< Diciembre 2022 >

COP 27: un paso hacia la justicia climática, con el compromiso justo

El presidente de EEUU Joe Biden durante su intervención en la COP27. Imagen: EP

COP 27: un paso hacia la justicia climática, con el compromiso justo

La cumbre, como todos sabemos, es la parte más elevada de una montaña. Confiamos en que, desde ese lugar, se ha de tener una visión más amplia del paisaje, una vista única que abarca todo el panorama y reservada únicamente para unos pocos capaces de culminar la cúspide. Del mismo modo se podría pensar de quienes acuden a otras cumbres, en este caso las del Clima: deberían ver más allá que quienes observan el paisaje desde cotas más bajas. 

Este pasado fin de semana, se ha clausurado una de esas cumbres, la Conferencia de las Naciones Unidas para el Cambio Climático (COP 27), celebrada en Egipto, en la ciudad de Sharm el Seikh, un paradisiaco enclave entre el desierto de la península del Sinaí y el mar Rojo.

 

Lamentablemente, a la luz de los resultados cosechados, ni la atribuida visión panorámica, ni la belleza del lugar de celebración han servido de inspiración a las autoridades de los 200 países asistentes para alcanzar un acuerdo verdaderamente ambicioso. Una vez más, las expectativas depositadas en estas reuniones por la sociedad civil, una parte importante de los científicos, incluso algunos gobiernos y líderes políticos, se han visto truncadas, especialmente en lo referente a la reducción de las emisiones.

 

Tanto el Vicepresidente de la Comisión y responsable del Pacto Verde Europeo, Frans Timmermans, como la Vicepresidenta tercera y ministra española para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, han mostrado con sus declaraciones su insatisfacción con el acuerdo alcanzado, al no conseguir que se acepten sus demandas en cuanto a la mitigación de emisiones de gases de efecto invernadero.

 

El elevado nivel de incertidumbre, el riesgo probable de recesión de muchas economías y el complejo contexto geopolítico no han favorecido el que los países más contaminantes, como China, Estados Unidos y La India, que aglutinan más del 50% de las emisiones mundiales, aceptasen propuestas más ambiciosas en materia de reducción de emisiones que las alcanzadas hace un año en la conferencia de Glasgow. Los compromisos actuales, a tenor de los estudios científicos presentados, siguen estando muy por debajo de lo necesario para reducir de forma significativa el calentamiento global y alcanzar el objetivo de no superar los 1,5ºC respecto a los niveles preindustriales.

 

El mismo rechazo ha tenido la propuesta inicial de la COP27 de avanzar en la reducción del uso de los combustibles fósiles como el gas o el petróleo, un objetivo que ya en la cumbre del año pasado resultó sumamente controvertido y que, de nuevo este año, ha contado con el veto de los principales países productores de petróleo y de Rusia, al considerar que esta medida es inoportuna y va en contra de sus intereses económicos. 

 

Tras más de dos semanas de intensas negociaciones y el rechazo inicial de EE.UU., la UE y Japón, lo mejor de esta cumbre ha sido el compromiso de crear un fondo para que los países más vulnerables puedan hacer frente a las pérdidas y daños que les ocasiona el cambio climático. Este tema ha sido recurrente desde la primera de las reuniones en 1995 y se ha ido posponiendo desde entonces por la falta de voluntad de los países más avanzados. 

 

 

 

Una vez más, un mar de nubes impide ver con claridad la realidad del paisaje a quienes observan desde la cumbre.

 

 

Tras este planteamiento subyace el deseo de muchos países en desarrollo y del actual Secretario General de la ONU, Antonio Guterres, de reconocer que el innegable cambio climático que ya padecemos afecta cada vez a más personas, especialmente en países en desarrollo, siendo en muchos casos los que menos contaminan y los que presentan una mayor vulnerabilidad frente a sus efectos.

 

Pero no deben echarse las campanas al vuelo porque, si bien la petición mayoritaria de “justicia climática” se ha concretado en el acuerdo de constitución del Fondo para Pérdidas y Daños, el texto finalmente suscrito conlleva los compromisos mínimos e imprescindibles.

 

Por un lado, contempla que el fondo se destine únicamente a aquellos países “especialmente vulnerables” y no a todos los países en desarrollo, sin concretar qué condiciones han de cumplir los países para integrarse en esa categoría. 

 

Por otro lado, el acuerdo alcanzado carece de concreción respecto al mecanismo de financiación de dicho fondo y tan solo menciona de manera explícita al Banco Mundial y al Fondo Monetario Internacional como posibles colaboradores en la financiación. En este aspecto, los países de la OCDE pretenderían que las aportaciones no corrieran solo a su cargo sino que el fondo fuera financiado también por otros países especialmente responsables de las emisiones como sería el caso de China. 

 

En definitiva, una vez más, un mar de nubes impide ver con claridad la realidad del paisaje a quienes observan desde la cumbre. Esta decepcionante COP27 finaliza sin alcanzar un acuerdo expreso para eliminar el uso de los combustibles fósiles y con un compromiso de mínimos para salvar la reunión frente a los países más afectados por el cambio climático. Casi con toda probabilidad, el impulso necesario para la puesta en marcha de ese fondo de compensación el año próximo quedará sujeto a los avances que se produzcan en el transcurso de la guerra en Ucrania y a la adecuada evolución de la inflación y del crecimiento económico mundial.

 

INFORMACION SOBRE LA PROTECCIÓN DE TUS DATOS


Responsable: S.E.I. EDETRONIK. S.A

Finalidad: Envío de información solicitada, gestión de suscripción a la web y moderación de los comentarios.

Datos tratados: Comentarios: Datos identificativos (en el caso que te registres en la web) y comentarios.

Legitimación: Consentimiento del interesado.

Destinatarios: Utilizamos MDirector como plataforma profesional de envío de mails. Nos permite ofrecerte un servicio libre de SPAM y con total confidencialidad. Ellos únicamente almacenarán tu correo para poder realizar el envío.

Derechos: Puedes acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos que detallamos en el siguiente link

Información adicional En este link dispones de información adicional y detallada sobre la protección de datos personales que aplicamos en nuestra web.

CERRAR