Polémica por los militares y políticos "colados" en la vacunación, Almeida ve razonable que el Estado Mayor siga su propio protocolo

Miguel Ángel Villarroya, el JEMAD, presenta su cese por el escándalo de vacunación irregular

Polémica por los militares y políticos "colados" en la vacunación, Almeida ve razonable que el Estado Mayor siga su propio protocolo

El sábado se conocía el cese del Jefe del Estado Mayor de la Defensa (JEMAD), Miguel Ángel Villarroya, tras la polémica que envuelve a la cúpula del EMAD por haber seguido su propio protocolo de vacunación. Margarita Robles, ministra de Defensa, ha mandado abrir una investigación. Una información revelada desde dentro de las FFAA calificaba a los generales de “sinvergüenzas” por haberse puesto su dosis antes que el personal sanitario y los militares enviados a misiones en el extranjero, considerados como prioritarios incluso en el propio protocolo de la EMAD. El general Villarroya comunicó que no se ha aprovechado de “privilegios no justificables” pero aún así prefirió presentar su dimisión. A su vez, el ministro del Interior, Fernando Grande – Marlaska, cesaba al oficial de enlace de la Guardia Civil con el EMAD nada más conocer que había recibido una dosis sin ser su turno. A la polémica en el Ejercito, se suman los 34 nombres de políticos "colados en la vacunación", que se conocen por el momento, y que les ha llevado, hasta ahora sólo a sesi de ellos a su dimisión, como es el caso hoy mismo de la alcaldesa de Molina de Segura, la socialista Esther Clavero.

Las irregularidades en la campaña de vacunación española continúan creciendo a medida que surgen nuevos nombres de cargos públicos que ya han recibido una primera dosis. La última dimisión, la alcaldesa de Molina de Segura, la socialista Esther Clavero, que ha presentado su renuncia hoy tras presiones por parte del resto de ediles socialistas de la comunidad al saltarse los protocolos para recibir una dosis. Esta se suma a la dimisión del Jefe de Estado Mayor de la Defensa (JEMAD) que se vacunó junto a numerosos altos cargos militares supuestamente siguiendo el protocolo establecido para el EMAD. El caso más sonado el de Murcia, donde más de 450 personas han recibido una dosis de forma irregular. Para el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, varias de estas irregularidades son de “lógica” considerando como grupos prioritarios a aquellos que “tienen que dirigir la Nación”.

De los 34 políticos de los que se conoce, se han vacunado, fuera de su turno estratégico, hasta la fecha la mayoría se niegan a dimitir. De los 17 cargos socialistas, 11 del Partido Popular, dos de Junts per Catalunya, uno de Coalición Canaria y dos ahora exconcejales del PNV, solo se han sucedido 6 dimisiones. El PSOE pedía formalmente el viernes la dimisión de estos 17 políticos, de las que solo han llegado 3 ceses, y el PP se mantiene callado. Solo 6 cargos han dimitido y se conoce que la lista de personas que se ha saltado los protocolos es supera el centenar, destacando el caso de Murcia donde más de 450 personas han recibido una dosis de manera irregular, aunque solo ha dimitido su consejero de Sanidad, el popular Manuel Villegas. Otros como el consejero de Ceuta, también popular, se niegan a dimitir. También en Madrid, más de un centenar de trabajadores voluntarios del Hospital Clínico, a quienes no les correspondía la vacuna en esta fase, están envueltos en polémica, máxime cuando la presidenta Madrileña, Isabel Díaz Ayuso no para de quejarse de que Sanidad no le distribuye las dosis que necesita, cuando la realidad es que le ha entregado las acordadas proporcionalmente con todas y cada una de las CCAA.

EL FUTURO DE LA EMAD EN ENTREDICHO

El sábado se conocía la dimisión del general Miguel Ángel Villarroya, JEMAD, que había recibido una primera dosis de la vacuna junto a un número de altos cargos militares de la partida asignada por el Ministerio de Sanidad a este departamento. Según lo marcado por el propio protocolo del Estado Mayor, en primera línea para la vacunación se encontraría el personal sanitario seguido por aquellos militares enviados a misiones internacionales para luego comenzar con la estructura de mando, que también tendría que ceñirse a un criterio de edad. Villarroya insiste en que no se aprovechó de “privilegios no justificables” y que su decisión para vacunarse fue “acertada”.

No obstante, la denuncia de irregularidades llegaba desde dentro de las Fuerzas Armadas con un mensaje que calificaba de “sinvergüenzas” a los generales al saltarse la cadena marcada por el protocolo para recibir una inyección. Mantienen que, de 300 viales enviados desde Sanidad, tan solo dos o tres decenas de sanitarios recibieron su vial correspondiente y parte del personal enviado a misiones extranjeras. Poco después de conocerse la polémica, la propia EMAD paralizaba su plan de vacunación y Villarroya terminaba pidiendo su cese a la ministra de Defensa, Margarita Robles. El general sigue manteniendo tener la “conciencia tranquila” y afirma que dimite por un deterioro “de la imagen pública” suya y de las Fuerzas Armadas que ponen en entredicho su “honradez”. Ahora bien, este proceso se ha saldado con otros ceses como es el caso del oficial de enlace de la Guardia Civil que aparecía en esta lista de vacunados y fue apartado inmediatamente por el ministro del Interior, Fernando Grande – Marlaska.

Margarita Robles solicitaba un informe que detallara todos los protocolos de actuación que habían guiado esta toma de decisiones. Este informe ya está en sus manos y la ministra ha anunciado que tomará pronto una decisión que podría llegar, o no, al cese de otros de los principales cargos en la lista de vacunados. Entre estos nombres se encuentran el Jefe del Estado Mayor Conjunto (JEMACON), Fernando García González-Valerio, el Comandante del Mando de Operaciones, Francisco Braco Carbó, el Adjunto de apoyo al JEMACON, Carlos Prada Larrea y el Adjunto para operaciones al JEMACON, Javier Vidal Fernández.

EL PSOE PIDE LA DIMISIÓN DE TODOS LOS CARGOS PÚBLICOS DEL PARTIDO QUE SE HAYAN SALTADO LOS PROTOCOLOS

La lista de políticos que han recibido la vacuna también continúa creciendo, llegando a la última dimisión de la alcaldesa de Molina de Segura, la socialista Esther Clavero. Clavero tomaba esta decisión tras la difusión de una carta firmada por los doce ediles socialistas de la Región de Murcia en la que pedían su cese por saltarse los protocolos de vacunación. “No he cometido ningún delito, no he mentido. Nunca he pisado un juzgado. Me he vacunado, sí. Cometí el error de vacunarme cuando me llamaron desde mi centro de salud porque consideraron, que al ser paciente de riesgo, y estar altamente expuesta, iba a ser lo mejor para mí”, declaraba la política en la rueda de prensa.

El PSOE publicaba el pasado viernes un comunicado en el que pedía “la dimisión de sus cargos públicos que incumplan el protocolo de vacunación contra el COVID”. Los socialistas se mostraban contundentes con los 17 cargos del partido confirmados hasta el momento que se han saltado esta estrategia declarando que no consienten “este tipo de actitudes insolidarias” y que no se puede “avergonzar unas siglas con más 140 años de historia”. Aun así, solo otros dos cargos socialistas han dimitido por el momento, la concejala de Salud y Bienestar Social de Bonares en Huelva y José Antonio García Gómez, comisionado del Departamento de Salud de Torrevieja.

SOLO 6 DIMISIONES DE LOS 34 NOMBRES CONOCIDOS

A los 17 cargos socialistas se le añaden, por el momento, 11 del Partido Popular, dos de Junts per Catalunya, uno de Coalición Canaria y dos ahora exconcejales del PNV. La lista es mucho más larga e incluye a más cargos públicos, familiares, trabajadores del entorno y un largo etcétera de personas que han podido saltarse la estrategia y recibir vacunas destinadas para otras personas. Desde Unidas Podemos, su portavoz en el Congreso Pablo Echenique ha pedido que se publique esta lista desde “las administraciones estatal, autonómicas y municipales” ya que “no se puede luchar contra la corrupción y la inmoralidad en las instituciones si no hay transparencia”.

Cada vez más políticos corruptos que se han vacunado saltándose la cola.

En @maldita_es hay una lista 👉 https://t.co/OCXHNBsDc8 Pero eso es sólo lo que se sabe por la prensa.

Las administraciones deben publicar la lista COMPLETA.

Por cierto, ¿todos los políticos son iguales? pic.twitter.com/yd7vejRpIr

— Pablo Echenique (@PabloEchenique) January 25, 2021

El caso más sonado es el de Murcia, donde se conoce ya que más de 450 personas entre altos cargos y funcionarios han recibido una dosis de manera irregular, según informaciones de Público, pero, por el momento, solo ha costado la dimisión del consejero de Salud, el popular Manuel Villegas, a pesar de que hay otros nombres conocidos como es el caso de María Teresa Martínez Ros, directora general de Planificación, Investigación, Farmacia y Atención al Ciudadano, casada con Villegas. El Gobierno de Murcia aún no publica los nombres de todas estas personas y la respuesta del PP ha sido mucho menos contundente que la de los socialistas con unas únicas declaraciones de Pablo Casado en Al Rojo Vivo: “Yo creo que la medida de ejemplaridad que exijo al frente del partido quedó ayer muy clara”, al hablar de la dimisión de Villegas.

Las otras dos dimisiones han llegado de los dos políticos del PNV, los ahora exconcejales Eduardo Maíz y José Luis Sabas. El resto de políticos o no se han pronunciado o justifican la decisión utilizando excusas similares. Este es uno de los últimos casos, el del consejero de Sanidad en Ceuta, Javier Guerrero, del PP, que declaró en una rueda de prensa el pasado jueves que no dimitiría al no haber “incumplido” ningún protocolo. Según Guerrero, recibió el suero bajo petición de los técnicos del gabinete, que también se han saltado la estrategia, porque si él no se vacunaba “ellos tampoco”. “Me lo recomendaron, me lo pidieron. Yo no quería vacunarme; yo no me vacuno ni de la gripe, si a mí no me gustan las vacunas...”, era su explicación. Esta misma explicación la seguía Fran López, alcalde de Rafelbunyol en Valencia, que lo hizo para “ayudar a dar una sensación de confianza”. Otros han optado por la excusa de que sobraban dosis y no querían desperdiciarlas, a pesar de que el Ministerio calcula con exactitud todos los viales enviados a las comunidades. Estos son casos como el de los alcaldes socialistas de El Verger, Ximo Coll, y Els Poblets, Carolina Vives y de Torrecampo, Francisca Alamillo, o el del CDEI en El Guijo, Jesús Fernández.

Javier Guerrero, consejero de Sanidad de Ceuta: "Yo no quería vacunarme (...) Pero mis técnicos me plantearon que o me vacunaba yo con ellos, o ellos no se vacunaban (...) Yo no quería vacunarme. No me vacuno ni de la gripe. No me gustan las vacunas"https://t.co/RTL0RXJ1fT pic.twitter.com/cFY74Xj2p1

— RTVE Noticias (@rtvenoticias) January 21, 2021

Esta última excusa la han seguido varias residencias de ancianos y el caso sonado del Hospital Clínico de Madrid que vacunó a expersonal jubilado del centro afirmando que sobraban dosis a pesar de que muchos sanitarios de primera línea que trabajan en el Clínico aún no han recibido su suero.

ALMEIDA CONSIDERA QUE ES “MUY LÓGICO Y MUY RAZONABLE” QUE ALTOS CARGOS SE SALTEN EL PROTOCOLO

Almeida defiende vacunar "lo antes posible" al Jemad y al Gobierno central: "Tienen la responsabilidad de dirigir la Nación" https://t.co/g4lX9HPJLq pic.twitter.com/5ywCHSg3Sh

— EL MUNDO (@elmundoes) January 25, 2021

El alcalde madrileño, José Luis Martínez-Almeida, hacía declaraciones a favor del JEMAD y de otros cargos políticos al considerar que “quienes dirigen la nación” deberían recibir una vacuna. “Estamos en una situación de crisis seamos realistas. Quienes dirigen la nación, quienes tienen esa responsabilidad de tomar decisiones a futuro, me parece muy lógico y muy razonable que se vacunen”, afirmaba. Explicaba que esto supondría un “número insignificante de dosis” para que España “no se pueda quedan descabezado” aunque existen “muchos casos de políticos” que “no deberían” haberlo hecho.

Noticias relacionadas

INFORMACION SOBRE LA PROTECCIÓN DE TUS DATOS


Responsable: S.E.I. EDETRONIK. S.A

Finalidad: Envío de información solicitada, gestión de suscripción a la web y moderación de los comentarios.

Datos tratados: Comentarios: Datos identificativos (en el caso que te registres en la web) y comentarios.

Legitimación: Consentimiento del interesado.

Destinatarios: Utilizamos MDirector como plataforma profesional de envío de mails. Nos permite ofrecerte un servicio libre de SPAM y con total confidencialidad. Ellos únicamente almacenarán tu correo para poder realizar el envío.

Derechos: Puedes acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos que detallamos en el siguiente link

Información adicional En este link dispones de información adicional y detallada sobre la protección de datos personales que aplicamos en nuestra web.

CERRAR