publicidad

JUAN MANUEL SANTOS | EXPRESIDENTE DE COLOMBIA

“Construir la paz es más difícil que conseguirla. Requiere modificar prejuicios”

La mejor receta para ser un "Bear" Gourmet

La mejor receta para ser un "Bear" Gourmet

Hola transeúntes de videoclub.

 

El mejor remedio para este inaudito calor es acercarse a vuestro cine de confianza, sentaros en esa mullida butaca especialmente fabricada para ser un soporte vital, indispensable para un viaje cinematográfico lleno de magia.

Impresiona como en su media hora de duración por capítulo es capaz de tanto en tan poco tiempo


Impresiona como en su media hora de duración por capítulo es capaz de tanto en tan poco tiempo

Hablemos claro, en un mundo en el que a veces es muy difícil distinguir entre una buena película y una buena serie, emergen ante nuestros ojos, inesperadamente, piezas transcendentales, interesantes y singulares. 

 

"The Bear" es un diamante en bruto contenedora, no de mucho, si no de muchísimo cine dentro. Este verso audiovisual, oda a la clase trabajadora, nos transporta al Chicago más terrenal, no sin imbuirse de cierto aire fabulesco.

 

El duelo de una perdida, el nudo de un mundo que aprieta sin compasión y el gusto por la comida, los fogones y sus múltiples pasiones, hacen de esta serie, probablemente la mejor serie que un cinéfilo como nosotros puede ver.

 

Es imposible no verse atrapado desde el primer minuto por ella, pues lo onírico de sus primeros segundos, abre paso de forma absolutamente natural y sin ningún artificio, el escenario de esta enriquecedora historia.

 

La sinopsis reza de la siguiente manera: Carmy, un joven chef de alta cocina vuelve a casa, a la ciudad de Chicago, para dirigir la casa de bocadillos Italian Beef de su familia, después del suicidio de su hermano. Mientras lucha por reinventar la tienda y a sí mismo, trabaja junto a un equipo que acaba transformándose en una nueva e inseparable familia.

 

"The Bear" es una prueba más que evidente de lo magnánima que puede ser una ficción cuando está bien escrita, mimando al espectador y respetándolo, ofreciéndonos personajes complejos, llenos de color e inteligencia emocional, junto retratos psicológicos muy bien planteados. Es extremadamente sencillo coger de la mano a estos personajes y dejarnos llevar por esta "deliciosa" ficción, para contarnos cosas de esas de las que de verdad importan.

 

La serie vistiéndose con ropas del mejor Cine Indie, y por momentos rimando con claros homenajes a esos retratos de la gran ciudad que hacía tan bien el maestro Martín Scorsese, combina diálogos trepidantes y escenas más íntimas, dentro de un formato totalmente opuesto a lo que estamos acostumbrados dentro de una narración de este tipo de historias, pues juega a ser una sitcom. Impresiona como en su media hora de duración por capítulo es capaz de tanto en tan poco tiempo. 

 

La labor de su reparto dentro de sus personajes es sobresaliente, Jeremy Allen White, Ebon Moss-Bachrach, Ayo Edebiri, Lionel Boyce, Liza Colón-Zayas, Abby Elliott y Matty Matheson nos hacen disfrutar (y sufrir) a partes iguales.  

 

La realización, el divertido uso de la cámara rápida, subrayando el caos, interno y externo de sus personajes y sus circunstancias, su acertada puesta en escena y una banda sonora bien escogida que, como todos sabemos, le aporta un valor extra a una buena producción, hacen de esta serie algo imperdible. Si además de todo esto, le añadimos el estupendo estudio del mundo culinario (que no en vano por momentos coqueta con aires documentalistas) hacen de esta serie, una pieza audiovisual casi perfecta, y eso mis queridos amigos es H20 cinematográfico del bueno.

 

Gracias a series como esta, después de lamentablemente estar acostumbrados a la cada vez más habitual mediocridad audiovisual, aparecen piezas como "The Bear'" para recordarnos que todo no está perdido, y si está perdido... incluso en la más absoluta de las derrotas, encontraremos belleza.

 

*Dato final: Si aún no estás convencido, 13 nominaciones a los Premios Emmy respaldan a esta serie creada por Christopher Storer que cuenta (por ahora) con dos temporadas disponibles en Disney+. No hay excusa para no verla, como tampoco ninguna justificación para no estar comiendo una deliciosa Banana, quererse mucho, leer un libro o acudir a una sala de cine y seguir viviendo entre celuloides.


INFORMACION SOBRE LA PROTECCIÓN DE TUS DATOS


Responsable: S.E.I. EDETRONIK. S.A

Finalidad: Envío de información solicitada, gestión de suscripción a la web y moderación de los comentarios.

Datos tratados: Comentarios: Datos identificativos (en el caso que te registres en la web) y comentarios.

Legitimación: Consentimiento del interesado.

Destinatarios: Utilizamos MDirector como plataforma profesional de envío de mails. Nos permite ofrecerte un servicio libre de SPAM y con total confidencialidad. Ellos únicamente almacenarán tu correo para poder realizar el envío.

Derechos: Puedes acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos que detallamos en el siguiente link

Información adicional En este link dispones de información adicional y detallada sobre la protección de datos personales que aplicamos en nuestra web.

CERRAR