publicidad

El problema no son las tecnologías es el uso que de ellas hagan los humanos” Luis Collado, directivo de Google, en el XVIII CONGRESO DE EDITORES CLABE. Celebrado en Palencia. 

Palestina e Israel

Palestina e Israel

Los atentados masivos en Israel del grupo terrorista palestino Hamás el pasado 7 de octubre, día de Shabbat y de celebración del Yom Kipur, la fiesta más sagrada judía, ha devuelto a la actualidad la cuestión palestina. El terrorismo, sin embargo, sólo puede ser condenado. Cualquier terrorismo. Estos ataques fueron, además, particularmente crueles, como sus represalias militares. 


En España sabemos de la crueldad terrorista ya que hemos padecido entre otros el separatista de ETA y el islamista. Indiscriminados o en búsqueda de una víctima determinada, son siempre ataques a traición, injustos, innecesarios, inútiles, inaceptables. 

 

La mayoría ciudadana los condena, pero siempre hay minorías para justificarlo con un “sí, condeno, pero …”, alineando equivalencias inapropiadas, o aceptándolos como hacen los que lo apoyan porque les conviene. 

 

Yolanda (Sumar/PCE), Vicepresidenta del Gobierno, pareció ponerse inicialmente de parte de Hamás y Enrique Santiago, Secretario General del PCE, afirmó que es, o no, terrorismo según se mire. Se supone, pues, que si es a favor de los que apoyas no lo es. Bastantes entendían así el de ETA antes de la muerte de Franco y creyeron aquí y allende Pirineos que los terroristas vascos solo luchaban contra la dictadura. Luego mataron a más personas durante la democracia. Los de Bildu les admiran y les brindan homenajes al salir de la cárcel. No todos les apestan tanto como a otros.

 

Con estos ataques terroristas de Hamás desde Gaza, y luego de Hezbolá desde el Sur del Líbano, donde están las fuerzas de interposición de la ONU, los cascos azules de FINUL de la que España es parte, o, asimismo desde Siria, las reacciones mundiales y en España se han dividido básicamente entre apoyar a Israel o a los terroristas. 

 

Hamás controla totalmente la banda estrecha de Gaza donde se hacinan dos millones de palestinos que le vota, aunque son rehenes con síndrome de Estocolmo de estos terroristas que no responden a la Autoridad Palestina sita en Ramala, en Cisjordania. Hamás busca mantener el ciclo actuación-represalia sin importarle las vidas de israelíes ni las de los palestinos de Gaza. 

 

Piden muchos que la ayuda humanitaria no se deje de mandar a los palestinos sin perjuicio que es difícil determinar cuánta acaba en manos de Hamás. Se estudiará, dice la UE …  Tanto EEUU como la UE la quieren mantener e intentan moderar a Israel donde el dolor lleva a querer aplastar toda Gaza para acabar con Hamás. Ya decía Simón de Monforte, que mataba por igual en el siglo XIII a los heréticos albigenses como a sus rehenes, que “Dios los separará”. Sin embargo, siempre queda una semilla que rebrota. EEUU intenta, por su parte, establecer unas zonas seguras en Gaza para civiles y rescatar a los más de doscientos rehenes que tiene Hamás.

 

La UE ha patinado. Inicialmente dura por los atentados de Hamás, acabó recordando el Derecho Humanitario que todas las partes han de observar. Hay que entender que la vacilante Unión son 27 países, 18 Comisarios, 4 Vicepresidentes, la Presidenta Von der Leyen, el Alto Representante para Asuntos Exteriores, Borrell, y Michel, Presidente del Consejo, no siempre unísonos. Un gallinero sin gallo. Falta mucho camino para una UE única, como Dios. 

 

EEUU, RU, Francia, Alemania e Italia firmaron una importante declaración apoyando a Israel al tiempo que reconocían las legítimas aspiraciones del pueblo palestino, declaración de la que estuvo ausente España. Un fracaso internacional de Sánchez que ve como la Italia de Meloni cuenta más por muy extrema derecha que pueda ser.

 

Bien es verdad que nuestro gobierno en funciones está hecho, como Frankenstein, de piezas inconexas y reacciona descoordinadamente, el PSOE presentándose como occidental, a veces sin mucho convencimiento, y Sumar/Podemos apoyando en este caso, en definitiva, a los terroristas. Todo tiene matices, sin duda, pero visto desde fuera, éste es un gobierno esquizofrénico que no puede inspirar confianza. ¿Para qué querer su firma?

 

Además, ¿Hizo enseguida la Presidencia española de la UE un buen gesto de apoyo a Israel en nombre de todos? Von der Leyen fue a Israel. ¿Es España un país occidental o una Turquía del Sur Oeste europeo? ¿Sánchez un mini-Erdogán sin músculo internacional ni regional? El potente “lobby” judío mundial, especialmente el americano, tendrá en cuenta este alineamiento de parte de gobierno español con Hamás. ¿Cómo nuestra política exterior ha llegado a este punto? ¿Cómo van a pedirle firmar los que cuentan en Europa? Una España bicéfala con Sumar restando. ¡Esperen a “Frankenstein II” o “Puigdemont I”! 

 

Albares anunció el envío de aviones militares para rescatar a los españoles atrapados en Israel cuando Portugal ya había sacado a los suyos y algunos nuestros. Por su parte, Egipto no desea a los refugiados de Gaza. Hermanos, sí, pero cada uno en su casa. Queda extraer a los españoles en Gaza.

 

La ofensiva terrorista de Hamás ha torpedeado por ahora el acercamiento de Israel a Arabia Saudí al amparo de los acuerdos “Abraham” que han reconciliado varios países árabes con Israel, una iniciativa de Trump mantenida por Biden. Era ello un importante objetivo de Hamás y de Irán que apoya a Hamás y a Hezbolá. Por su parte, la Liga Árabe, a pesar de sus divisiones, hace lo único que puede: cerrar filas con Gaza. Sus poblaciones así lo sienten.

 

El terrorismo necesita odio y enemigos irreconciliables para respirar y continuará porque lo primero que hicieron los Estados árabes en 1948, cuando la proclamación de la independencia de Israel, aprobada por NNUU, fue invadirlo para echar a todos los judíos al mar. 

 

Por eso, y al igual que con Ucrania y Rusia, ahora, en Israel y Palestina, es necesario aceptar verdaderamente una solución que traiga la paz. En este caso debiera pasar por la solución de los dos Estados, palestino e israelí, perseguida desde siempre y nunca alcanzada. Fue el asesinato de Yitzhak Rabin en 1995 por un judío ultraortodoxo el que impidió aplicar los acuerdos de Oslo que debían desembocar en esos dos Estados, lo que los extremistas judíos y palestinos celebran desde entonces. Hace falta un nuevo Rabin, no un súper conservador como Netanyahu, para reemprender el camino de la paz y alguien de su talante entre los palestinos. ¡Como buscar una aguja en un pajar!

 

Biden llegó a Israel este miércoles por solidaridad con el Estado judío y para atraerse al “lobby” judío de cara a la elección presidencial de noviembre de 2024. Su Secretario de Estado, Blinken, visitó antes Israel y vio también en Ramala al Jefe de la Autoridad Palestina, Abbas, subrayando así que Hamás no es Palestina. Esperemos que Biden tenga resultados positivos.

 


INFORMACION SOBRE LA PROTECCIÓN DE TUS DATOS


Responsable: S.E.I. EDETRONIK. S.A

Finalidad: Envío de información solicitada, gestión de suscripción a la web y moderación de los comentarios.

Datos tratados: Comentarios: Datos identificativos (en el caso que te registres en la web) y comentarios.

Legitimación: Consentimiento del interesado.

Destinatarios: Utilizamos MDirector como plataforma profesional de envío de mails. Nos permite ofrecerte un servicio libre de SPAM y con total confidencialidad. Ellos únicamente almacenarán tu correo para poder realizar el envío.

Derechos: Puedes acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos que detallamos en el siguiente link

Información adicional En este link dispones de información adicional y detallada sobre la protección de datos personales que aplicamos en nuestra web.

CERRAR