publicidad

Yo lucho por la vida

aunque me venza la muerte, 

recuerdo y deseo,

¡siempre habrá poesía!

Alberto Morate

"Alboroque de poetas"

  Ondina Ediciones

Paz armada

Paz armada

Pintan bastos. En Bajmut los ucranianos siguen resistiendo. Desgastan a los rusos y estos a los de Wagner, un grano cada vez más incómodo para el General Shoigú, eterno ministro de Defensa de Putin. Aún falta la anunciada gran ofensiva rusa. Los favorables a Putin dicen que lo que no llegan son las contraofensivas ucranianas.

Tropas ucranianas en Bajmut. Imagen: EP


Los hay que no tienen vergüenza. Tras más de un año de machaque ruso a la población hermana ucraniana, siguen echándole la culpa de lo que ocurre a los occidentales, a la OTAN, a EEUU. Muchos de ellos salvan a la Unión Europea porque piensan que su destino es convivir a cualquier precio con Rusia, incluso prescindiendo de los americanos.

 

No es así, ni lo será. La UE sabe que gastar más en defensa no es que Europa pueda defenderse sola. Haría falta una Unión Federal con su propia disuasión nuclear. Aunque no estaremos en mucho tiempo en ese estadio, la UE se integra más, pero en otras materias. El Ministro de Exteriores español acaba de asegurar que durante la Presidencia española de la UE se reforzará el vínculo transatlántico porque EEUU es el “aliado natural” de Europa. Evidente.

 

Hay quienes quieren parar la carnicería en Ucrania a cualquier precio, incluso contra la voluntad ucraniana. Algunos, bien intencionados. Otros, favorecen a los rusos. Los más hábiles se sitúan en una aparente neutralidad repartiendo culpas sin reconocer que Rusia nunca quiso entenderse verdaderamente con los occidentales desde que se derrumbó la URSS, antifaz comunista del imperialismo histórico heredado del zarismo. Putin no necesita antifaz.

 

Algunos recuerdan a los curas con sotana de algún colegio, antaño, que paraban una pelea en el recreo afirmando que no querían saber de quién era la culpa. Rabiaban los mayores por no poder seguir pegando al pequeño y éste volvía llorando a casa sin la estilográfica del padrino, arrancada por esos mayores amparados por las sotanas.

 

Si esas sotanas fueran a prevalecer, algo posible, Rusia consolidará la posesión de lo que ha robado, incluida Crimea, y constituirá nuevamente una amenaza de cara al futuro para todos los europeos. Una injusticia escolar aplicable, asimismo, al Vaticano donde Francisco nada y guarda la ropa para salvar su relación con la Iglesia Ortodoxa rusa encabezada por Cirilo I, cómplice de Putin. 

 

 

 

 

Esperemos que Xi Jinping, que visita a Putin esta semana y quiere mediar entre Kyiv y Moscú, intente razonar al ruso en lugar de ayudarle militarmente

 

 

Al principio de la Segunda Guerra Mundial Rusia y Alemania se unieron contra Polonia. Hoy, Putin es como Hitler. Esperemos que Xi Jinping, que visita a Putin esta semana y quiere mediar entre Kyiv y Moscú, intente razonar al ruso en lugar de ayudarle militarmente. Después, cuando acabe la guerra, si no se transforma en un conflicto congelado, como otros heredados de la implosión de la URSS y de Rusia en 1991, habrá que intentar entenderse con Moscú a sabiendas de que su hambre imperial no está saciada y que Putin no tiene palabra. ¿Qué respetará en el futuro si rompió todas las obligaciones internacionales antes contraídas por Moscú?

 

Gracias a Putin la paz mundial dependerá más de que cada uno esté suficientemente armando para disuadir aventurismos ajenos. No es hora de ingenuidades ni de voluntarismos. Es hora de firmeza, de afilar las uñas y gruñir lo que no impide volver a pactar medidas de confianza e inspecciones intrusivas para alejar posibles conflictos sin olvidar que Rusia no es de fiar ni tiene palabra. 

 

Una paz armada con un retorno nítido a zonas de influencia. Una victoria rusa que quiere blindar para sí misma su vecindario cercano. Sin embargo, sus pretendidos súbditos desean acercarse a la UE y, si pueden, a la OTAN para protegerse del Kremlin como Moldavia, tierra irredenta rumana, que se siente amenazada desde Transnistria, pequeña longaniza fronteriza formada desde una presencia militar rusa de la Guerra Fría. En Asía, las antiguas repúblicas sovietizadas desean acercarse a China, la UE y los EEUU. ¿Deberían acatar una prohibición rusa?

 

No ayudará al Kremlin que el Tribunal Penal Internacional pida la detención de Putin por crímenes de guerra, por deportar niños ucranianos a Rusia que se mantiene bajo su control mafioso y fascista.


INFORMACION SOBRE LA PROTECCIÓN DE TUS DATOS


Responsable: S.E.I. EDETRONIK. S.A

Finalidad: Envío de información solicitada, gestión de suscripción a la web y moderación de los comentarios.

Datos tratados: Comentarios: Datos identificativos (en el caso que te registres en la web) y comentarios.

Legitimación: Consentimiento del interesado.

Destinatarios: Utilizamos MDirector como plataforma profesional de envío de mails. Nos permite ofrecerte un servicio libre de SPAM y con total confidencialidad. Ellos únicamente almacenarán tu correo para poder realizar el envío.

Derechos: Puedes acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos que detallamos en el siguiente link

Información adicional En este link dispones de información adicional y detallada sobre la protección de datos personales que aplicamos en nuestra web.

CERRAR