Efecto Ayuso: "Alcohol, alcohol, hemos venido a emborracharnos y el resultado nos da igual"

Efecto Ayuso: "Alcohol, alcohol, hemos venido a emborracharnos y el resultado nos da igual"

 'Alcohol, alcohol, hemos venido a emborracharnos y el resultado nos da igual'. Tumultos de gente echándose a las calles madrileñas a grito limpio como si no hubiera un mañana: "borrachera y Libertad", han llevado a Madrid a ser la diana de Europa en cuanto a la imagen que ya habíamos conseguido superar: ignorancia, charanga y pandereta.  La España de las misas y los toros. De bares y juerga sin fin, en plena pandemia mundial. A costa de ello, las UCI llenas, la presión hospitalaria insoportable y los índices de contagios en alerta máxima, triplicando a las capitales europeas que sí han tenido el ocio cerrado a cal y canto. O multiplicando por 10 a Comunidades como la Valenciana que lleva meses por debajo de cien incluso de cincuenta (IA). Cierto que otras provincias españoles tienen IA, similares a Madrid, pero la diferencia es que además, Madrid, hace una contabilidad "imaginativa", diseminando los malos datos entre las fechas anteriores. En cualquier caso, ganar una elecciones comparando Libertad a Borrachera, ha vuelto a fulminar la reputación de la capital española y a su gobierno regional. 

 

 

En un acto de cinismo manifiesto, tanto las autoridades de la región, dependientes de la presidenta Isabel Díaz Ayuso, como del Ayuntamiento, Martínez Almeida, han anunciado que aumentarán los dispositivos de vigilancia para que esto no sucede en San Isidro.  El Gobierno Nacional ha pedido a Ayuso, en vista de estos luctuosos acontecimientos, que establezca el toque de queda. Lo que es tanto como clamar en el desierto ya que Ayuso ha realizado por todo programa, la apertura de los bares durante toda la pandemia. Una practica que en el resto de las CCAA le lleva a preguntarse si ganar unas elecciones con tan pocos escrúpulos y con tal falta de respeto a la salud de los madrileños vale la pena y esperando que más bien temprano que tarde, pague tan gigantesca irresponsabilidad.

Las mayores aglomeraciones, a pulmón abierto cantando "libertad y borrachera", sin mascarilla ni distancia, botellón en mano, se dieron en distintos puntos de la provincia, pero sobre todo en la cityEn lugartes emblemáticos como en la Puerta del Sol, Lavapiés o Malasaña. 

Ha sido aprovechando el fin del Estado de Alarma, anunciado por Sánchez hace meses, y recordado la semana pasada en la sesión de control al Gobierno, lo que ha originado que personas de casi toda España saliesen a la calle a celebrar que esta medida excepcional se acabó. En algunas autonomías han sido más comedidos que en otras. Pero la palma del comportamiento tabernario se la ha llevado Madrid, como respuesta a la política de su presidenta de exaltar la "vida a la madrileña", como si esta consistiera en llenar los bares en plena pandemia. Ello ha generado una gran polémica por la responsabilidad manifiesta que tienen las autoridades regionales madrileñas en el mensaje que han vendido durante la pandemia y la campaña electoral.  Con estos preámbulos, las hordas de borrachera se congregaron sin respetar las medidas sanitarias y a al grito de 'Libertad' o cánticos como 'Alcohol, alcohol, hemos venido a emborracharnos y el resultado nos da igual'.

Estos comportamientos generaron numerosas reacciones de gentes prudentes, la mayoría, que durante casi un año han observado cautelosamente todas las medidas de restrición y cierres de hostelería. Mientras en Madrid, Ayuso declaraba la guerra al Gobierno Central, utilizando la pandemia, y poniendo en riesgo la salud de los madrileños. Donde se da el mayor número de muertes, ingresos, UCI y enfermos con secuelas.  Tampoco se molestan las autoridades, del PP, de Madrid de advertir que la pandemia no ha acabado, sigue contagiándose gente y produciéndose muertes y esto podría suponer un repunte de los contagios. 

Sólo en Madrid, la policía municipal tuvo que intervenir en 450 aglomeraciones y fiestas ilegales, y también "supuestamente legales", dada la laxitud de las autoridades madrileñas.

El alcalde de la capital, José Luis Martínez-Almeida, a toro pasado, y después de haber incitado con sus discursos similares a los de la presidenta Ayuso, intentó aparentar ser  tajante con estas situaciones que se produjeron y aseguró que "libertad no es infringir normas" y los botellones no están permitidos en la ciudad.  El popular tachó de "lamentables" las imágenes que se vieron con el fin del estado de alarma y condenó los hechos, en un alarde de hipocresía, ya que se había pasado toda la pandemia, jaleando a la gente para que viviera a la madrileña y confundiendoles con la palabra "Libertad igual a bares y fiestas"

Ante esta situación, y dado que las elecciones ya se han pasado, el alcalde proclama, para las fiestas de San Isidro, el patrón de Madrid, el próximo fin de semana, un refuerzo de la vigilancia para que no se produzcan "actividades irresponsables" como las que se han dado en la noche del sábado de este fin de semana. Medidas que ni por asomo han tenido en los mítines de campaña de su partido el PP, donde se animaba a salir a la calle y juntarse. Ahora aprovechan y en un doble lenguaje, así  lo anuncia la delegada de seguridad del Ayuntamiento, Inmaculada Sanz, que ha condenado este comportamiento "incívico e irresponsable por parte de algunas personas".

Mercedes González, delegada del Gobierno en Madrid, dependiente del Gobierno Central y el Psoe, ha pedido a la Comunidad de Madrid que imponga el toque de queda para evitar estas situaciones y que los ciudadanos estén más seguros. "Yo pensé que la gente iba a ser más responsable y no ha sido así. Con un toque de queda todos estaríamos más seguros. Hay comunidades que lo han conseguido y otras que no. Las que lo han conseguido han tenido una noche más tranquila que las que desgraciadamente no lo tenemos". Ha concluido la delegada.

 

Noticias relacionadas

INFORMACION SOBRE LA PROTECCIÓN DE TUS DATOS


Responsable: S.E.I. EDETRONIK. S.A

Finalidad: Envío de información solicitada, gestión de suscripción a la web y moderación de los comentarios.

Datos tratados: Comentarios: Datos identificativos (en el caso que te registres en la web) y comentarios.

Legitimación: Consentimiento del interesado.

Destinatarios: Utilizamos MDirector como plataforma profesional de envío de mails. Nos permite ofrecerte un servicio libre de SPAM y con total confidencialidad. Ellos únicamente almacenarán tu correo para poder realizar el envío.

Derechos: Puedes acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos que detallamos en el siguiente link

Información adicional En este link dispones de información adicional y detallada sobre la protección de datos personales que aplicamos en nuestra web.

CERRAR