que mandan, o aspiran a ello, se pasan la vida exagerando, distorsionando la realidad, convirtiendo lo que es un problema en una tragedia griega, mal vamos. 


Así, lo que es una situación personal pasa a ser un suspense estatal. El insulto y la mentira se convierten en el arma de destrucción masiva, por mucho que quieras, acabas hasta… Bueno, harto de tus representantes estatales, autonómicos, municipales y ahora que vienen las europeas, de ellos también, de que se pasen la vida mirándose el ombligo.

 

Cizañar al personal, hacer de la hipérbole y la mentira una forma de tensionar la vida pública tiene consecuencias. Aquí lo hemos podido ver con toda claridad y crudeza en el Proces. Compañeros, amigos de toda vida, familias se veían tensionadas a límites muy duros, porque unos políticos jugaban con los sentimientos, haciendo un llamamiento a vísceras para defender su verdad, convirtiéndola en una verdad colectiva, de unos contra otros. 

 

Recientemente, en un país de esos que solo sale en las noticias, cuando algo muy extraordinario ha pasado o alguna desgracia ha sucedido. Así hemos visto cómo en Eslovaquia se ha producido un intento de asesinato de su Primer Ministro, Robert Fico. Todos, rápidamente, han declarado que no se puede seguir enfrentando al personal, que tiene que existir límites en las discrepancias políticas, que el populismo de mercadillo, destroza la convivencia, busca la pelea, el lodazal, lo que nos diferencia, donde los malos, los culpables, siempre son los otros, los que ponen a todo trapo la máquina de fango.

 

Que difícil tiene que ser para los que convivimos todos los días con nuestras situaciones, el trabajo, la familia, enfermedades, penas y amores y desamores, pero por ello no dimitimos de nuestras responsabilidades. Cuando toca el despertador eres el más madrugador, cuando en el trabajo va mal, a intentar solucionar que hay que seguir. La hipoteca llama a la puerta de tu cartera todos los meses, la luz, el agua, el teléfono, el colegio de los niños, los padres que ya no se valen por sí mismos. Tantos problemas que tenemos en nuestro día a día y solo pedimos a las instituciones que pongan los medios para ayudar a los ciudadanos, para eso se han creado, no para darnos más problemas e incluso inventarlos.

 

A veces sientes que nuestros representantes,  lo primero que hacen cuando reciben su acta, toman posesión de su escaño o cartera, es olvidarse de a quiénes representan. Rápidamente, ya no se acuerdan de a quién les deben sus puestos y, para lo que han sido elegidos, enseguida buscan “qué hay de lo mío”. Lo importante es antes, es conseguir "el despachito oficial",  seguir cobrando un salario que, por sus conocimientos, muchos posiblemente, nunca hubieran podido disfrutar. Que no está mal, que estén bien pagados, a eso aspiramos todos; pero que cumplan con sus funciones y responsabilidades.

 

Ese desapego de las instituciones, el ver la corrupción, la mentira, el insulto y las malas formas como la forma de hacer política hace que el rechazo a ese mundo sea cada vez mayor; y ahí, en este campo, es donde “los aprovechateguis” los que en la vida solo ven por los cristales de lo suyo tienen la oportunidad. 

 

No, en la gestión de lo público, desgraciadamente, no están los mejores, ni los más válidos. Ahí se premia la fidelidad al líder, al partido. El pensamiento propio puede ser una amenaza, los que van, pocos, con la verdad y la razón, son sospechosos, que a ti te han puesto para decir amén y apretar el botón. Si te sales del guión, se le castiga con la apertura de expedientes o incluso con la expulsión. Ya se sabe que los díscolos tienen su propio castigo, el más duro, el olvido, en las próximas listas del partido. Se buscan estómagos agradecidos, los que están por cierta parte cogidos, aquellos que no se salen del rebaño, que no desentonan ni cuando balan.

 

Los que están en el vértice de la pirámide tienen el ego por las nubes, que nos les permite ver a sus representados, su escaño, sus puestos creen que se lo merecen porque ellos lo valen, se lo han trabajado que mucho han tragado, en este duro mundo que es meter la cabeza en las listas hasta llegar a lo más alto de mi partido.

 

Ver lo que decían uno en la oposición, o incluso en elecciones y lo que realizan cuando están tienen el poder, tienen el BOE, muchas de las veces es como el día y la noche, es como si la mentira fuera una arma electoral válida, se trata de convencer al ciudadano, hasta conseguir la meta, estar instalados en el “despachito oficial”. Lo demás, las promesas electorales, pues ya se verá, según los intereses, primero de quién está en él, después los del partido que para eso les ha elegido. Ver lo que dicen las encuestas, que el tiempo vuela y hay que estar bien colocado para las próximas elecciones. No hace falta poner nombres, seguro que cada uno tiene en mente para repartir.

 

Todo ello, puede ser una visión demasiado negativa e incluso contribuir al desapego y la desafección de nuestros representantes, aunque la intención es la contraria. Tal y como hacen los doctores, una vez detectados los síntomas del paciente, en nuestra vida pública hay demasiados enfermos que han contraído un egoísmo crónico y parece altamente contagioso, poder aplicar el tratamiento adecuado. Quizás algo podemos conseguir al introducir nuestra papeleta en la urna, puede que merezca la pena, con tantas elecciones, reflexionar: ¿a quién le damos la medicación?

 


INFORMACION SOBRE LA PROTECCIÓN DE TUS DATOS


Responsable: S.E.I. EDETRONIK. S.A

Finalidad: Envío de información solicitada, gestión de suscripción a la web y moderación de los comentarios.

Datos tratados: Comentarios: Datos identificativos (en el caso que te registres en la web) y comentarios.

Legitimación: Consentimiento del interesado.

Destinatarios: Utilizamos MDirector como plataforma profesional de envío de mails. Nos permite ofrecerte un servicio libre de SPAM y con total confidencialidad. Ellos únicamente almacenarán tu correo para poder realizar el envío.

Derechos: Puedes acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos que detallamos en el siguiente link

Información adicional En este link dispones de información adicional y detallada sobre la protección de datos personales que aplicamos en nuestra web.

CERRAR