Ábalos defiende que los indultos que aprobará el Gobierno contribuirán a unir España

El secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, junto a Juan Espadas y otros líderes socialistas, antes del acto celebrado este domingo en Sevilla

Ábalos defiende que los indultos que aprobará el Gobierno contribuirán a unir España

Este martes el Consejo de Ministros aprobará los indultos parciales para nueve de los doce presos condenados por el procés del año 2007. Es el inicio de un largo camino que el PSOE ha decidido recorrer de manera valiente para tratar de dar solución al conflicto catalán que en diez años se ha convertido en uno de los principales problemas políticos de España. En una década hemos pasado por recortar en el Constitucional un nuevo Estatut que fue votado por la inmensa mayoría de los catalanes, por una subida sin precedentes del número de independentistas, por un referéndum ilegal, o por una Declaración Unilateral de Independencia. El Gobierno de Sánchez apuesta desde siempre por explorar la vía del diálogo y por recomponer puentes con Cataluña. En ese marco se sitúa la concesión de las medidas de gracia para lo que protagonizaron unos hechos ilegales muy graves. El Ejecutivo está convencido que enviar a su casa a aquellos líderes abre la primera puerta para un nuevo camino de reencuentro. Ayer, en Sevilla, el secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos defendió que estos indultos contribuirán para unir a España nuevamente. En el futuro veremos si se cumple esa predicción. 

 

En enero del año 2006, el Partido Popular lanzó una incendiaria campaña contra el nuevo Estatut de Autonomía aprobado por el Parlament de Cataluña, el Congreso de los Diputados y la ciudadanía catalana en un referéndum, este legal, que sumó un 73.90% de votos afirmativos. Los conservadores recogieron más de 4 millones de firmas para decirle al Gobierno del entonces presidente, José Luis Rodríguez Zapatero, que no permitiera la aprobación de un estatuto que, según ellos, rompía la unidad de España. Curiosamente, la formación de Mariano Rajoy pedía un referéndum ilegal para que toda España votará el nuevo Estatuto catalán. Aquí se puede establecer el principio del conflicto con Cataluña que en la última década se han enquistado y ha roto la sociedad española y catalana.

Once años después, con el PP instalado en Moncloa, sucedía lo que nunca se pensó que podría pasar. Los independentistas catalanes crecían como la espuma y el Parlamento y el Govern de la Generalitat convocaron y realizaron un referéndum ilegal y a continuación aprobaron unas leyes de desconexión y firmaron una Declaración Unilateral de Independencia. Como no podía ser de otra manera, la Justicia española actuó y fue implacable contra los precursores de aquel asalto a la democracia española. 

Ahora le corresponde al PSOE buscar las soluciones a aquel embrollo y ha decidido explorar un camino basado en el diálogo y en la vuelta al entendimiento. Para abrir esa senda, el Ejecutivo de Pedro Sánchez ha decidido conceder un indulto parcial a los presos condenados por el procés del año 2017. Con ello, enviará a casa a aquellos líderes que rompieron la ley y persigue con ello entablar el reencuentro con la sociedad catalana y sus nuevos representantes. Es una apuesta arriesgada, pero tienen toda la legitimidad para hacerlo. 

Este martes, el Consejo de Ministros aprobará esas medidas de gracia para nueve de los condenados ya que los otros tres han saldado gran parte de su condena. Se les quitarán las penas de prisión, pero mantendrán la inhabilitación. Además, deberán respetar la ley si quieren mantener el indulto. El Gobierno trata, por una parte, quitarle razones al mundo independentista que habla de represión, y, por otra, empezar con buen pie la Mesa de Diálogo que comenzará con el nuevo Gobierno de Cataluña de Pere Aragonés. De esa mesa tendrán que salir las soluciones posibles al conflicto, siempre dentro de la ley y de la Constitución. 

Los socialistas saben que es una decisión que le costará perder votos, pero están convencidos de que optan por la mejor solución. En las últimas semanas, todos los miembros del Gobierno se afanan por explicar su postura, dirigida a aquellos que no entienden el perdón para los que cometieron delitos tan graves. Este domingo, el secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, dijo estar convencido que con los indultos se comenzará a "coser" nuevamente España y afirmó en Sevilla que "la unidad de España se consigue uniendo a los españoles", que es lo que pretenden con el diálogo con Cataluña.

Junto al nuevo líder del socialismo andaluz, Juan Espadas, el ministro de Transportes defendió que "queremos una España unida, que no única, desde la diversidad, las diferencias, los sentimientos distintos, también las aspiraciones legítimas de cada comunidad"

Por eso - continuó el dirigente socialista - dijo no entender a aquellos que "hablan de España y desprecian el hecho catalán", en clara alusión al PP que "han desaparecido en Cataluña, son irrelevantes". 

Ábalos se mostró convencido que la decisión que tomará mañana el Consejo de Ministros "se hace por España, porque hacer las cosas por Cataluña es también hacerlas por España". 

Desde la oposición, se asegura que los indultos son "una indignidad" para España y que los que rompieron la ley lo volverán a hacer, pero Ábalos responde que "el Estado de derecho ha demostrado suficiente fuerza para no permitirlo una vez y lo hará una segunda" si llegase el caso, algo que los socialistas defienden que no ocurrirá. Así lo afirmó recientemente el líder republicano Oriol Junqueras, reconociendo que la vía unilateral es una quimera y una opción agotada. 

Ábalos arremete contra Casado por su irresponsable oposición

El ministro socialista no desaprovechó la oportunidad de arremeter contra Pablo Casado por su irresponsable posición política desde que lidera la oposición. "Casado ha tenido una muy mala semana", manifestó Ábalos y recordó que comenzó el domingo en la Plaza de Colón donde vio cómo la ultraderecha le robaba el protagonismo y llegó incluso a ser abucheado. Después tuvo que ver como la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, visitaba Madrid para dar luz verde al Plan de Recuperación de España que traerá a nuestro país 69.500 millones de ayudas europeas para los próximos cinco años. Y todo ello a pesar de la inexplicable campaña de intoxicación que el líder del PP hizo en Europa para que no dieran a España esos fondos. "¿Por qué siempre lo que viene bien a España le sienta tan mal al PP?", se preguntó Ábalos que considera que "el PP ha fracasado en el despliegue de conspiración y de intriga que han llevado a cabo contra los intereses nacionales".

En referencia a los indultos, Ábalos dijo que "la sociedad ha desautorizado a Casado", tras el apoyo al Gobierno de empresarios catalanes y españoles, sindicatos e incluso de los obispos catalanes. 

A todo esto, se suman las nuevas informaciones de la 'operación Kitchen' que mantienen al PP unido a la grave corrupción que afectó y afecta al partido desde hace décadas. 

Todo ello hace que el PP haya vivido su semana "horribilis" dentro de su deriva como partido de Estado que dura ya mucho tiempo.

 

Noticias relacionadas

INFORMACION SOBRE LA PROTECCIÓN DE TUS DATOS


Responsable: S.E.I. EDETRONIK. S.A

Finalidad: Envío de información solicitada, gestión de suscripción a la web y moderación de los comentarios.

Datos tratados: Comentarios: Datos identificativos (en el caso que te registres en la web) y comentarios.

Legitimación: Consentimiento del interesado.

Destinatarios: Utilizamos MDirector como plataforma profesional de envío de mails. Nos permite ofrecerte un servicio libre de SPAM y con total confidencialidad. Ellos únicamente almacenarán tu correo para poder realizar el envío.

Derechos: Puedes acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos que detallamos en el siguiente link

Información adicional En este link dispones de información adicional y detallada sobre la protección de datos personales que aplicamos en nuestra web.

CERRAR