Facebook, se venden bebés

La trata de mujeres con fines reproductivos y el mercado de personas recién nacidas han resucitado el esclavismo, porque qué otro nombre puede darse a la compra de veinte bebés de veinte madres explotadas reproductivamente en Ciudad de México. ¿Para quién y, sobre todo, para qué destino terrorífico se pretende comprar al por mayor esos veinte bebés?

Se compran 20 bebés por gestación subrogada en Ciudad de México

Facebook, se venden bebés

La trata de mujeres con fines reproductivos y el mercado de personas recién nacidas han resucitado el esclavismo, porque qué otro nombre puede darse a la compra de veinte bebés de veinte madres explotadas reproductivamente en Ciudad de México. ¿Para quién y, sobre todo, para qué destino terrorífico se pretende comprar al por mayor esos veinte bebés?

El avance en la realidad virtual hace posible que se lleven a cabo simulaciones de violación con un efecto tan real como la que denunció recientemente una usuaria del metaverso de Facebook. Marck Zuckerberg no tardó en tomar medidas para que esta situación que saltó a los medios de todo el mundo no vuelva a repetirse. Sin embargo, hay cosas que ocurren desde hace mucho tiempo en el Facebook clásico contra las que Zuckerberg no toma ningún tipo de medida. ¿Nadie le ha dicho que en Facebook se compran y venden órganos? ¿Ignora Zuckerberg que en Facebook se compran y venden niños y niñas y se acuerdan adopciones ilegales? ¿Sabe Zuckerberg que Facebook es ese lugar de encuentro donde confluyen agencias de subrogación, reclutadoras de mujeres y compradores de personas recién nacidas por encargo y contrato o sin contrato? ¿Es posible que desconozca ese submundo que se mueve en su propia plataforma? 

 

Y lo mismo podríamos preguntarnos de su otra propiedad, WhatsApp, donde existen grupos en los que se opera de manera muy similar que en Facebook y es aquí donde muchas veces se ultiman y redondean los negocios. Digamos que Facebook es el primer escalón de entrada al infierno y Whatsapp el noveno círculo, pero no hace falta ser una hacker experimentada para entrar en ellos, basta con tener la app instalada y una cuenta en la red social. Cualquier parecido con ese mundo aséptico y color pastel de las agencias de vientres de alquiler es pura coincidencia, como también es pura coincidencia cualquier parecido con esa pretendida respetabilidad de académicos y académicas, políticos y políticas, jueces y juezas que promueven, aprueban y autorizan la gestación subrogada desde sus estrados, desde sus escaños, desde los tribunales de justicia. Lo que encontramos en esos grupos es un mercado de carne cruda que se ampara unas veces en la legalidad y otras en la pasividad de los Estados frente al crimen organizado, la corrupción de sus instituciones y el laissez faire del dueño de ambas plataformas. Un mercado de personas que ha resucitado el esclavismo, porque qué otra cosa es la compra de veinte bebés de veinte madres explotadas reproductivamente en Ciudad de México. Aterroriza pensar para quién y para qué fin estarán destinados esos bebés comprados al por mayor.

 

Corrupción en organismos públicos

Conocemos las artimañas empleadas para hacer una doble partida de nacimiento en el registro a nombre de los compradores de bebés y que sean éstos los que aparezcan como padre y madre de la criatura comprada. Lo sabemos porque personas que ponen precio a esa operación lo explican con pelos y señales en esos grupos y a nadie se le escapa que cuentan con la complicidad de funcionarios corruptos en los registros. 

 

Pongamos que se llama Rosa, por ejemplo. Rosa es miembro de grupos de gestación subrogada en Facebook y WhatsApp y ofrece sus servicios para tramitar registro garantizado de bebés nacidos de gestación subrogada a nacionales y extranjeros en México. Dice dedicarse a la gestoría en registro civil y asegura tener contactos por el trabajo que desempeña. Se jacta de tener una amplia experiencia en este tipo de gestiones fraudulentas para clínicas de reproducción asistida y agencias de vientres de alquiler. También trabaja para médicos y abogados que le refieren casos de clientes extranjeros. El coste de la operación es de 50000 pesos mexicanos (unos 2200 euros) y cobra la mitad por adelantado, en un trámite que dura de 10 a 15 días como máximo. Además del dinero, sólo necesita la documentación de los compradores del bebé para obtener acta de nacimiento nueva y CURP (Clave Única de Registro de Población) donde no aparezca el nombre de la madre del bebé y sólo aparezcan los nombres de los compradores como padre y madre de la criatura, pudiendo elegir también una nueva fecha de nacimiento y otro nombre. Para resumir y en palabras de la propia Rosa, lo que ella hace es conseguir la hoja hospitalaria de alumbramiento del bebé (entre sus contactos hay médicos que la ayudan) y generar en el registro un acta de nacimiento nueva, de forma que los bebés nacidos a través de gestación subrogada no tengan vínculo filial con la madre en ese nuevo documento y sí aparezcan los nombres de los compradores como progenitores. Eso no significa que el acta de nacimiento original del bebé se destruya, sino que se genera otra con datos falsificados, que es la que los compradores tendrán en su poder. La conclusión obvia es que un mismo bebé tendrá dos actas de nacimiento, una con datos reales y la otra con datos falsificados, que es la que se entrega a los compradores, siempre con la confianza de que, si viven en el extranjero, su «hijo» nunca necesitará recurrir al registro civil de origen para solicitar un acta de nacimiento y, por lo tanto, hay escasas probabilidades de se descubra el chanchullo. 

 

 

Migración y trata de mujeres con fines de explotación reproductiva

 

Son innumerables las entradas en Facebook con ofertas a mujeres para ser transportadas a otros países. Buscan a mujeres en todo el mundo para ser trasladadas a cualquier parte del planeta, a países donde la gestación subrogada es legal o se tolera y a países donde está prohibida, lo que nos hace suponer que el delito de simulación de parto es algo más común de lo que se cree. 

 

Buscan a mujeres para ser trasladadas a EEUU, algo muy común que ofertan las agencias de gestación subrogada en todo el mundo, sobre todo los llamados programas cross border entre México y Estados Unidos, debido a que la remuneración que recibe la gestante mexicana es significativamente inferior a la que cobra una californiana, por ejemplo, aunque también se ha visto ofrecer algo tan impreciso como el pago de matrícula en estudios superiores a cambio de la gestación y la entrega del bebé recién nacido. 

 

Pero también las buscan para ser trasladadas a Canadá, a España, a Argentina… a cambio de cantidades irrisorias, entre 1600 y 3000 euros por todo el proceso del embarazo, el parto y la entrega del bebé, ya que existe una evidente guerra de precios y las mujeres muy necesitadas aceptan cualquier retribución, hasta tal punto que si una pide cantidades superiores es mal vista. Existe una especie de pacto tácito en el precio y están habituadas al regateo por parte de los clientes, esos que luego hablan de «su gestante» como seres maravillosos, hadas, ángeles; esos mismos clientes que, en cambio, no se atreven a regatear un céntimo a las agencias de vientres de alquiler.

 

Buscan mujeres en Camboya para que vayan a pasar el embarazo en India con la promesa de recibir pago de la agencia, a pesar de que en India está prohibida la subrogación de todo tipo para extranjeros y, recientemente, también la comercial para nacionales. Buscan mujeres en la República Checa para ser trasladadas a Alemania y a ucranianas para ser trasladadas a la República Checa, a Chipre, a Polonia, a Kazajistán o a Bruselas, en el mismo corazón de Europa. Buscan mujeres para ser trasladadas a Gran Bretaña, a Pakistán… Como ocurre con la explotación sexual, no hay país en el mundo que esté libre de trata de mujeres con fines de explotación reproductiva. 

 

 

Ninguna de esas mujeres regresa al grupo para comentar cómo fue su experiencia en el extranjero y de sobra es sabido que muchas no reciben la cantidad de dinero acordada o no son pagadas y que incluso se quedan abandonadas en el país de destino y a sus espaldas la deuda contraída en el hospital. 

 

Existen también mujeres que entran en esos grupos para ofrecerse como gestantes en cualquier país del mundo, con el fin de escapar de la pobreza. Sudafricanas, venezolanas, brasileñas.... Mujeres de cualquier nacionalidad en la ruina más total y absoluta dispuestas a cualquier cosa con tal de sobrevivir ellas mismas y sus hijas e hijos, como esa mujer argentina de 27 años y madre de una niña de 7 que ofrece su vientre sólo a cambio de salir del país, o esa mujer que ofrece a su propia hija de 25 años por necesidad económica. O como esa mujer de Nigeria dispuesta a alquilar su vientre gratis en EEUU, sin que se hagan esperar comentarios del tipo «qué buena mujer», «ángel de Dios», «ojalá muchas mujeres fueran como tú», «qué bendición».

 

Proliferan anuncios de agencias y clínicas de vientres de alquiler de todo tipo, incluso agencias que practican el llamado modelo «tradicional», que consiste en inseminar a una mujer que aporta sus propios óvulos para dar a luz un bebé que será entregado a otras personas. Es obviamente un procedimiento que abarata el precio de la operación, ya que se ahorra el coste de los ovocitos, la fecundación in vitro y el implante de embriones. Recientemente, una de esas clínicas publicó un post diciendo que una mujer estaba ya embarazada pero que el IP (intentional parent) no había vuelto a dar señales de vida en tres meses ¡y ofrecen esa mujer embarazada a quien quiera continuar «el viaje»! 

 

 

He visto a reclutadoras anunciar que tienen un «papito» con VIH buscando gestante, asegurando que esa circunstancia no es ningún problema, ya que el semen ha pasado por el procedimiento de lavado, y he visto cómo, sin hacer más preguntas, había mujeres que se ofrecían a ello.

 

Una agencia de EEUU oferta mujeres gestantes para ser trasladadas a Gran Bretaña y que la sanidad pública se haga cargo de su atención durante el embarazo y en el parto –de altísimo riesgo vital–, ya que las características de estas mujeres, de hasta 45 años y con cinco cesáreas en su cuerpo, no cumplen los requisitos exigidos a las «gestantes» en USA.

 

 

Adopciones ilegales y compraventa de menores

 

Hay personas de todas las nacionalidades demandando menores en adopción y arreglos con las madres de bebés ya nacidos o por nacer. 

 

Hemos visto con nuestros propios ojos cómo se expone con todo lujo de detalles en Facebook la venta de una bebé a una pareja y cómo la compradora se retracta y decide no hacerse cargo de la niña después de haber pagado a su madre por ella y de tener a su disposición los documentos falsificados, hoja de nacimiento y CURP, expuestos con nombres y apellidos a la vista de quien los quiera mirar

 

O el caso de esa mujer que cuenta en un grupo de Facebook que la «señora» para la que estaba gestando la «despidió» y que ahora, embarazada ya de 20 semanas, se encuentra con que tiene que hacerse cargo de otro bebé que se sumaría a otros tres hijos muy pequeños que ya tiene y que la agencia se niega a proporcionarle datos de la cliente para exigirle responsabilidades. Esta mujer se ofrece para ser acompañada en lo que le queda de embarazo por alguien que quiera adoptar el bebé, que la acompañe a hacerse las pruebas prenatales y «todo lo demás». Lo ofrece como una experiencia total, un «caro lujo» del que alguien aún puede disfrutar. 

 

Recientemente, una reclutadora de mujeres gestantes narraba el caso de dos mujeres que estaban embarazadas por encargo –con una diferencia de tres semanas– para la misma pareja. Que esa pareja encontró un bebé ya nacido en adopción (seguramente comprado) y las había dejado en la estacada, encontrándose ambas en ese momento en poder de la agencia. No se hicieron esperar las ofertas para «adoptar» a esos bebés en cuanto nacieran, cuando todo el mundo sabe que una adopción legal va por otros cauces. Pero, evidentemente, las mafias funcionan para hacer que todos los deseos se hagan realidad a cambio de dinero. 

 

 

¿Alguien cree que la legalización de la gestación subrogada –para garantizar, según dicen sus defensores, los derechos de todas las partes– va a disuadir a una mafia sólidamente asentada y en constante expansión? Obviamente, no, porque sabemos que explotación sexual y reproductiva, allí donde se ha regulado, sólo ha servido para atraer a más mafia y ha redundado en más trata, más violaciones de derechos y más violencia contra las mujeres y las niñas.

 

______

Este reportaje no se hubiera podido hacer sin la inestimable ayuda de personas infiltradas en grupos de Facebook y WhatsApp. A ellas mi reconocimiento y gratitud.

 

 

INFORMACION SOBRE LA PROTECCIÓN DE TUS DATOS


Responsable: S.E.I. EDETRONIK. S.A

Finalidad: Envío de información solicitada, gestión de suscripción a la web y moderación de los comentarios.

Datos tratados: Comentarios: Datos identificativos (en el caso que te registres en la web) y comentarios.

Legitimación: Consentimiento del interesado.

Destinatarios: Utilizamos MDirector como plataforma profesional de envío de mails. Nos permite ofrecerte un servicio libre de SPAM y con total confidencialidad. Ellos únicamente almacenarán tu correo para poder realizar el envío.

Derechos: Puedes acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos que detallamos en el siguiente link

Información adicional En este link dispones de información adicional y detallada sobre la protección de datos personales que aplicamos en nuestra web.

CERRAR