"Era toda luz", "era un angel", "cuidaba de todos nosotros", conmovedor adiós a Verónica Forqué

El mundo del cine y del teatro le dedica un cariñoso adiós a la actriz Verónica Forqué

"Era toda luz", "era un angel", "cuidaba de todos nosotros", conmovedor adiós a Verónica Forqué

El mundo del cine y del teatro le dedica un cariñoso adiós a la actriz Verónica Forqué

"Era toda luz", "ella cuidaba de todos nosotros", "era un Angel", "debería haber visto cuanto la queríamos todos"... Son sólo algunos de los apelativos dedicados este miércoles, en la capilla ardiente abierta en el Teatro Español, a la actriz Verónica Forqué. Miembro de una saga de artistas con talento, Verónica Forqué era un ser especial, lo había dado todo, hasta el último aliento. Una depresión, no curada, finalmente consiguió llevársela, este 13 de abril, Santa Lucía, dejando sumidos en la desolación a sus familiares, admiradores y a tantos compañeros con los que coincidió en películas y teatros durante casi cinco décadas de vida plena de éxito. Pedro Almodóvar, Javier Barroso, Silvia Abascal, Antonio Resines, Ana Belén, Belén Cuesta, David Bustamante, Cayetana Guillén Cuervo, Massiel, Miki Nadal, Isabel Ordaz, Tamar Novas, Terelu Campos o Pepón Nieto, Tito Valverde, Antonia San Juan, Paco León, Pepe Rodríguez (chef de MasterChef) Yolanda Ramos, Isabel Ordaz,  Eva Isanta y Vanesa Romero, Fernando Colomo, Cristina Medina, entre otros muchos, además de políticos y otras personalidades, la despidieron. Para todos ellos, se ha ido la mejor y la más buena, que nos deja su huella imborrable en una prolífica carrera que entre otras cosas le proporcionó cuatro premios Goya.

 

Hija de José María Forqué, director y productor, quien recelaba en un primer momento de que su hija se dedicará a la interpretación, y de la escritora Carmen Vázquez-Vigo, Verónica Forqué nació en Madrid el 1 de diciembre de 1955. Desde jóven quiso ser actriz. Su debut cinematográfico vino de la mano de Jaime de Arminán, en Mi querida Señorita (1972), con tan solo 17 años. Este sería el pistoletazo de salida de una intérprete cuya trayectoria abarca 50 años. Forqué nunca dejó los escenarios ni los rodajes de una larga filmografía que le hizo ganar cuatro premios Goya. 

Una de sus compañeras, Yolanda Ramos ha señalado algo profundo sobre la fragilidad de esta artista y en general sobre la fragilidad de los intérpretes: "A los actores muchas veces nos mata la herramienta que nos da de comer, la herramienta imprescindible con la que trabajamos como cualquier obrero, esa herramienta es la sensibilidad. Esa herramienta como a un pobre albañil sin casco se convierte en dos placas de hierro que nos caen encima y nos matan. Querida Verónica, tú muerte ha sido un accidente laboral y tu herramienta de trabajo tu sensibilidad". Pedro Almodóvar que la dirigió en tantas de sus películas, ha dejado dejado dicho que "no supo estar a la altura de Verónica Forqué y su inmensa luz"

 

Tras su debuto con Armiñán, el ascenso en su carrera llegó en la década de los 80. Su interpretación en películas de Pedro Almodóvar, como ¿Qué he hecho yo para merecer esto? (1984) o Kika (1993), por la que ganó uno de sus cuatro Goyas, le abrió las puertas para trabajar con otros directores. 

 

Con Fernando Trueba se embarcó en Sé infiel y no mires con quién (1985) y El año de las luces (1986), cinta con la que se llevó su primer 'cabezón'. Al año siguiente sería su año, ya que se hizo con dos estatuillas en los premios Goya por sus actuaciones en La vida alegre (1987), de Fernando Colomo, y Moros y cristianos (1987), de Luis García Berlanga. De esta forma, se convirtió en la primera mujer en llevarse dos Goya en el mismo año, hito alcanzado 30 años más tarde por Emma Suárez. También cabe mencionar que es la actriz con mayor número de galardones junto a Carmen Maura (cuatro premios en total)

"El teatro es el lugar donde me he sentido más feliz y más libre"

La actriz también despuntó en televisión con ficciones como Eva y Adán. Agencia matrimonial (1990-1991), junto a Antonio Resines; Pepa y Pepe (1995), con Tito Valverde, o, más recientemente, La que se avecina (2007-). 

 

De igual forma, según afirmó en una entrevista con la agencia EFE: "El teatro es el lugar donde me he sentido más feliz y más libre". La actriz se subió a las tablas en numerosas ocasiones interpretando textos de Lorca, Shakespeare o Valle-Inclán, entre otros muchos. 

 

Muchos compañeros han querido despedirse de Forqué a través de las redes sociales como Aitana Sánchez-Gijón, Juan Echanove o Antonio Banderas, entre otros.

 

 

 

 

 

 

La partida de Verónica Forqué deja un gran vacío en el mundo de la cultura española. Su perpetuo legado queda como recuerdo de sus logros como actriz y persona. "No había en el mundo de la cultura y el espectáculo una persona más querida que Verónica...", dijo de ella Silvia Marsó. O en palabras del propio Almodóvar, "era la última persona que podría imaginarme que tendría este final."

INFORMACION SOBRE LA PROTECCIÓN DE TUS DATOS


Responsable: S.E.I. EDETRONIK. S.A

Finalidad: Envío de información solicitada, gestión de suscripción a la web y moderación de los comentarios.

Datos tratados: Comentarios: Datos identificativos (en el caso que te registres en la web) y comentarios.

Legitimación: Consentimiento del interesado.

Destinatarios: Utilizamos MDirector como plataforma profesional de envío de mails. Nos permite ofrecerte un servicio libre de SPAM y con total confidencialidad. Ellos únicamente almacenarán tu correo para poder realizar el envío.

Derechos: Puedes acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos que detallamos en el siguiente link

Información adicional En este link dispones de información adicional y detallada sobre la protección de datos personales que aplicamos en nuestra web.

CERRAR