publicidad

"La vanidad es tan anclada en el corazón del hombre que un soldado, un criado, un cocinero, un cargador se jacta y quiere tener sus admiradores." dijo Blaise Pascal, esto fue en el SXVII sin llegar a saber los efectos de la televisión y las redes sociales. 

Y ahora, ¿qué?

Y ahora, ¿qué?

Ganar a las encuestas, moralmente, es ganar unas elecciones. A Sánchez el PP y la mayoría de las encuestas ya le habían dado por enterrado, pero cuando falta humildad y cordura, los acuerdos con la extrema derecha han pasado su factura asustando a ese voto del centro, en España se dice que el centro nunca gana, pero siempre decide.


Feijóo no ha acabado de conectar con los ciudadanos, cuando lo tenía todo a favor pensó que ganar un debate era ganar unas elecciones y después ha desaparecido, se ha diluido, no ha querido ni ocupar el puesto que le correspondía en un debate a cuatro. 

 

La imagen era terrible, una “izquierda unida” contra la extrema derecha que da más miedo que un nublado a la mayoría de los ciudadanos, quien ha dirigido la campaña del PP ha demostrado que no se fiaba de su propio candidato escondiéndolo cuando tenía que dar la cara ante los demás.

 

No hay mayor derrota, que ser derrotado por tus propias expectativas y la victoria cuando se queda por debajo de las mismas es pírrica e incluso amarga. Sin duda los pactos con la extrema derecha en  las comunidades autónomas, han hecho saltar las alarmas de muchos que ni pensaban votar, les han dado oxígeno a quienes lo tenían muy complicado.

 

Sánchez, lo ha vuelto a hacer, ha vuelto a demostrar que es capaz de reinventarse, de que su manual de resistencia funciona, es político correoso, ese jugador que no da un balón por perdido hasta que acaba el partido, así en la última semana, los tracking diarios dicen que ha recortado sustancialmente las distancias, vamos que la remontada aunque por poco, ha existido y es real.

 

En este circo mediático, y lleno de puñaladas, si alguien tiene mérito en estas elecciones es Yolanda Díaz, hace unos meses ni existía su partido, ha tenido que remar contra todos, pero sobre todo contra los dirigentes de Podemos que no le perdonan el desprecio hecho a Irene, Echenique y compañía. Sin los resultados de Sumar, la izquierda no tendría ninguna posibilidad de estar en el Gobierno y si algunos en lugar de coger rabietas hubieran cogido la papeleta, los resultados hubieran sido mucho mejores.

 

En estas elecciones no todos ganan, hay un claro perdedor Vox. Abascal se ha dejado 19 escaños y muchas plumas, para un gallo que tanto cacareaba demasiado. Algunas afirmaciones, propuestas y actitudes han sido un chorro, una fuente, de votos para la izquierda.  Nadie como Abascal y compañía saben motivar a esa izquierda, que mira la coma que les diferencia entre ellos, pero que tiene muy claro aquello de que los derechos sociales no se pueden perder y el grito de no pasarán les sigue movilizando.

 

Estos resultados los hubieran pedido en todas sus oraciones los grupos independentistas, son un sueño erótico para Puigdemont y amigos, pocas veces un Gobierno puede ser más débil y ellos aún perdiendo muchos escaños, con excepción de Bildu, ser más decisivos. Lo de ERC es para mirárselo, casi la mitad de los votos, y es que Cataluña, con su "Salvador" Illa a la cabeza del PSOE ha conseguido unos de los mejores resultados en mucho tiempo, que no había encuesta ni analista que los hubiera previsto, así cuando nadie lo esperaba, sus 19 escaños son un aval, que hablan de donde mejor se han entendido la política de mano abierta.

 

El bipartidismo ha subido y mucho, vemos que los nuevos partidos duran lo que un azucarillo en el fondo del mar. Ciudadanos en el recuerdo, Podemos en las últimas y Vox camino de la irrelevancia. Desde aquella UCD, el Centro Democrático y Social ha sido un camino minado, Albert Rivera fue un espejismo, los más viejos se acordaron hasta de la operación Roca, y es que aquí no valen ambigüedades, o conmigo o contra mi .

 

La verdadera excepción ibérica son Cataluña y el País Vasco, política y socialmente, micromundos donde los partidos se vertebran por su identidad nacional, con el sistema electoral de múltiples circunscripciones, juegan sus cartas y hacen valer su peso en oro.

 

Y ahora, ¿qué? ¿Cómo se sale de este posible horizonte?, ¿del posible bloqueo institucional?. Feijóo dice que lo va a intentar, pero con menos convencimiento que Mikel Landa en ganar el próximo Tour. Sánchez espera su oportunidad, pero el rompecabezas le puede explotar.

 

¿Otras elecciones en diciembre? Los políticos nos dicen que hable el pueblo, cuando este ha hablado, no les gusta el resultado. Bueno, algo se ha ganado, se ha demostrado que cuando nos quieren robar conquistas sociales somos capaces de levantarnos, de hacer algo revolucionario, como emitir nuestro voto.

 


INFORMACION SOBRE LA PROTECCIÓN DE TUS DATOS


Responsable: S.E.I. EDETRONIK. S.A

Finalidad: Envío de información solicitada, gestión de suscripción a la web y moderación de los comentarios.

Datos tratados: Comentarios: Datos identificativos (en el caso que te registres en la web) y comentarios.

Legitimación: Consentimiento del interesado.

Destinatarios: Utilizamos MDirector como plataforma profesional de envío de mails. Nos permite ofrecerte un servicio libre de SPAM y con total confidencialidad. Ellos únicamente almacenarán tu correo para poder realizar el envío.

Derechos: Puedes acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos que detallamos en el siguiente link

Información adicional En este link dispones de información adicional y detallada sobre la protección de datos personales que aplicamos en nuestra web.

CERRAR