“La mejor arma de la industria transgenerista no es la comunicación, es el dinero”

“La mejor arma de la industria transgenerista no es la comunicación, es el dinero”

Si hay algo que caracteriza a una de las críticas de cine más destacadas y respetadas del feminismo actual es que su voz suena con el “mute” puesto. Lleva toda la vida luchando por la emancipación de la mujer como para bajar el volumen de sus reinvidicaciones. Y es que esta militante antifranquista durante su juventud, conoció la cárcel y terminó exiliándose en París, donde obtuvo la Maîtrise en Sociología de la Educación por la Universidad René Descartes y, más tarde, la Licenciatura en Ciencias Cinematográficas y Audiovisuales por la Universidad Denis Diderot. Con la llegada de la democracia, se acogió a la amnistía parcial de 1976 para regresar a España. Desde entonces, vive a caballo entre Francia y nuestro país.

Ahora, con su último libro Feminismo o barbarie (2), es una de las voces más críticas contra la mal llamada “Ley trans” y las repercusiones nefastas que conlleva contra las mujeres. Por eso “tanto a las feministas como a las personas sensatas” les pide continuar para que este borrado de la mitad de la población no se lleve a cabo. “No debemos rendirnos. No podemos darnos por vencidas. Cierto que el neoliberalismo individualista es muy poderoso, pero, tal y como nos enseña la historia, no siempre ganan quienes controlan el mundo”.

  • Hemos pasado de ser mujeres sándwich, aplastadas por todo, a borradas. ¿Misma estrategia, mismo resultado o aún peor?

Pues, en todo caso, estamos ante una maniobra muy peligrosa. Y contra la que hemos de luchar con todas nuestras fuerzas.

  • La agenda transgenerista es mucho más peligrosa de lo que parece, pero el relato que construye es almíbar bañado en “derechos humanos” ¿el marketing del sentimentalismo funciona siempre y cuando la sociedad no es crítica? ¿Somos un país ignorante?

No sé si somos un país ignorante, o más exactamente, si somos un país más o menos ignorante que otros. En España la batalla está siendo muy dura (mucho más de lo que el lobby transgenerista pensaba y mucho más de lo que lo ha sido en otros países) porque el feminismo español es bastante fuerte. Pero, sí, los mensajes oportunistas que intentan bloquear cualquier análisis crítico a base de sentimentalismo, a base de acusar a quien se opone a ellos de “crueldad” sin entrar nunca en la explicación detallada y concreta, son muy peligrosos.

  • La narración que se construye para enmascarar a la industria transgenerista es cada vez más “sublime”: Guías que hablan directamente de hormonar y amputar a menores en institutos sin despeinarse, charlas como las de Chrysallis por doquier, publirreportajes en televisiones en prime time… ¿La comunicación es su mejor arma?

El dinero es su mejor arma. No digo que todos los transgeneristas estén directamente y personalmente financiados, algunos son “conversos emocionales”. Ahora bien, esta apreciación es válida si nos referimos a personas, pero la cuestión cambia si nos referimos a medios de comunicación de masas. Es difícil creer que periódicos como El País o eldiario.es o cadenas de televisión se muevan por sentimientos. Detrás hay poderosos grupos financieros que imponen sus leyes. Las sofisticas campañas que lanzan constantemente y por todos los canales son abrumadoras.

  • La ecuación “infancia trans” ha calado en la opinión pública como si esto fuera algo natural en lugar de impuesto como el mito de la falsa libertad.

Bueno, yo no sé si ha calado en la opinión pública. Están haciendo mucha propaganda, cierto, pero, a pesar de todo, yo confío en la cordura de la mayoría de las personas. El lobby transgenerista da palmas con las orejas ante tanta ola pública a favor de que cada vez haya más niñas y niños “trans”. Sin embargo, ahí están las mismas de siempre combatiéndolo. Sí, el feminismo es hoy por hoy el movimiento político más consecuente y más valiente. Es el que tiene un horizonte utópico más avanzado y más respetuoso con la humanidad.

  • ¿Cómo puede ser que amputar a una adolescente, hormonarla de por vida no sea patologizador y denunciarlo sí?

Como es bien sabido el transgenerismo manipula el lenguaje con gran habilidad. Lo adultera y lo corrompe. Dicen que requerir un diagnóstico profesional para legalizar un cambio de identidad en el registro patologiza a las personas. Pero que hormonarlas y amputarlas, no. Incluso cuando se trata de adolescentes o niños.

  • ¿El resultado es que la dominación y la explotación de las mujeres es cada vez mayor?

Sabemos que eso es lo que quieren, pero aún no han ganado. Aún no sabemos el resultado. Pero ciertamente estamos ante un ataque brutal y radical contra el feminismo que es el movimiento político que lucha contra la explotación y la dominación de las mujeres.

  • ¿De qué manera las redes sociales y las modas están siendo propaganda directa del transgenerismo?

Ciertamente la manipulación emocional es fácil y las redes sociales se prestan más a ese tipo de mensajes que a argumentos lógicos e ilativos. También hay poderosos holdings financiando la propaganda trans, no solo en los medios, también en las redes. Lo venden como moderno, guay, rompedor, rebelde, etc.

  • Representantes de partidos políticos catalanes que nos llaman personas menstruantes en las tribunas, otros que en Madrid se jactan de fichar a mujeres trans… ¿El poder es trans?

El patriarcado es la ideología dominante que impregna individuos e instituciones. El poder no es, desgraciadamente, feminista. Los políticos son, además, muy oportunistas. Siguen las “tendencias” del momento.

  • El lobbie trans abona el terreno para algo aún más cruel: la transedad o pedofilia y el trasnhumanismo o locura máxima ¿lo de los encuentros en la tercera fase se ha quedado en pañales?

Ciertamente, el transgenerismo es un primer paso en el negocio más amplio del transhumanismo. Algunos observadores económicos vaticinan que el transhumanismo será el gran negocio del siglo XXI. Un “nicho de mercado”, como lo denominan, que permitirá amasar fortunas. Y es también un primer paso para coronar el imperio de los deseos individuales: todo lo que se desee se debe obtener. Ocultan, por supuesto, que solo obtendrán sus deseos las élites que pueda pagarlos.


Nuria Coronado Sopeña es periodista, conferenciante y formadora en comunicación no sexista. Además es autora de Mujeres de Frente y Hombres por la Igualdad (Editorial LoQueNoExiste); Comunicar en Igualdad (ICI), documentalista de Amelia, historia de una lucha (Serendipia) y Premio Atenea 2021 @NuriaCSopena
Noticias relacionadas

INFORMACION SOBRE LA PROTECCIÓN DE TUS DATOS


Responsable: S.E.I. EDETRONIK. S.A

Finalidad: Envío de información solicitada, gestión de suscripción a la web y moderación de los comentarios.

Datos tratados: Comentarios: Datos identificativos (en el caso que te registres en la web) y comentarios.

Legitimación: Consentimiento del interesado.

Destinatarios: Utilizamos MDirector como plataforma profesional de envío de mails. Nos permite ofrecerte un servicio libre de SPAM y con total confidencialidad. Ellos únicamente almacenarán tu correo para poder realizar el envío.

Derechos: Puedes acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos que detallamos en el siguiente link

Información adicional En este link dispones de información adicional y detallada sobre la protección de datos personales que aplicamos en nuestra web.

CERRAR