Salvador Illa lleva al PSC a la victoria y apuesta por abrir un nuevo tiempo en Cataluña: “me presentaré a la investidura

Salvador Illa lleva al PSC a la victoria y apuesta por abrir un nuevo tiempo en Cataluña: “me presentaré a la investidura

El “efecto Illa” ha funcionado y los socialistas catalanes han ganado las elecciones del 14 de febrero con más de 635.000 votos y 33 escaños. Salvador Illa se predispone desde el primer momento a abrir una nueva época en Cataluña y aseguró que “me presentaré a la investidura”. No lo tendrá fácil, pues el independentismo mantiene la mayoría absoluta para gobernar, pero ahora se abre una nueva posibilidad y un Ejecutivo de izquierdas es posible. Pere Aragonés y ERC tendrán que elegir entre seguir por la deriva independentista o cambiar el rumbo de la política catalana. Los republicanos consiguen también 33 escaños con más de 590.000 escaños. JxCAT y Carles Puigdemont han perdido el control de la parte soberanista y perderán la presidencia. La ultraderecha de Vox se estrena con 11 diputados que supera a la suma de PP y C’s que son los grandes perdedores de la noche electoral en Cataluña.

Hasta finales de diciembre, las elecciones catalanas parecían muy previsibles, pero el PSOE decidió enviar de vuelta a Cataluña a Salvador Illa, ex ministro de Sanidad del Gobierno de Pedro Sánchez. Y este hecho lo cambió todo porque rompió el tablero político hasta la fecha.

Y el “efecto Illa” ha convertido al PSC en el partido más votado en Cataluña. Este 14 de febrero, lo socialistas han conseguido más de 635.000 votos que le han dado 33 escaños, con más del 98% del voto escrutado. Recupera así, desde el 2017, 16 diputados, lo que supone un espaldarazo electoral sin precedentes. Se trata de la formación que más sube en estos comicios. Pero a pesar de ser los claros vencedores no está claro que Salvador Illa pueda ser presidente de la Generalitat de Catalunya. Aunque Illa ya ha anunciado que se presentará a la investidura “para pasar página y abrir un nuevo tiempo en Cataluña, un tiempo de reencuentro entre los catalanes”. Habrá que esperar si esto es posible porque la victoria no es suficiente para dejar sin mayoría al independentismo que sigue siendo predominante en la cámara catalana. Al contrario que Inés Arrimadas hace cuatro años, los socialistas sí quieren intentar liderar el nuevo Ejecutivo, pero para ello deben conseguir sacar a ERC de la deriva independentista y convencer a los de Pere Aragonés para conformar un Gobierno netamente de izquierdas. Los números dan, pero la decisión está en el tejado de los de Aragonés, los de Junqueras y los de Rufián.

class="img_ampliable" style="display: block; margin-left: auto; margin-right: auto;" src="/fotos/editor/30809/1613343366_resultadoselectorales.jpg" width="650" height="234" />

La izquierda republicana consigue, por fin, en las urnas el liderazgo de la parte independentista al superar a JxCAT. Pere Aragonés consigue también 33 escaños, pero con muchos menos votos que los socialistas. Su decisión será clave y deberá elegir entre el independentismo o la izquierda. En la campaña electoral, el separatismo levantó un bloqueo al PSC y dejaron por escrito que fuese el que fuera el resultado final no recurrirían a los socialistas para gobernar. Pero con las urnas cerradas está por ver si los republicanos mantienen su palabra.

El tercero en discordia es JxCAT, de Laura Borrás y Carles Puigdemont. El partido conservador pierde la mayoría en el independentismo, aunque se queda a un solo escaño de ERC. Con 32 diputados podría sumar una mayoría suficiente para gobernar con sus actuales socios de gobierno, pero deberían renunciar ya a la presidencia. Laura Borrás no será la primera presidenta de la Generalitat de Cataluña.

La ultraderecha cosecha una de sus victorias más sonadas de los últimos años. Con 11 escaños y representación en las cuatro circunscripciones catalanas, los de Ignacio Garriga y Santiago Abascal son, por primera vez, la fuerza hegemónica de la derecha española. Eso trasladará una crisis sin precedentes a Ciudadanos y Partido Popular en Madrid que ven como les acecha la extrema derecha.

La CUP consigue consolidar la mayoría independentista en el parlamento de Cataluña. También sube y se quedará con 9 diputados, cinco más de los que tenía.

En Comú Podem, de Jessica Albiach, mantiene los resultados del 2017 y los morados reeditan sus 8 escaños.

Y los grandes perdedores de la noche son Ciudadanos que pasa de 36 escaños a 6 diputados, lo que supone un gran descalabro que pone en riesgo el futuro de la formación. Junto a los de Arrimadas, el Partido Popular es también otro de los perdedores. Se queda con 3 escaños, y sin representación en Tarragona, Girona y Lleida. Pablo Casado lo tendrá difícil tras perder unas elecciones más. Desde que llegó no ha hecho otra cosa que perder elecciones y la ultraderecha está disparada y dispuesta a superar al PP.

Noticias relacionadas

INFORMACION SOBRE LA PROTECCIÓN DE TUS DATOS


Responsable: S.E.I. EDETRONIK. S.A

Finalidad: Envío de información solicitada, gestión de suscripción a la web y moderación de los comentarios.

Datos tratados: Comentarios: Datos identificativos (en el caso que te registres en la web) y comentarios.

Legitimación: Consentimiento del interesado.

Destinatarios: Utilizamos MDirector como plataforma profesional de envío de mails. Nos permite ofrecerte un servicio libre de SPAM y con total confidencialidad. Ellos únicamente almacenarán tu correo para poder realizar el envío.

Derechos: Puedes acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos que detallamos en el siguiente link

Información adicional En este link dispones de información adicional y detallada sobre la protección de datos personales que aplicamos en nuestra web.

CERRAR