MEDITACIONES EN EL COYOTE

La tropa de la antiEspaña

Pablo Casado junto a varios presidentes autonómicos del PP, el alcalde de Salamanca y el presidente de la Diputación provincial un día antes de la Conferencia de Presidentes Autonómicos / Foto: PP

La tropa de la antiEspaña

Decir antiEspaña sugiere a fanáticos secesionistas. Pero esa es otra tropa, mucho más inofensiva de lo que parece o de lo que querría parecer. A España, entiéndase a los españoles, no le hace ningún daño que alguien no la quiera, mientras la malquerencia se limite a proclamarse independentista, a quejarse de represión y a montar manifestaciones pacíficas en la calle de vez en cuando. A los independentistas de diferentes nacionalidades puede no  gustarles España, pero es en España donde se tienen que ganar la vida y es España el país al que le desean lo mejor del mundo por la cuenta que les tiene. Pero sí, hay una tropa auténticamente antiespañola, con unos mandos que odian a España, entiéndase a los españoles, unos mandos capaces de destruir el país y sus habitantes con el único fin de proclamarse vencedores y aprovechar el poder que confiere la victoria. Esos mandos y la tropa que les sigue son el mayor peligro que nos acecha y del que tenemos que defendernos para que no acabe con nosotros. ¿Cómo defendernos? En primerísimo lugar, identificando a quienes mandan la tropa. Su estrategia consiste en esconderse bajo un falso patriotismo que consigue engañar a millones. ¿Cómo identificarlos? Por sus palabras, por sus actos, por sus intentos recurrentes de dividir a la sociedad hasta que el odio se instale debilitándonos a todos y facilitándoles el tiro de gracia que acabe con nuestra forma de vivir. Eso requiere atención, estar muy atentos a sus palabras y a sus actos para descubrir el odio que intentan instilar, la mentira de su patriotismo, la verdad de sus horribles intenciones.

 

Ayer, la prensa libre de España, nos informó del último movimiento de Pablo Casado en el extranjero para desprestigiar al gobierno transmitiendo una imagen catastrófica del estado actual de nuestro país. Ya nos hemos acostumbrado a ver y oír al líder de la oposición intentando hundir al presidente del gobierno ante personalidades y foros europeos con críticas feroces que no solo afectan a Pedro Sánchez, sino a todo el estado que Sánchez gobierna. Por ejemplo, pidiendo al Consejo de Europa que no se entreguen a España los fondos para su recuperación porque el gobierno no va a saber administrarlos. Tanto nos hemos acostumbrado a esas salidas de tiesto, que nadie parece escandalizarse ante lo que se tendría que considerar traición. Y como nadie parece escandalizarse, Pablo Casado decidió llevar sus críticas al otro lado del océano y, esta vez por videoconferencia, se dedicó a pintar una España más negra que las más negras pinturas de Goya, ante los asistentes a un seminario político en Colombia.  

 

Ayer, Pedro Sánchez, en conferencia de prensa, hizo balance de la labor del gobierno durante lo que va de año. Sobrio, como siempre, con cifras y hechos para avalar sus palabras, el presidente nos demostró que España está saliendo del pozo negro de la peor situación sanitaria, social y económica de este siglo y el anterior; que los españoles estamos saliendo de un túnel por el que hemos caminado a trompicones, a empujones, medio muertos de miedo y de angustia, incapaces de ver la luz; que la luz ha aparecido, finalmente, y que hacia ella vamos, ya con la esperanza de llegar. 

 

 

Y salió la antiEspaña, con Pablo Casado a la cabeza, a negar y ridiculizar todas las palabras del presidente; a empujarnos a todos hacia atrás, hacia el fondo del túnel, lejos de la luz, privados de la esperanza de alcanzarla. La prensa esclava, esclavizada por intereses económicos que encadenan su modo de informar y su opinión al neoliberalismo salvaje de las tres derechas, informó del discurso del presidente destacando su triunfalismo y opinó, como los líderes de las tres derechas,  que Pedro Sánchez mentía; que era mentira todo lo bueno que había hecho el gobierno para aliviar el dolor de los españoles durante este año infausto;  que era mentira que esa labor del gobierno estuviera curándonos de nuestra horrible enfermedad física y mental; que era mentira que estuviéramos saliendo de nuestro estado crítico y aproximándonos a la plena recuperación de la salud.  

 

Ya nadie puede dudar de que las tres derechas que amenazan nuestro país tienen como fin y motivo de su existencia destruir a España, es decir, destruir a los españoles, para poder erigirse en salvadores de la patria y volver a utilizar la patria para su propio beneficio. ¿Cómo destruirla? Destruyendo voluntades, destruyendo la esperanza que a todos nos anima a luchar para seguir adelante, instilando el odio para dividirnos y aprovechar la debilidad que causa la desunión.  

 

Ya nadie puede dudar de que la gran mentira de las tres derechas cuenta con la propaganda que difunde la prensa esclava para introducir su mensaje de miedo, de desesperación. Esa propaganda se centra en desinformar y repetir la desinformación hasta que penetre en las mentes desprevenidas. 

 

 

Los líderes de las tres derechas y quienes vocean su propaganda cuentan con la ignorancia  de quienes les escuchan para grabar en sus mentes sus mensajes destructivos. Para muchos, todo esto no es más que la exhibición  de dimes y diretes propia de una mala comedia. Pero ese desprecio a la política que los líderes de las tres derechas provocan no es inocuo, es parte de su estrategia para conseguir la victoria. Quienes deciden apartarse de la política, hartos del espectáculo de despropósitos en que la han convertido los líderes de las tres derechas, forman parte de una tropa de desafectos que, por desafección, tocan retirada dejando en el campo de batalla a los ignorantes. Es lo que necesitan los líderes de las tres derechas para lanzarse contra la tropa indefensa de los ignorantes consiguiendo, con su propaganda, que deserten de su propia libertad para unirse a su tropa de los antiEspaña.  

 

Nos llegan de ultratumba las palabras de Averroes: "La ignorancia lleva al miedo, el miedo al odio, y el odio a la violencia". Esas palabras tienen  hoy en España una vigencia pavorosa. Parte de la acción del gobierno tiene que dedicarse a combatir la violencia que crece como un cáncer en nuestra sociedad. Violencia contra las mujeres, contra los inmigrantes, contra los que quieren vivir libremente su propia sexualidad, contra los separatistas, contra las izquierdas que se oponen al triunfo de las tres derechas. Quien no quiera verse arrastrado a la violencia que ya una vez destruyó las vidas de dos generaciones de españoles, tiene que saber que el principal enemigo que nos conduce a la derrota es la ignorancia. 

 

Para aliviarnos de la advertencia de Averroes, recordemos las palabras de Antonio Machado: "En España lo mejor es el pueblo. En los trances duros, los señoritos invocan la patria y la venden; el pueblo no la invoca siquiera, pero la compra con su sangre y la salva". Hoy la patria, ese territorio delimitado por guerras y políticas que llamamos nuestro y al que damos vida con nuestras vidas, no nos pide sangre, nos pide esfuerzo. Esfuerzo por informarnos, por contribuir a nuestro gobierno defendiendo la política más justa y rechazando pacíficamente la que no nos lo parezca; esfuerzo por reconocer las estratagemas de las tres derechas y negarles entrada en nuestras mentes; esfuerzo por convencer a la tropa de la antiEspaña de que su libertad y sus derechos están en tan grave peligro como los nuestros  si las mentiras de las tres derechas logran imponerse. Esfuerzo por acabar con la ignorancia que no nos deja entender lo que vale nuestra propia forma de vivir y el esfuerzo que exige defenderla.   

 

Noticias relacionadas

INFORMACION SOBRE LA PROTECCIÓN DE TUS DATOS


Responsable: S.E.I. EDETRONIK. S.A

Finalidad: Envío de información solicitada, gestión de suscripción a la web y moderación de los comentarios.

Datos tratados: Comentarios: Datos identificativos (en el caso que te registres en la web) y comentarios.

Legitimación: Consentimiento del interesado.

Destinatarios: Utilizamos MDirector como plataforma profesional de envío de mails. Nos permite ofrecerte un servicio libre de SPAM y con total confidencialidad. Ellos únicamente almacenarán tu correo para poder realizar el envío.

Derechos: Puedes acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos que detallamos en el siguiente link

Información adicional En este link dispones de información adicional y detallada sobre la protección de datos personales que aplicamos en nuestra web.

CERRAR