Emergencia en La Palma

La lluvia de ceniza complica la situación en La Palma

Las micropartículas que expulsa el volcán provocan daños respiratorios y entorpecen el tráfico aéreo de la isla

La lluvia de ceniza complica la situación en La Palma

Las micropartículas que expulsa el volcán provocan daños respiratorios y entorpecen el tráfico aéreo de la isla

La fase explosiva del volcán de La Palma ha sobrepasado los dos días de duración y ahora amenaza con una lluvia de ceniza a la atmósfera. Según el Instituto Volcanológico de Canarias, sobre la boca de la montaña se percibe una columa de humo negro y cenizas que obliga a trasladar centros de evacuados ante el riesgo respiratorio y obstaculiza el tráfico aéreo y terrestre.

La Dirección General de Seguridad y Emergencias de Canarias ha explicado que las cenizas que ahora expulsa el volcán constituyen "fragmentos muy finos que pueden causar lesiones en las vías respiratorias, los ojos y las heridas abiertas". Las micropartículas sólidas se posan en calles y coches desde la localidad de Llanos de Aridane hasta Santa Cruz de la Palma, a 15 kilómetros de distancia. Su acumulación supone un polvo oscuro que, según datos del Instituto Nacional de Geofísica y Vulcanología de Italia, llega a los tres centímetros de grosor.


Ante la amenaza del humo negro y cenizas, se ha alerta a la población de que el hollín es resbaladizo y se recomienda permanecer a cubierto cubriendo boca y nariz, así como limitar los paseos en exteriores. María José Blanco, directora del Instituto Geográfico Nacional en Canarias, explica que la fase en la que se encuentra el volcán es "muy explosiva" y produce una inyección peligrosa de cenizas hacia el aire, creanod ráfagas de humo negro. La nube ya ha alcanzado los 3.500 metros de altura.

 

 

Además, el tráfico aéreo y de carretera se ha restringido en la zona más próxima al volcán, por la peligrosidad del humo negro en las telecomunicaciones y transportes. El primer vuelo que se vio alterado por la ceniza fue este pasado jueves, atrasado porque un avión había acumulado ceniza durante la noche. Ahora, no podrán transitar vuelos comerciales en la zona comprendida entre Tenagua y Tiguerorte, así como en Las Norias. El hollín también reduce la visibilidad en el trasporte terrestre que actúa a modo de calima intensa. Emergencias ha recomendado que, sobre todo al atardecer, no se utilice el coche y si no hay otra opción, circular a 40 km/h como velocidad máxima.

 

 

Pero la ceniza no solo tiene incidencias notables sobre la población, sino también sobre las explotaciones plataneras. El hollín que cae en las plantaciones, que suponen uno de los motores económicos de la isla, deja inservibles los plátanos. Se calcula que alrededor del 80% de la población de la zona vive de estas plantaciones, directa o indirectamente.

Noticias relacionadas

INFORMACION SOBRE LA PROTECCIÓN DE TUS DATOS


Responsable: S.E.I. EDETRONIK. S.A

Finalidad: Envío de información solicitada, gestión de suscripción a la web y moderación de los comentarios.

Datos tratados: Comentarios: Datos identificativos (en el caso que te registres en la web) y comentarios.

Legitimación: Consentimiento del interesado.

Destinatarios: Utilizamos MDirector como plataforma profesional de envío de mails. Nos permite ofrecerte un servicio libre de SPAM y con total confidencialidad. Ellos únicamente almacenarán tu correo para poder realizar el envío.

Derechos: Puedes acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos que detallamos en el siguiente link

Información adicional En este link dispones de información adicional y detallada sobre la protección de datos personales que aplicamos en nuestra web.

CERRAR