¡Dejen a la Infancia en paz!

Aprendamos de Suecia, Reino Unido, Francia y otros países que favorecieron hace años la transición de un sexo a otro de niñas y niños y han frenado esa política al comprobar las consecuencias negativas e irreversibles que los tratamientos hormonales y/o quirúrgicos tienen en los menores

Manifestación feminista contra la Ley Trans que no protege a la Infancia

¡Dejen a la Infancia en paz!

Aprendamos de Suecia, Reino Unido, Francia y otros países que favorecieron hace años la transición de un sexo a otro de niñas y niños y han frenado esa política al comprobar las consecuencias negativas e irreversibles que los tratamientos hormonales y/o quirúrgicos tienen en los menores

Mi grito responde al contenido del Auto dictado hace unos días por el juez –sustituto- del Juzgado encargado del Registro Civil de Ourense, que ha autorizado el cambio registral del sexo de un menor, una menor, de 8 años de edad, por estimar que “ostenta suficiente madurez y disfruta de una notoria y manifiesta estabilidad emocional y sensitiva”.

A estas conclusiones ha llegado el juez sustituto Darío-Carpio Estévez, sin encomendarse a nadie más que a sí mismo, que debe ser experto en todo, pero que nunca superó la oposición para acceder a la judicatura. Y digo que se sobró y bastó él solo para llegar a esas conclusiones, porque la única prueba que llevó a cabo para tomar tan transcendente decisión, fue escuchar el mismo al menor. No recabó el dictamen de ningún especialista, a pesar de que los tiene a su disposición y totalmente gratuitos para la ciudadanía; en concreto, los gabinetes psicológicos de las clínicas médico forenses están a su disposición para realizar esa función pericial. Nada tiene que ver el conocimiento de la ciencia jurídica que se le supone al juez, con el de la ciencia de la Psicología o la Psiquiatría, que son las ramas de la ciencia de las que se debería haber auxiliado ese juez para resolver la cuestión que unos progenitores le habían sometido, consistente en la solicitud del cambio registral del sexo de una hija, para rectificarlo y en su lugar hacer constar varón.

Solo la tramitación de la conocida como ley trans ya trae como consecuencia este dislate jurídico, y no quiero pensar qué ocurrirá si es que llega a aprobarse por las Cortes.

Como también yo soy jurista, aunque no he escuchado al menor, pero tengo mi experiencia de la vida, le diré a este juez que debería saber que a los 8 años de edad no se tiene madurez ni se ha formado la personalidad. Que la madurez es el estado en el que se ha alcanzado desarrollo y eso nunca ocurre a los 8 años de edad.  Que una persona madura significa que comprende el alcance y la transcendencia del acto que solicita; que sabe conoce que, en su caso, las consecuencias pueden ser irreversibles en caso de hormonación o cirugía: siendo mujer de nacimiento, su sexualidad se verá muy perjudicada y su salud y capacidad reproductiva se eliminan. 

Es muy importante atender las recomendaciones de las sociedades científicas. El Grupo de Identidad y diferenciación Sexual de la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (GIDSSEN) ha publicado un documento titulado: Posicionamiento: Disforia de Género en la infancia y la adolescencia. Grupo e Identidad y Diferenciación Sexual de la Sociedad Españana de Endocrinología y Nutrición (GIDSEEN). De él extraigo el siguiente párrafo: 

“Respecto a la persistencia, diferentes estudios dan resultados dispares, pero hay un denominador común: la persistencia en niños es claramente menor que en adultos. Los datos de persistencia indican que una gran mayoría (80-95%)de niños prepuberales que dicen sentirse del sexo contrario al de nacimiento, no seguirá experimentando tras la pubertad la disforia de género, dificultando con ello el establecimiento de un diagnóstico definitivo en la adolescencia”.

La prudencia debe ser la norma cuando se trata de menores, porque la persistencia se sitúa entre el 5 y el 20%. Este juez debería escuchar a las madres agrupadas en la Asociación AMANDA, que le explicarían cómo muchas niñas y niños, sobre todo las primeras, que presentan Disforia de Género de Inicio Rápido, en un alto porcentaje, suelen tener otros problemas no diagnosticados, como son trastornos alimenticios, son TDAH o autismo. Mucho malestar de niñas y niños se reconduce actualmente como disconformidad con el sexo que se tiene al nacer y se los convierte en niñas y niños trans ¡Qué barbaridad!!Que alguien los proteja! 

Es de suponer que el Fiscal habrá recurrido el Auto del juez de Ourense y que la Audiencia Provincial corregirá esta resolución judicial. Porque contraviene e interpreta mal la legislación actualmente aplicable al asunto.

En efecto. Mientras no sea derogada por otra ley posterior, el marco legal aplicable es la Ley 3/2007, de 15 de marzo. Reguladora de la rectificación del sexo registral, que permite el cambio de sexo en la inscripción del Registro Civil solo a las personas mayores de edad.

Este extremo de la Ley fue declarado inconstitucional por el pleno del Tribunal Constitucional, en la sentencia número 99/2019, de 18 de julio, en la que la declaró constitucional, salvo el artículo 1.1, que decidió:

 “declararlo inconstitucional, pero únicamente en la medida que incluye en el ámbito subjetivo de prohibición a los menores de edad con y que se encuentren en .

Esta es la norma de aplicación al caso que el juez debió aplicar y no otra que se encuentra en tramitación, por la sencilla razón de que aún no es ley; se trata de un proyecto de ley y el juez, sustituto, como todos los demás jueces, está sometido al principio de legalidad.

La sentencia del Tribunal Constitucional tuvo un voto particular de la magistrada Encarna Roca que manifestó su desacuerdo con la misma por la imprecisión y la confusión que añadía a la cuestión planteada, toda vez que no se indica en la misma quién y cómo se ha de determinar la suficiente madurez del menor y el grado de estabilidad de la transexualidad, apreciaciones que comparto pues esas imprecisiones generan inseguridad jurídica a las y los justiciables y a todos los operadores jurídicos. Y la resolución que vengo comentando es una prueba evidente.

Porque con 8 años de edad ni un niño ni una niña tienen suficiente madurez. A esa edad, según especialistas, se está comenzando la tercera infancia (que va de 7 a 11 años) edad en la que se preguntan el porqué de las cosas (pero no tienen respuesta y menos definitivas), en la que aparecen crisis de ideas y crisis intelectuales; en la que son críticos y críticas con lo que les rodea… es decir, es edad de dudas y no de certezas. Y la manera de proceder, a mi modesto entender, de unos progenitores respecto a descendientes de esas edades, es acompañarles, vigilar, ayudar y no precipitar decisiones que son propias de la edad adulta. Piénsese que a esa edad la legislación no permite tomar decisión alguna a menores ni en relación a su persona ni en relación a sus bienes, si los tienen. Es contrario a ley que se autorice el cambio de sexo en el Registro Civil solo con la petición del menor representado por sus progenitores, sin contar con el dictamen pericial de quien puede opinar con conocimiento sobre su madurez y estabilidad en la situación de transexualidad, requisitos que exige la doctrina constitucional, que el juez ha obviado.

En una entrevista concedida por el juez en cuestión al Diario La Región, afirma que el niño es muy maduro porque piensa desde hace mucho tiempo como varón (¡misoginia pura!); que saca buenas notas, notables y sobresalientes (¿y por eso es varón y no niña?, le pregunto). Tomo nota de la vinculación que en esta resolución judicial se da entre el pensamiento misógino y el pensamiento transgenerista.

Dejen que la infancia y la adolescencia viva y se desarrolle en paz; aprendamos de las experiencias de Suecia, Reino Unido, Francia y otros países que favorecieron hace años la transición de un sexo a otro de niñas y niños y han frenado esa política porque han comprobado las consecuencias negativas e irreversibles que los tratamientos hormonales y/o quirúrgicos tienen en los menores. Aprendamos de esos países, escuchemos a los científicos y actuemos con suma prudencia, porque el futuro de nuestras niñas y niños está en juego.

Noticias relacionadas

INFORMACION SOBRE LA PROTECCIÓN DE TUS DATOS


Responsable: S.E.I. EDETRONIK. S.A

Finalidad: Envío de información solicitada, gestión de suscripción a la web y moderación de los comentarios.

Datos tratados: Comentarios: Datos identificativos (en el caso que te registres en la web) y comentarios.

Legitimación: Consentimiento del interesado.

Destinatarios: Utilizamos MDirector como plataforma profesional de envío de mails. Nos permite ofrecerte un servicio libre de SPAM y con total confidencialidad. Ellos únicamente almacenarán tu correo para poder realizar el envío.

Derechos: Puedes acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos que detallamos en el siguiente link

Información adicional En este link dispones de información adicional y detallada sobre la protección de datos personales que aplicamos en nuestra web.

CERRAR