publicidad

"El hombre está condenado a ser libre; porque una vez que está arrojado al mundo, es responsable de todo lo que hace." Jean Paul Sartre filosofo y escritor francés.  

El virus de la corrupción sigue galopando

El virus de la corrupción sigue galopando

Estos días se ha hecho popular el señor Koldo García, ha pasado del anonimato, le conocían en su familia, unos cuantos en su partido; eso sí, uno de ellos era el propio presidente del Gobierno, y ha pasado a ser la estrella de los informativos, para su pesar.


Era una especie de asesor, guardaespaldas, chico de los recados del exministro Ábalos. El señor Koldo, en compañía de esos amigos que cuando pagas una ronda se quedan con tus vueltas, la han liado parda. Siempre, presuntamente, se han aprovechado de la necesidad, la urgencia e incluso el miedo de la población y en medio de una pandemia, se han llenado los bolsillos, a cuenta del dinero público.

 

La corrupción del poder, la falta de control, y cuatro listos que ven negocio fácil es un cóctel perfecto, para llevárselo crudo, lo que es de todos. Se ha repetido tantas veces la historia, aunque antes todavía se disfrazaba, como parte de la financiación de los propios partidos políticos. Hemos tenido casos de corrupción de todos tipos, gustos y colores. Vamos, que donde falta la transparencia está la oportunidad, donde no faltan los amigos de lo ajeno.

 

El caso del aizkolari, portero de puticlub, discoteca, reconvertido en asesor de un ministro con poder y mando en plaza, el Sr. Víctor de Aldama, presidente del Zamora FC, y empresario de dudosa reputación, es de esos que junto al caso del Tito Berni y sus amigos otros mediadores que según informaciones trincaban lo que se le ponía por delante, parecen guiones escritos por Santiago Segura para su Torrente XXV.

 

Esa España casposa, donde a los ladrones se les llamaba pillos, donde el que no pagaba haciendo es un vivo y ejemplo a imitar, donde hasta tu abogado te dice con o sin IVA, aquí donde lo que es de todos, mejor del primero que tenga la oportunidad de meterlo en su buchaca. No importa aprovecharse de las miserias de los demás. 

 

Queda al descubierto la hipocresía de los que van predicando por todos los púlpitos sobre la dignidad, la justicia, los valores, sobre que los suyos no son como los demás, más les valdría no dar oportunidades, ni poner mantos de oscuridad, que sí la oportunidad la pintan calva, ya vemos como hay quien no la deja pasar.

 

Saber hasta dónde llega la corrupción a veces es muy complicado, dicen los expertos en estos temas, que por cada diez casos de corrupción solo conocemos uno. Saber hasta dónde llegan las líneas rojas de la corrupción no es fácil y el respeto a la presunción de inocencia es un deber constitucional. No queda otra que confiar en la justicia, aunque son los propios partidos los que nos quitan esa confianza en los mismos.

 

Ahora que aflora como intermediario, según la propia política judicial y el juez en la instrucción, el exministro de Fomento, ex secretario de organización del partido Socialista, antes mano derecha del Presidente, quien defendió la moción de censura que le llevó a Pedro Sánchez a la Moncloa, por la corrupción del Partido Popular, aquella Gürtel donde hasta los discos duros del partido fueron machacados a martillazos para tapar con una mano el gran bosque de esa corrupción. La derecha que reza por la mañana y se lo lleva por tarde, o esa izquierda que mira desde su superioridad ética, esa de compartir los de todos, pues también mejor para mí.

 

Qué ironías tiene la vida, el cazador cazado, de inquisidor, ha quemado, públicamente, por los medios de comunicación y a las puertas de que la justicia le abra las mismas. Esto se repite más que aquellas canciones del verano en la década de los 80, lamentablemente, es una constante dentro del poder que cíclicamente se encuentren las bandas de desalmados siempre metidos entre las faldas del poder, siempre con la caña preparada por lo que se pueda pescar, atrapar…

 

Se ha legislado mucho contra la corrupción, pero las necesidades de parlamentarias han llevado a los partidos en el gobierno, que acaban diluyendo las responsabilidades dentro de nuestro código penal, disminuyendo las penas por malversación, apropiación indebida… y donde no llegue con bajar las penas, se aplican los indultos y donde no lleguen los indultos, siempre les quedará en manga el as de la amnistía. ¿Dónde quedaron aquellas promesas que los políticos no pueden indultar, perdonar a otros políticos? Dime de qué presumes…

 

No es justo decir que todos son iguales, pero los corruptos son todos muy parecidos y la lista de casos de nuestro país, es tan larga que puestos uno tras otro como realizó Irene Montero en una intervención parlamentaria, leyendo solo los de una parte, que asustan a cualquiera. 

 

Echar una mirada al pasado es ver una película de terror, recordando la última legislatura de Felipe González fue terrible, robaron hasta a los huérfanos de la guardia civil. Condenados el director del Banco de España, la Directora del BOE... Lo de Aznar, ver como acabaron la mayoría de sus ministros, solo recordar a su poderoso vicepresidente económico Rodrigo Rato y esa imagen en la cárcel, que decir de los numerosos casos de corrupción con Rajoy.  Por no hablar de lo que puede ser legal, pero éticamente repudiable y en la Comunidad de Madrid saben de esto. El virus de la corrupción sigue galopando entre los que lo promocionan, los que lo esconden y los que están tuertos de tanto mirar para otro lado.  

 

Decía el poeta “español que vienes al mundo, una de las dos españas ha de helarte el corazón”, para la desgracia de todos, con la corrupción, son las dos españas, en el poder, las que nos pueden congelar, desde el bolsillo hasta el alma. Al menos, algunas veces la UCO, ese órgano del servicio de Policía Judicial, saca a la luz lo que tantos delincuentes, de cuello blanco, quisieran que siempre durmiera en la eterna oscuridad. 


INFORMACION SOBRE LA PROTECCIÓN DE TUS DATOS


Responsable: S.E.I. EDETRONIK. S.A

Finalidad: Envío de información solicitada, gestión de suscripción a la web y moderación de los comentarios.

Datos tratados: Comentarios: Datos identificativos (en el caso que te registres en la web) y comentarios.

Legitimación: Consentimiento del interesado.

Destinatarios: Utilizamos MDirector como plataforma profesional de envío de mails. Nos permite ofrecerte un servicio libre de SPAM y con total confidencialidad. Ellos únicamente almacenarán tu correo para poder realizar el envío.

Derechos: Puedes acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos que detallamos en el siguiente link

Información adicional En este link dispones de información adicional y detallada sobre la protección de datos personales que aplicamos en nuestra web.

CERRAR