Negacionistas, terraplanistas, neofascistas, la índole humana

Negacionistas, terraplanistas, neofascistas, la índole humana

A pesar de haber soportado en el siglo XX el auge del fascismo y el nazismo, que generaron dos Guerras Mundiales. De haber soportado durante décadas de post-guerra, la Guerra Fría del telón de acero, el enfrentamiento entre el eje capitalista ultra-liberal (Estados Unidos y parte de Europa) y el comunismo cerrado (URSS, Chinabels, Corea y otros países asiáticos). A pesar de haber soportado exterminios y matanzas sin duelo, entre estos bloques geopolíticos, además de la pérdida de decenas de vidas humanas a causa de pandemias sanitarias de toda índole, la humanidad no ha aprendido mucho. No solo de pandemias, sino también de fascismos y atentado a las democracias. 

Nunca ha sido más cierta la afirmación atribuida, entre otros, al filósofo español Jorge Agustín Nicolás Ruiz de Santayana cuando dijo: “Aquellos que no recuerdan el pasado están condenados a repetirlo”. Llevamos transitados ya más de 21 años de este nuevo siglo XXI que los más optimistas creyeron sería un salto hacia delante en términos evolutivos de la sociedad humana. Pero la realidad nos demuestra que no va a ser así.

La deseada globalización de la humanidad, en pos de una misma conciencia social para todos, ha derivado únicamente en una globalización económica basada en los dogmas neoliberales que solo han generado la deslocalización de los procesos de producción. Con lo que se han minimizado los costes laborales, pero a costa de la explotación salarial y el abuso en el tercer mundo. Lo cual ha aumentado la brecha de la desigualdad y ha hecho a los ricos más ricos, y a los pobres cada vez más pobres.

Todos estos hechos objetivos, han tenido como resultado que una, cada vez mayor, parte de la ciudadanía de los países desarrollados y por cierto, siendo los que menos estamos sufriendo estas consecuencias negativas de la ya mencionada globalización,

Como consecuencia de esto, los ciudadanos concienciados cada vez sentimos más desafección, más desilusión, y menos respeto por el modelo de sociedad en el que vivimos. También hay mucho rechazo entre la clase media, por un sistema que consideran les ha arrebatado privilegios, y algunos derechos haciendo que sus condiciones de vida empeoren con respecto a épocas pasadas. Es sorprendente que en este periodo histórico que nos ha tocado vivir, en países que como España -con una calidad de vida importante- dónde están cubiertas nuestras necesidades fundamentales, sin embargo, crezca esta desafección por un sistema social que, aunque imperfecto, es el menos malo de los que históricamente hayan existido.

En esta época que vivimos, aquí en España, la mayoría de los ciudadanos y ciudadanas españolas, han tenido el privilegio de poder acceder a una buena educación pública. Incluso, nunca las nuevas generaciones tuvieron tan fácil el poder obtener formación universitaria, y un grado de libertad nunca visto en décadas anteriores. Nunca, acceso a todo tipo de información ha sido tan fluído como en estos años. Y aún así, no sabemos cómo se puede explicar el auge del negacionismo y del terraplanismo, en resumen, de la ignorancia y de la insolidaridad humanas.

Pero como bien dijo el sabio Albert Einstein: "dos cosas son infinitas: la estupidez humana y el universo; y no estoy seguro de lo segundo". Y si se me permite, haciendo un paralelismo con el Segundo Principio de la Termodinámica, que afirma que la cantidad de entropía del universo tiende a incrementarse con el tiempo, yo, humildemente me atrevo a decir que la cantidad de la ignorancia humana, también, tiende a incrementarse con el tiempo.

Por desgracia no existen soluciones sencillas para los problemas complejos que tenemos que abordar como sociedad globalizada, pero existe una parte de la población que solo escucha a quienes les dicen lo que quieren oír. Puesto que la ignorancia y la estupidez humanas se incrementan con el tiempo es fácil concluir que en la actualidad es mucho más sencillo manipular a las masas que en años anteriores. Triste.

Los 11 principios de la propaganda nazi de Joseph Goebbels están hoy más vigentes que nunca en las «fake news» o noticias falseadas. Muchos irresponsables líderes populistas lo saben y lo utilizan como estrategia para conseguir votos y poder político. Sin atisbar un ápice de vergüenza.

Arengar a las masas, cada vez más abotargadas de sobre información y mentiras, a base de soflamas populistas basadas en la doctrina de manipulación goebbeliana, no resulta nada difícil para personajes que dominan la oratoria y el marketing electoral. Sí además saben utilizar todos los canales puestos a su disposición por los medios de comunicación, ávidos de aumentar sus audiencias... al final pasa lo que pasa.

Tenemos el enemigo dentro de nuestro propio sistema, negacionistas, terraplanistas, neofascistas, nostálgicos del franquismo, políticos que se aprovechan de la democracia para posicionarse. Que nunca aceptan los resultados electorales cuando no les favorecen y mienten sin pudor, es de manual. Es de primero de fascismo…

Aquí en España, poco favor hacen al sistema democrático líderes como Casado, Arrimadas y otros líderes que blanquean a los fascistas de VOX, y dudan de la legitimidad de un gobierno emanado de las urnas. Se puede ser fascista por actos, por negación y por omisión.

La democracia está en peligro, y es nuestro deber, el de los verdaderos patriotas, cuidarla y defenderla. No podemos perder a manos de los populistas irresponsables que manipulan a los ignorantes, lo que tanto tiempo y sufrimiento nos ha costado conseguir.

INFORMACION SOBRE LA PROTECCIÓN DE TUS DATOS


Responsable: S.E.I. EDETRONIK. S.A

Finalidad: Envío de información solicitada, gestión de suscripción a la web y moderación de los comentarios.

Datos tratados: Comentarios: Datos identificativos (en el caso que te registres en la web) y comentarios.

Legitimación: Consentimiento del interesado.

Destinatarios: Utilizamos MDirector como plataforma profesional de envío de mails. Nos permite ofrecerte un servicio libre de SPAM y con total confidencialidad. Ellos únicamente almacenarán tu correo para poder realizar el envío.

Derechos: Puedes acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos que detallamos en el siguiente link

Información adicional En este link dispones de información adicional y detallada sobre la protección de datos personales que aplicamos en nuestra web.

CERRAR