publicidad

Yo lucho por la vida

aunque me venza la muerte, 

recuerdo y deseo,

¡siempre habrá poesía!

Alberto Morate

"Alboroque de poetas"

  Ondina Ediciones

Razón, Poder y el identitarismo tribal

Razón, Poder y el identitarismo tribal

Dos ideas claves definieron en su día a la Izquierda, el universalismo y la solidaridad internacional. Eso era lo que distinguía la izquierda de la derecha, esta última nunca creó en obligaciones con nadie fuera de su propio círculo de intereses. 


Ser de la izquierda significaba preocuparse por los mineros en Asturias, por los sudafricanos que luchaban contra el apartheid , por los movimientos de liberación o lucha contra las dictaduras en Sudamérica o en cualquier parte del mundo. La izquierda exigía que el circulo abarcará todo el mundo, les unía con los demás  las convicciones y no la sangre o la pertenencia a un espacio geográfico concreto, les unía la identidad universal y no el identitarismo tribal; y más allá de las diferencias de tiempo y espacio que separan los pueblos, para la izquierda los seres humanos están conectados de numerosas formas que la historia y la geografía no afecta y tampoco determina, en cambio la derecha tribal insiste en dos componentes de identidad: la étnica y la de género.

 

Pero si paramos a reflexionar un momento, nos damos cuenta de que estos dos elementos son menos determinantes de lo que se podrá suponer según el contexto geográfico e histórico. Es obvio que la vida de una persona negra es enormemente distinta según viva en EEUU o en Senegal. Ser musulmán en París o ser musulmán en Madrid o en Moscú se experimenta de forma tan distinta, que sin duda da lugar a identidades muy diferentes. Todos ellos, a su vez, poseen otra identidad llamada de origen; pero un musulmán nacido en Madrid o en París tiene una actitud esencialmente distinta ante el mundo a la de un musulmán que se muda a vivir allí ya de adulto. La tradición universalista es infinitamente más vital para el primero que los genes o el supuesto origen  que puede compartir con el segundo.

 

La filosofa  judía estadounidense Susan Neiman* invita aquellos de izquierdas que se sienten incómodos con el universalismo, pararse a reflexionar si no existe mejor ejemplo de política identitaria, acompañada del recurso al victimismo pasado, y como ejemplo de  actualidad cita al nacionalismo judío de políticos israelíes como el actual  ministro de seguridad actual, el terrorista convicto Itamar Ben-Gvir. En su libro “Izquierda no es woke” dice Susan: “Al principio, el Estado de Israel se fundó con esperanza de que los judíos, por primera vez, no serían las víctimas de la historia. Sin embargo,.. el giro hacia la derecha de la política israelí llevó al Estado a adoptar una política deliberada de instrumentalización de la memoria del Holocausto para desviar toda crítica a la ocupación.” y yo diría también  al genocidio y los crímenes contra la humanidad que comete Israel en Gaza.

 

En su libro “Cartas a un joven activista” el sociólogo estadounidense Todd Gitlin  señala la atracción que genera el hecho de basar la política en identidades tribales, donde el punto de partida es la identidad que ha sido señalada como víctima, aun siendo una identidad que no elegio ser lo, pero este último se niega a abandonarla. No obstante  - Explica Gitlin- “la pasión que alimenta la política identitaria resulta ser su punto débil, y a menudo encubre una profunda impotencia”, y concluye que la política identitaria nos hace mirar hacia atrás, anclándonos en el pasado.

 

Volviendo al universalismo como idea principal que definió  la izquierda, y su relación con el identitarismo o el denominado por Susan Neiman “el giro hacia el tribalismo” un giro trágico debido a que los primeros movimientos por los derechos civiles y anticolonialistas se oponían firmemente al pensamiento identitario o “tribal” en todas sus formas. La derecha se percató muy pronto de este peligroso juego de un nuevo discurso mal llamado populista y extremista. El nuevo discurso de la nueva derecha empieza por utilizar el razonamiento de la izquierda universalista sobre las reivindicaciones de las minorías consideradas como derechos particulares legítimos,  y por consiguiente introducen la siguiente pregunta:  ¿Qué impide entonces  a una mayoría blanca insistir en sus derechos particulares ? Una pregunta que fue de imposible ignorar tras la elección de Trump en 2016, y la aparición de movimientos  de derecha identitaria  que han cobrado fuerza en la mayoría de los países europeos, empezando por EEUU con Trump y pasando por la mayoría de los países europeos, y en algunos ganando elecciones y formando gobiernos.

 

Los argumentos de la nueva derecha, la derecha tribal e identitaria nos devuelven al debate de principios del siglo pasado sobre la ilustración y el significado de la razón en relación con el poder, la misma pregunta de cuál va primero, la degradación de la razón o la promoción del poder. Pensadores del siglo XX tan distintos entre sí como Foucault o Heidegger coincidían en considerar lo que ellos llamaron la “razón de la ilustración” una especie de monstruo dominante dedicado a someter a la naturaleza, y con ella, a los pueblos indígenas considerados naturales. Desde esta perspectiva, la razón es un mero instrumento y expresión del poder. En resumen y ante el auge de la derecha tribal en el mundo y su manera de recurrir a la razón para justificar su discurso, no nos queda otra que replantear su significado y su uso desde la propia ilustración, en definitiva es la misma razón como forma más educada, pero también más manipuladora de sometimiento y dominio.

 

A esta razón y este poder se refería Rousseau y Diderot al analizar las culturas no europeas, leamos al último, hablando de la conquista española de México: 

 

Pensaban que estos pueblos no tenían forma de gobierno porque este no se halla investido en una sola persona; que no tenían civilización porque la suya era distinta a la de Madrid; que no tenían virtudes porque no eran de la misma índole religiosa; y que no tenían entendimiento porque no adoptaban los mismos puntos de vista.”

 

La misma razón del africanista Cánovas del Castillo hablando de Marruecos *: 

 

la frontera natural de España, por la parte del Mediodía, no es el canal angostísimo que junta los dos mares, sino la cordillera del Atlas, contrapuesta al Pirineo”.

 

Acaso no es hora de volver a rastrear las raíces intelectuales de los posicionamientos fundamentales en los que se ha basado la izquierda en los últimos siglos, replantear su compromiso con el universalismo y condicionarlo con una firme distinción entre justicia y poder, y recuperar cuanto antes la confianza del progreso. La izquierda debe tomar urgentemente la decisión de abrirse hacia nuevos valores, y regenerar su esencia y objetivos, o acabará convirtiéndose en aquello contra lo que ha luchado siempre.

 

En definitiva, es una modesta invitación a una reflexión profunda sobre la dirección que están tomando las ideologías políticas en la actualidad, y la necesidad de reafirmar los valores del universalismo y la justicia en un mundo cada vez más dividido y polarizado.

 


 

*”Izquierda no es Woke”. Susan Neiman, edición en Español: enero 2024, Penguin Random House Grupo editorial.

*”Apuntes para la historia de Marruecos”. Antonio Canovas del Castillo, fecha de publicación 1860.

 


INFORMACION SOBRE LA PROTECCIÓN DE TUS DATOS


Responsable: S.E.I. EDETRONIK. S.A

Finalidad: Envío de información solicitada, gestión de suscripción a la web y moderación de los comentarios.

Datos tratados: Comentarios: Datos identificativos (en el caso que te registres en la web) y comentarios.

Legitimación: Consentimiento del interesado.

Destinatarios: Utilizamos MDirector como plataforma profesional de envío de mails. Nos permite ofrecerte un servicio libre de SPAM y con total confidencialidad. Ellos únicamente almacenarán tu correo para poder realizar el envío.

Derechos: Puedes acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos que detallamos en el siguiente link

Información adicional En este link dispones de información adicional y detallada sobre la protección de datos personales que aplicamos en nuestra web.

CERRAR