Elecciones en Chile

Elecciones en Chile: la extrema derecha y la izquierda se disputarán la Presidencia en la segunda vuelta

Los dos partidos tradicionales de la política chilena se quedan sin posibilidades de alcanzar el Palacio de La Moneda por primera vez en la historia democrática del país

Los candidatos presidenciales Gabriel Boric y José Antonio Kast. Fuente: Europa Press

Elecciones en Chile: la extrema derecha y la izquierda se disputarán la Presidencia en la segunda vuelta

Los dos partidos tradicionales de la política chilena se quedan sin posibilidades de alcanzar el Palacio de La Moneda por primera vez en la historia democrática del país

La polarización política ha marcado la primera vuelta de las elecciones presidenciales chilenas, en la que la ultraderecha y la izquierda se han alzado como las principales fuerzas, con un 27,9% y un 25,8% de los votos respectivamente. Es la primera vez desde la vuelta de la democracia que las dos formaciones tradicionales no pasan a la segunda vuelta: han obtenido unos resultados tan desfavorables que ocupan el cuarto y quinto lugar. Los politólogos prevén una recta final hasta el balotaje del próximo 19 de diciembre señalada por discursos violentos, de odio y miedo, en la que los candidatos tendrán que esforzarse al máximo para evitar la abstención de los votantes menos extremistas. 

La primera vuelta de las elecciones presidenciales en Chile se salda con José Antonio Kast, el ultraderechista candidato del Partido Republicano, como vencedor, con un 27,9% de los votos. La coalición Apruebo Dignidad se sitúa como segunda fuerza y pasa a la segunda vuelta con su candidato izquierdista Gabriel Boric, obteniendo un 25,8% de los votos.

 

La presidencia del país se disputará ahora entre las dos fuerzas más opuestas del espectro político chileno, como ya preveían las encuestas, aunque muchas apuntaban al triunfo de la izquierda en esta primera ronda. La diferencia, de tan solo dos puntos, es la más estrecha en los últimos 20 años entre las dos primera mayorías que ganan en la primera vuelta. 

 

Por primera vez desde que se reinstauró la democracia, en 1991, las dos coaliciones tradicionales de la política chilena -Chile Podemos Más, por la derecha, y Nuevo Trato, por el centroizquierda- se quedan fuera de la segunda vuelta, prevista para el próximo 19 de diciembre. La derecha consiguió sumar el 12% de los votos y el centroizquierda, el 11,7%. Los resultados fueron tan nefastos para estas formaciones que incluso el candidato Franco Parisi, del Partido de la Gente, que vive en Estados Unidos y no ha viajado a Chile ni una sola vez durante la campaña ha logrado superar sus resultados y colocarse en tercera posición. 

 

"Hemos dado el primer paso para que la esperanza sea una realidad. Vamos a recuperar la paz, el orden, el progreso y la libertad. Nos liberaremos del narcotráfico, el terrorismo, la delincuencia y la violencia" dijo Kast en su discurso de celebración ante sus votantes. "La única candidatura que traerá la paz es la nuestra" añadió el candidato de la extrema derecha, negacionista de la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990) y que ha alabado su figura y el régimen durante toda la campaña. 

 

Al otro lado del espectro se encuentra Gabriel Boric, quien a sus 35 años aspira a convertirse en el presidente más joven de Chile. Procedente del movimiento estudiantil, dio el salto a la política y ha sido diputado durante dos legislaturas. Su voto se concentró en la Región Metropolitana y fue aumentando a medida que el escrutinio se acercaba a la capital. 

"Vamos a recuperar la paz, el orden, el progreso y la libertad. Nos liberaremos del narcotráfico, el terrorismo, la delincuencia y la violencia. La única candidatura que traerá paz es la nuestra"

Los expertos prevén una segunda vuelta muy polarizada, marcada por discursos de miedo muy violentos. Kast continuará con su estrategia de asociar a Boric con Venezuela y Nicaragua y culparlo de la crisis migratoria, mientras que Boric se centrará en acusarlo de ensalzar el fascismo de la dictadura. En Chile, desde las elecciones de 1990 el candidato ganador de la primera vuelta ha resultado siempre ganador de la segunda, y ambas formaciones han dado señales de querer ampliar su mayoría. La opción de Boric pasa por iniciar diálogos con el resto de fuerzas de la oposición y posiblemente acercarse más al centro. Por el momento solo cuenta con el apoyo público del partido Socialista. 

 

La capacidad para movilizar al electorado también será clave en los resultados del próximo 19 de diciembre. En esta primera vuelta, la participación fue un 44% más baja en las elecciones presidenciales de 2017.  Ahora los dos partidos deberán luchar y enviar mensajes conciliadores para que los votantes que se encuentran en el centro de sus posturas no se queden en sus casas. 

Noticias relacionadas

INFORMACION SOBRE LA PROTECCIÓN DE TUS DATOS


Responsable: S.E.I. EDETRONIK. S.A

Finalidad: Envío de información solicitada, gestión de suscripción a la web y moderación de los comentarios.

Datos tratados: Comentarios: Datos identificativos (en el caso que te registres en la web) y comentarios.

Legitimación: Consentimiento del interesado.

Destinatarios: Utilizamos MDirector como plataforma profesional de envío de mails. Nos permite ofrecerte un servicio libre de SPAM y con total confidencialidad. Ellos únicamente almacenarán tu correo para poder realizar el envío.

Derechos: Puedes acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos que detallamos en el siguiente link

Información adicional En este link dispones de información adicional y detallada sobre la protección de datos personales que aplicamos en nuestra web.

CERRAR