Ante el incremento descontrolado del Covid se recomienda utilizar sólo mascarillas quirúrgicas y FFP2, las más seguras

Las FFP2 y FFP3 para lugares cerrados y las quirúgicas para zonas ventiladas y exteriores. Las mascarillas de tela caseras son desaconsejables por no ser del todo seguras.

Se recomienda utilizar mascarillas quirurgicas o FFP2 y no las de tela caseras

Ante el incremento descontrolado del Covid se recomienda utilizar sólo mascarillas quirúrgicas y FFP2, las más seguras

Las FFP2 y FFP3 para lugares cerrados y las quirúgicas para zonas ventiladas y exteriores. Las mascarillas de tela caseras son desaconsejables por no ser del todo seguras.

Ciudadanos y líderes sanitarios han vuelto al debate de la seguridad de las mascarillas, desechando las de tela y las no homologadas, dado el enorme incremento de los contagios en esta tercera ola. Las autoridades están en la opción de imponer las FFP2 de forma obligatoria, por ser las más seguras. La efectividad de las mascarillas de tela o caseras, siempre ha estado en entredicho pero ante el enorme aumento de contagios, se consideran inadecuadas. Queda claro que la protección total la dan las (FFP2 y FFP3) aunque las quirúrgicas siguen siendo igualmente válidas para espacios exteriores y con distancia de seguridad y las caseras, si se fabrican con tela de categoría 1, podrían ser un remedo. Se está valorando que las empresas pongan a la entrada una remesa diaria de FPP2 para repartir gratis a sus trabajadores presenciales.

En plena tercera ola y con las cifras de contagio más altas que nunca, las autoridades sanitarias desaconsejan las mascarillas de tela, ya que no ofrecen garantías al cien por cien, en cambio las quirúrgicas siguen siendo efectivas, pero las más seguras del mercado y las aconsejadas en esta tercera ola, y cara a las cepas extranjeras que superarán los contagios, son las FFP2 y las FFP3 son las únicas que pueden protegernos del virus al cien por cien.

En el Comité Interterritorial de la Salud de este miércoles, los presidentes autonómicos han compartido su preocupación ante la rápida propagación del coronavirus no sólo en España, sino en toda Europa y la posibilidad de que las nuevas cepas que ya se encuentren aquí y hayan llegado para quedarse. . Ante esta preocupación los presidentes regionales han contemplado diferentes soluciones para revertir daños, entre las que se encuentra el hacer obligatorio el uso de las mascarillas FFP2 en espacios públicos, siguiendo el ejemplo de otros países, aunque el Gobierno central, de momento lo aconseja pero no obliga, ya que son mucho más caras y no están al alcance de todos los bolsillos.

En el caso de Alemania, ya se ha prohibido acceder a espacios cerrados con mascarillas de tela o caseras, exigiendo mascarillas de tipo FFP2, KN95 (que son las consideras equipos de protección individual o las mascarillas quirúrgicas, más baratas, pero que también están homologadas y presentan una capacidad de filtrado superior al 90%. Asimismo, Francia también desaconseja el uso de las de tela, y ha publicado un decreto para que solo se permita vender al pública las quirúrgicas, las FFP2 y las de tela industrial de categoría 1, que consiguen filtrar el 90% de las partículas de tres micras.

Estas decisiones de los distintos países europeos están siendo evaluadas también aquí en España, por las autoridades competentes de las CCAA, como ha comunicado el presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijoo: “daría confianza que el Gobierno aclare si las FFP2 pueden ser obligatorias en determinados lugares o conductas sociales. A nosotros nos parece que sí”.

Por su parte, el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES), Fernando Simón, comunicó la semana pasada que las más adecuadas son las quirúrgicas o las de tipo FFP2 o FFP3, pero también defendió el uso de las mascarillas de tela “que cumplan la especificación UNE”.

Las más protectoras, FFP2 y FFP3

Las mascarillas de tipo FFP2 y FFP3, son las más seguras a la hora de garantizar una mayor protección frente al coronavirus. En eso coinciden todos los expertos, como es el caso del investigador del CSIC, José María Lagarón, que las ha definido como las “mascarillas que tienen mayor capacidad de frenar aerosoles”, además de ser “las únicas que se testan contra estos”.

En esta línea también se encuentra el investigador del Departamento de Enfermedades Infecciosas del King’s College de Londres, José Jiménez, que establece que en un mundo ideal lo correcto sería que todo el mundo llevara mascarillas EPI porque son las más efectivas a la hora de evitar que nos infectemos y que podamos contagiar a otros.

En definitiva, este tipo de mascarilla es un equipo cuyo uso está recomendado para el personal sanitario y las personas que estén al cuidado de pacientes contagiados, que son quienes las utilizaban en los primeros meses de pandemia. Sin embargo, cada vez son más los ciudadanos que las utilizan para ir en transporte público y en el trabajo.

En este sentido, el director adjunto Dräger Iberia, Daniel Fisac, ha resaltado que estas mascarillas son más aconsejables para el uso en interiores, que en exteriores: “podemos afirmar que cuanto mejor sea la capacidad de filtración, mayor seguridad aportaremos y en este caso una mascarilla tipo FFP2 es más recomendable que una quirúrgica para espacios interiores”.

Sin embargo, el precio de las mascarillas FFP2 es bastante elevado, lo que genera que muchos ciudadanos no puedan permitírsela y opten por otro tipo para protegerse frente al virus, aunque significa que sean menos eficaces.

Las quirúrgicas, para exteriores

Por su parte, las mascarillas quirúrgicas presentan un precio mucho más asequible y son las más recomendadas por los expertos para espacios exteriores. Mientras que las quirúrgicas se pueden encontrar por 15 céntimos, las tipo FFP2 Y FFP3 no bajan de los dos euros.

En exteriores, las mascarillas más cómodas siguen siendo las quirúrgicas, manteniendo las distancias, asumiendo que hay una ventilación natural”, ha matizado Lagarón. A su vez, el investigador recalca que este tipo de mascarillas “deben estar bien ajustadas a la cara porque es así “como se han testado”, y como realmente son efectivas.

Tal y como explica Fisac, las mascarillas quirúrgicas evitan la transmisión del portador de esta hacia los demás, pero no le protegen de los aerosoles enviados por otras personas del entorno” y por lo tanto, solo es una opción válida para exteriores donde el aire de la calle presenta un riesgo de contagio menor.

Asimismo, Jiménez comenta que “aunque no sean perfectas, yo creo que el mínimo aceptable serían las mascarillas quirúrgicas”, ya que son “muy llevaderas y asequibles y la población acostumbramos a llevarlas desde el comienzo de la pandemia.

Las de tela, las más dudosas

La principal duda sobre la efectividad de las mascarillas recae en las de tela. Este tipo de mascarillas fabricadas en casa fueron las primeras utilizadas por la población para hacer frente a la pandemia, cuando había escasez de las anteriores.

Sin embargo, ahora que ha pasado el tiempo y se conocen con más claridad toda las consecuencias del coronavirus, los expertos han descartado la posibilidad de hacer mascarillas en casa con cualquier tipo de tela.

Fisac, por su parte, explica que “en estos momentos no se puede garantizar ni la procedencia ni que el material usado para la fabricación de determinadas mascarillas sea el adecuado y esto ha ocurrido principalmente con las mascarillas de tela, donde en algunos casos se habla de un uso combinado con un filtro, otros sin filtro, número de lavados, etcétera”.

Por ello, como se ha comentado anteriormente, algunos países han optado por prohibir su uso y otros solo aceptan que se fabriquen con tela industrial de categoría 1, que son las únicas que consiguen filtrar el 90% de las partículas de tres micras.

Ante este debate provocado por este tipo de mascarillas, la Organización Mundial de la Salud (OMS) se ha pronunciado respecto a su efectividad, alegando que “todas las personas de menos de 60 años que no tengan problemas de salud particulares pueden usar las mascarillas de tela”.

¿Es eficaz la doble mascarilla?

Otra de las grandes medidas tomadas por la ciudadanía para evitar contagiarse es el uso de la doble mascarilla, bien con dos quirúrgicas, o bien con una quirúrgica y una FFP2, como hacen algunos sanitarios.

Sin embargo, no hay ningún estudio que demuestre que llevar doble mascarilla sea más eficaz.En la calle no hay necesidad de llevar doble mascarilla, no hay evidencia de que proteja más”, ha establecido el médico residente de Medicina Preventiva, Javier del Águila.

Esto mismo alega Fisac, al tiempo que comenta que es “una técnica que comprometería aún más la respiración del portador y sería un derroche económico”.

Tal y como establece del Águila, lo que sí que protege más que llevar dos, es llevar una mejor, la FFP2, que “también protege a uno mismo si está el virus en el ambiente”.

Noticias relacionadas

INFORMACION SOBRE LA PROTECCIÓN DE TUS DATOS


Responsable: S.E.I. EDETRONIK. S.A

Finalidad: Envío de información solicitada, gestión de suscripción a la web y moderación de los comentarios.

Datos tratados: Comentarios: Datos identificativos (en el caso que te registres en la web) y comentarios.

Legitimación: Consentimiento del interesado.

Destinatarios: Utilizamos MDirector como plataforma profesional de envío de mails. Nos permite ofrecerte un servicio libre de SPAM y con total confidencialidad. Ellos únicamente almacenarán tu correo para poder realizar el envío.

Derechos: Puedes acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos que detallamos en el siguiente link

Información adicional En este link dispones de información adicional y detallada sobre la protección de datos personales que aplicamos en nuestra web.

CERRAR