El futuro Gobierno de Alemania se encuentra en manos de Los Verdes y los Liberales

Tanto los socialdemócratas como los conservadores tendrán que pactar con ellos si aspiran a liderar el Gobierno

El futuro Gobierno de Alemania se encuentra en manos de Los Verdes y los Liberales

Tanto los socialdemócratas como los conservadores tendrán que pactar con ellos si aspiran a liderar el Gobierno

Los ajustados resultados de las elecciones federales alemanas obligan a que el futuro Gobierno de Alemania esté formado por una coalición tripartita. Tanto Olaf Scholz, el candidato del SPD, como Armin Laschet, de la CDU, podrían hacerse con la cancillería si consiguen convencer a Los Verdes y a los liberales para que los apoyen. Scholz ha conseguido devolver la vida a la socialdemocracia alemana al hacerse con la victoria en los comicios, tras años a la sombra de Merkel. Para el SPD, ya es momento de que la CDU pase a estar en la oposición. Sin embargo, y pese a que han obtenido los peores resultados de su historia, Laschet asegura que no se irá sin luchar y desde la CDU tratarán de liderar la coalición de Gobierno. La decisión final sobre cuál de los dos partidos liderará el Gobierno la tienen ahora los dos partidos minoritarios, que entrarán con fuerza a las negociaciones, conscientes del poder del que disponen. 

 

Las negociaciones forman parte de la cultura política alemana. Históricamente, se han sucedido los gobiernos de coalición en los que una fuerza política mayoritaria era capaz de formar Gobierno con un solo socio. Sin embargo, el mapa político que deja estas últimas elecciones dista de lo que hemos visto en ocasiones anteriores. La fragmentación del voto deja atrás los días en los que un partido obtenía un 35% de los votos y podía permitirse pactar con un solo partido, ahora el Gobierno alemán tendrá que estar formado por un tripartito. Dos formaciones rondan el 25% de los votos y otras tres se encuentran entre el 10 y el 15%, pero entre ellas se encuentran los ultras de Alternativa para Alemania (AfD), que cuentan con un cordón sanitario que nadie está dispuesto a romper. Esto dota a los liberales de la FDP y a Los Verdes de un papel crucial en las negociaciones para la formación del nuevo Gobierno. De ellos depende que el nuevo canciller sea Olaf Scholz, del SPD, o el conservador Armin Laschet. 

 

El Partido Socialdemócrata Alemán (SPD) se ha proclamado como el vencedor de los comicios tras años acumulando derrotas desde que Gerhard Schröder perdiera en 2005 contra Angela Merkel. La formación socialdemócrata ha conseguido mejorar en cinco puntos el porcentaje de voto respecto a las elecciones de 2017. 

 

 

Los votantes han hablado con claridad. Han reforzado a los tres partidos y por lo tanto tenemos un mandato muy claro para que entre los tres construyamos el próximo Gobierno” ha declarado su líder, Olaf Scholz, mostrando su intención de liderar un Gobierno de coalición junto a Los Verdes y el Partido Democrático Libre (FDP). 

 

Por el contrario, la formación de Merkel, la Unión Democristiana de Alemania (CDU/CSU), ha caído casi nueve puntos, obteniendo el peor resultado de su historia. Sin embargo, su candidato, Armin Laschet, ha asegurado que luchará porque su partido permanezca en el Gobierno. Desde el interior de la formación muchos critican abiertamente su campaña y se ha llegado a pedir su dimisión. Laschet sabe que, si no consigue convencer a liberales y verdes para escogerle a él sobre Scholz, podría ser el fin de su carrera política. Desde la SPD manifiestan que la CDU "debe ir a la oposición".

 

En principio, la victoria de Scholz da legitimidad a los socialdemócratas para liderar el Gobierno, pero la ley alemana dicta que será canciller el que obtenga más diputados en el Bundestag, sin necesidad de que pertenezca a la formación ganadora. Ya ha habido casos en los que el jefe de Gobierno no procedía del partido más votado, cuando en los años 70 y 80 los liberales favorecieron a los socialdemócratas Willy Brandt y Helmut Schmidt frente a los candidatos de la CDU. 

 

Los Verdes y los liberales saben que el futuro Gobierno de Alemania pasa por ellos, por lo que entran con fuerza a las negociaciones

Tanto Los Verdes como los liberales saben que el futuro Gobierno de Alemania pasa por ellos, por lo que entran con fuerza a unas negociaciones en las que tanto Scholz como Laschet parecen dispuestos a ceder a sus peticiones con tal de obtener la cancillería. 

 

Olaf Scholz ya ha hablado sobre la posibilidad de pactar con Los Verdes y la FDP, haciendo referencia a ese pasado en el que los liberales apoyaron a la SPD frente a los conservadores, pero para ello tendrá que convencer a Christian Lindner, el líder de los liberales. Lindner, que aspira a ser ministro de Finanzas, es mucho más cercano a la postura de la CDU, sobre todo en política fiscal y económica, y ha asegurado que su participación en el Gobierno no permitirá ninguna subida de impuestos ni el endeudamiento del país. 

 

Por su parte, Los Verdes de Annalena Baerbock exigen alcanzar la neutralidad climática en 20 años, 5 años menos que los que se marca la SPD como objetivo. Su líder podría convertirse en ministra de Exteriores y su compañero y copresidente del partido, Robert Habeck, es visto por algunos medios de comunicación como el próximo vicecanciller. 

 

Scholz cree que los tres partidos pueden ponerse de acuerdo en ideas que suponen un avance para Alemania: la lucha contra el cambio climático y la modernización que demandan los liberales. 

 

Lindner ha anunciado que hablará primero con Los Verdes y, una vez hayan llegado a un acuerdo entre ellos, comenzarán a hablar con SPD y CDU. El choque entre ambas formaciones es evidente y posiblemente dificulte las conversaciones. Tanto Baerbock como Habeck han manifestado su preferencia por pactar con Scholz, pero no se cierran a otras alternativas. 

 

Noticias relacionadas

INFORMACION SOBRE LA PROTECCIÓN DE TUS DATOS


Responsable: S.E.I. EDETRONIK. S.A

Finalidad: Envío de información solicitada, gestión de suscripción a la web y moderación de los comentarios.

Datos tratados: Comentarios: Datos identificativos (en el caso que te registres en la web) y comentarios.

Legitimación: Consentimiento del interesado.

Destinatarios: Utilizamos MDirector como plataforma profesional de envío de mails. Nos permite ofrecerte un servicio libre de SPAM y con total confidencialidad. Ellos únicamente almacenarán tu correo para poder realizar el envío.

Derechos: Puedes acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos que detallamos en el siguiente link

Información adicional En este link dispones de información adicional y detallada sobre la protección de datos personales que aplicamos en nuestra web.

CERRAR