publicidad

JUAN MANUEL SANTOS | EXPRESIDENTE DE COLOMBIA

“Construir la paz es más difícil que conseguirla. Requiere modificar prejuicios”

¿Armagedón occidental?

¿Armagedón occidental?

El mundo occidental es el más desarrollado y el más rico, pero, actualmente, no le va bien. “Los ricos también lloran” era una serie televisiva brasileña. Bancos importantes caen en EEUU, Suiza y Alemania. ¿Un aperitivo? Francia arde con algún que otro millón de manifestantes, muchos violentos, en las calles contra la reforma de las pensiones. En los Países Bajos, un partido contrasistema y rupestre se hace con una mayoría. Y, además, tenemos la invasión imperialista rusa de Ucrania. 

El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, y el primer ministro chino, Li Qiang, en Pekín. Imagen: EP


Por ahora esa guerra es imparable porque bastaría para acabarla que Rusia se retirase de Ucrania, cosa que no va a hacer Putin, pero que tampoco debiera ser motivo para darle gusto. China pretende mediar y asumir un papel más activo en el Mundo mundial. Para ello tendrá que exigir más concesiones de su amiga Rusia, la agresora.

 

El 30 y 31 de este mes, Sánchez está en China. Primer occidental en ver a Xi tras su reciente paso por Moscú y trasladará al nuevo Emperador de la Ciudad Prohibida el sentir occidental que disgusta a medio gobierno español, antiamericano y enfeudado a Putin. En el foro económico de Boao, el “Davos asiático”, Sánchez ha abogado por una relación económica justa y equilibrada entre Europa y China y condenado claramente a Rusia.

 

Igual Sánchez se hace merecedor del premio Nobel para la Paz como sugiere La República asegurando que tras Beijín visitará otras capitales importantes para resolver el conflicto. Improbable, una maldad de ese diario, pero ¿Por qué no? Antes fue el momento de la Cumbre Iberoamericana en la que nuestro Rey ha señalado acertadamente que “los entornos estables, predecibles y competitivos son fundamentales a la hora de atraer nuevas inversiones a la región”. No solo allí.

 

En Francia, Macron difícilmente puede dar marcha atrás tras imponer su reforma de las pensiones de un modo constitucional, pero no parlamentario. No democrático, aseguran los manifestantes. En Europa sorprende la virulencia de la protesta y su causa: subir la jubilación de 62 a 64 años cuando es superior en otros países y seguirá subiendo si bien son los jóvenes los que más parecen protestar en la Galia moderna. ¿Estará agotada la Quinta República, camino de una Sexta, como sugiere Simon Kuper en el Financial Times? La Quinta ya fue una vuelta de tuerca para superar el desorden de la Cuarta … 

 

 

El 30 y 31 de este mes, Sánchez está en China. Primer occidental en ver a Xi tras su reciente paso por Moscú 

 

 

En ese país el gobierno es el cortocircuito de su Presidente, ente divino, pero esta vez ambos parecen estar inmovilizados por la reacción en la calle. ¿Será así hasta el final del mandato de Macron en 2027? Mucho tiempo: cuatro años paralizados, salvo que Macron se fuese antes. El actual gobierno de la señora Borne parece condenado, pero ¿Qué podrá hacer otro gobierno salvo preparar unas elecciones legislativas que, previsiblemente, no favorecerían a los macronitas y podrían llevar a una “cohabitación” con Le Pen o Mélenchon? Para abrocharse el cinturón en todos lados. Por ahora, Borne quiere volver a hablar con los sindicatos.

 

Como toda crisis bancaria, la de ahora asusta. Suele criticarse el rescate de los bancos, pero son el punto central de toda economía. Sin ellos no hay préstamos y sin préstamos la economía se hunde y, en ese caso, adiós a los impuestos, progenitores de las subvenciones estatales. La ruina para todos. Crisis de confianza, sin duda, pero si todos reclaman a la vez sus depósitos el invento se acaba hundiendo. 

 

¿Se frotarán las manos Putin y Xi? ¡Vaya usted a saber y, tampoco, si Rusia interviene para multiplicar el pánico a través de las redes! A China no le viene bien, pues apuesta por comerciar con todos. Amarrarse al mástil de la embarcación y encomendarse, incluso los ateos, a todos los Santos es una solución en cualquier tempestad, pero mejor que los bancos centrales contengan la hemorragia. En Suiza lo han remediado con la rápida fusión forzada por su gobierno del quebrado Credit Suisse con el UBS con una amplia ayuda del banco central helvético.


INFORMACION SOBRE LA PROTECCIÓN DE TUS DATOS


Responsable: S.E.I. EDETRONIK. S.A

Finalidad: Envío de información solicitada, gestión de suscripción a la web y moderación de los comentarios.

Datos tratados: Comentarios: Datos identificativos (en el caso que te registres en la web) y comentarios.

Legitimación: Consentimiento del interesado.

Destinatarios: Utilizamos MDirector como plataforma profesional de envío de mails. Nos permite ofrecerte un servicio libre de SPAM y con total confidencialidad. Ellos únicamente almacenarán tu correo para poder realizar el envío.

Derechos: Puedes acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos que detallamos en el siguiente link

Información adicional En este link dispones de información adicional y detallada sobre la protección de datos personales que aplicamos en nuestra web.

CERRAR