El Reina Sofía igual por fuera, irreconocible por dentro

Un 70% de las obras expuestas ven la luz por primera vez

El Reina Sofía igual por fuera, irreconocible por dentro

Un 70% de las obras expuestas ven la luz por primera vez

Reordenar un museo como el Reina Sofía debe ser algo parecido a hacer una mudanza inmensa. Cuando se cambia de casa, cuadros, muebles, sillas, mesas… todo se trata de colocar en una armonía parecida a la de la anterior vivienda. En ocasiones, algunas decoraciones incluso se tratan de mantener en un emplazamiento homólogo en el nuevo hogar (sobre la televisión, en la puerta de la cocina o en la cabecera de la cama). Pero claro, cuando se trata de elegir y reorganizar nada menos que 2.000 obras -de 25.000 que el Museo tiene en sus fondos- pues todo se complica un poco.

 

Tras varios años de trabajo, el Museo Reina Sofía ha finalizado un laborioso proceso de reordenación y ampliación de la Colección. Este evento constituye todo un hito en la historia de la pinacoteca, que desde 2010 no realizaba un cambio de estas características en las obras que se muestran al público. 

 

Como en toda mudanza que se precie, siempre se descubre algo que se consideraba perdido y vuelve a ese circuito tan orgánico como es decorar el día a día del hogar como antes de su extravío. Igual ha pasado en el Reina Sofía, algunas obras han vuelto al ‘trastero’ para dejar paso a otras, haciendo especial énfasis en la presencia de trabajo de mujeres. “Hay una paridad absoluta en la parte contemporánea. En la histórica ha sido más trabajoso conseguirlo”, afirmaba en declaraciones al diario El País, Manuel Borja-Villel, director del Reina Sofía. 

 

El recorrido propuesto por el Museo arranca en 1881 y finaliza en nuestros días. A lo largo del viaje se podrá pasear por más de 12.000 metros cuadrados, y disfrutar de las aproximadamente 2.000 obras de la Colección. En torno a un 70% de las obras son expuestas al público por primera vez, lo que de por sí, entraña un cierto riesgo y un incentivo para visitar la pinacoteca.

 

Al Reina Sofía lo han agitado tan fuerte que, a pesar de que por fuera parezca igual, por dentro es irreconocible. Tan solo una obra, inamovible, imperecedera y atemporal se ha mantenido en su ubicación, ‘El Guernica’, que continuará con el atronador silencio de sus gritos ensordeciendo a los visitantes de la Sala 205. Como en cualquier mudanza, hay cosas que tienen un sitio, su sitio, del que no se pueden mover.

 

Noticias relacionadas

INFORMACION SOBRE LA PROTECCIÓN DE TUS DATOS


Responsable: S.E.I. EDETRONIK. S.A

Finalidad: Envío de información solicitada, gestión de suscripción a la web y moderación de los comentarios.

Datos tratados: Comentarios: Datos identificativos (en el caso que te registres en la web) y comentarios.

Legitimación: Consentimiento del interesado.

Destinatarios: Utilizamos MDirector como plataforma profesional de envío de mails. Nos permite ofrecerte un servicio libre de SPAM y con total confidencialidad. Ellos únicamente almacenarán tu correo para poder realizar el envío.

Derechos: Puedes acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos que detallamos en el siguiente link

Información adicional En este link dispones de información adicional y detallada sobre la protección de datos personales que aplicamos en nuestra web.

CERRAR