España comienza a administrar la segunda dosis de la vacuna Pfizer

A medida que se desarrolla el Plan de Vacunación surgen nuevas polémicas por saltarse protocolos para vacunar a personas que no tienen que recibir aún el suero

Nieves Cabo, primera persona en recibir la segunda dosis de la vacuna Pfizer

España comienza a administrar la segunda dosis de la vacuna Pfizer

A medida que se desarrolla el Plan de Vacunación surgen nuevas polémicas por saltarse protocolos para vacunar a personas que no tienen que recibir aún el suero

Las Comunidades Autónomas han administrado el 67,5% del total de las 1.139.400 dosis recibidas y ayer inyectaron las segundas dosis a las primeras personas que recibieron el suero de Pfizer el pasado 27 de diciembre. Galicia, Baleares, la Comunidad Valenciana, Canarias, Castilla y León, Cataluña, País Vasco y Madrid comenzaban ayer este proceso que otorgará una inmunidad al virus a las personas que la reciban en siete días. Desde que comenzó el proceso, en España se han administrado 768.950 dosis y ya se alcanza un ritmo de 90.000 inyecciones al día, aún por debajo de lo marcado desde Sanidad. Melilla es la región con más velocidad alcanzando un porcentaje del 102’5%, cifra que es posible ya que han extraído 6 dosis de cada vial u no las 5 que se marcaban en un principio. Le siguen la Comunidad Valenciana (92,1%), Galicia (86%) y Asturias (85’3%). A la cola se mantienen País Vasco con un 46’2%, seguido de Navarra con un 51’1% y Madrid con el 51’2%. Mientras, dos nuevas polémicas se han levantado tras una información revelada por parte de La Cadena Ser. Segín esta información, el Hospital Clínico San Carlos de Madrid se habría saltado los protocolos para vacunar a expersonal del centro jubilado alegando que realizan trabajos de voluntariado y que sobraban dosis que se iban a estropear. Ambas excusas han demostrado ser falsas por los propios jubilados que afirman no haber hecho ningún tipo de voluntariado y por los trabajadores sanitarios del centro que señalan no haber recibido una dosis de la vacuna. otros cinco alcaldes, cuatro socialistas y uno de JxCat, también se habrían saltado los protocolos para recibir una dosis.

España ya ha administrado 768.950 dosis de las vacunas contra el coronavirus, administrando una media de 90.000 viales al día, lo que supone una mejora el ritmo aunque aun se encuentra por debajo de los datos deseados. El pasado jueves se registraban 676.186 inyecciones y el objetivo al finalizar la semana marcado por el Ministerio de Sanidad era que todos los usuarios en residencias de ancianos hubieran recibido ya una primera dosis, objetivo que varias comunidades no han cumplido.

Melilla se sitúa a en el primer puesto de todo España habiendo utilizado el 102,5% de las dosis, porcentaje que sí tiene sentido. Los sanitarios de la Ciudad Autónoma comprobaron que de cada vial se podían extraer seis dosis y no cinco como se marcaba en un primer momento. Le siguen la Comunidad Valenciana con el 92,1% de las dosis, Galicia con el 86% y Asturias con el 85’3%. Con cifras altas también se encuentran Cantabria (80’4%), Ceuta (78’1%), Castilla y León (75%) y Canarias (72’1%).

A la cola se mantienen el País Vasco, con un porcentaje del 46,2% del total de dosis administradas, seguido por Navarra con un 51’1% y Madrid con el 51’2%. El jueves pasado sus datos se posicionaban en porcentajes del 41’2%, el 45’7% y el 41’6%, no alcanzando siquiera un crecimiento de 10 puntos en los últimos cinco días. El resto de comunidades mantienen porcentajes superiores al 60%. Hoy el Ministerio de Sanidad ha informado de que las regiones que se mantengan con menor ritmo de vacunación recibirán en las próximas semanas menos dosis que las que llevan un ritmo acelerado, tras en anuncio de Pfizer de un retraso en su cadena de producción que reducirá el número de viales que repartirán a todos los países europeos. Este criterio se incluye para que el resto de comunidades dispongan de sueros suficientes para inyectar la segunda dosis, proceso que ya ha comenzado en ocho regiones españolas.

Galicia, Baleares, la Comunidad Valenciana, Canarias, Castilla y León, Cataluña, País Vasco y Madrid comenzaron ayer a administrar las segundas dosis de la vacuna de Pfizer cumpliendo con los plazos marcados por la farmacéutica de tres a cuatro semanas. El País Vasco y Madrid, a pesar de sus pésimos datos, se unen a la apertura de este proceso que otorgará inmunidad a las primeras personas en España en una semana.

La gallega Nieves Cabo, de 82 años, ha sido la primera en recibir la segunda dosis de Pfizer en España tras recibir la primera el pasado 27 de diciembre. La estrategia gallega contempla que estas segundas dosis hayan llegado a todas las residencias de la región en las próximas semanas. Araceli Hidalgo, la primera persona en recibir la vacuna en España, recibirá hoy también esta segunda dosis según marca el calendario.

La Residencia Verge del Miracle de Rafelbunyol en la Comunidad Valenciana recibió ayer las segundas dosis que sirvieron para vacunar al personal sanitario y a los ancianos, siendo Carmen Gómez la primera en recibirla. En Baleares ha sido la residencia Oms-Sant Miquel, vacunando a 150 personas.

Una vez se haya vacunado a los grupos contemplados en la primera fase de vacunación, ancianos residentes en centros de mayores y personal sanitario, el Ministerio de Sanidad determinará los grupos que podrán recibir la vacuna en la segunda fase evaluando las condiciones que los determinará como prioritarios. Por el momento, estos datos suponen que el 67,5% del total de las 1.139.400 dosis recibidas se han administrado.

EL HOSPITAL CLÍNICO DE MADRID SE SALTA LOS PROTOCOLOS VACUNANDO A PERSONAL JUBILADO

La Cadena Ser revelaba este fin de semana que el Hospital Clínico San Carlos de Madrid se había saltado los protocolos marcados por la estrategia de vacunación para favorecer a exempleados del centro, inyectándoles una primera dosis de la vacuna contra el Covid – 19. El sábado y el domingo saltaban las alarmas cuando se acumulaba una cola en uno de los pabellones del centro para recibir una de estas dosis. Esta cola estaba formada por empleados jubilados que trabajaron en el San Carlos que habían recibido un mensaje a través de whatsapp en el que se les informaba de que podían acudir a vacunarse.

La gerencia justificaba esta decisión alegando que estos exempleados “prestan un servicio en el hospital a pacientes como voluntarios” y que habían recibido una gran cantidad de dosis que no se iban a utilizar y, por lo tanto, se estropearían. La Ser después certificó que esto era falso al preguntar a estas personas y comprobar que ninguno ejercía ningún voluntariado y solo necesitaban de su DNI y su antigua tarjeta de empleado para recibir las dosis. “Yo nunca he hecho voluntariado y estoy aquí, tampoco tengo contacto con los pacientes”, explicaba Carmen, una de las jubiladas que recibió el suero. Además, numerosos trabajadores sanitarios del centro afirmaron no haber recibido ninguna dosis.

El protocolo de vacunación de la Comunidad de Madrid recoge que en la primera etapa de vacunación en el grupo 2 al “personal del ámbito sanitario que trabaja de cara al paciente”. Estas personas confirman, por lo tanto, que el Hospital Clínico se ha saltado el protocolo al no ser empleados el hospital ni entrar en contacto con ninguno de los pacientes. La Ser contactó también con la Asociación de Médicos Jubilados que confirmó que no se ha hecho ningún voluntariado en los últimos meses. El Clínico, por el momento, continúa defendiéndose aunque ha admitido vacunar a “varios” jubilados pero que prestan algún servicio en el centro.

OTROS CINCO ALCALDES SE SALTAN LOS PROTOCOLOS PARA RECIBIR LA VACUNA

A esta polémica se han unido varios políticos que también han decidido saltarse la estrategia establecida para recibir una dosis de la vacuna. Este es el caso de los alcaldes socialistas de orrecampo (Córdoba), El Verger y Els Poblet (Alicante) y Rafelbunyol (Valencia), así como el alcalde de JxCat del municipio de Riudoms y uno de sus concejales.

Estos políticos han seguido la misma excusa que la del Hospital Clínico afirmando que “sobraban algunas dosis” y que prefirieron vacunarse antes que tirarlas “a la basura”. Así lo explicaban el alcalde y la alcaldesa de El Verger, Ximo Coll, y Els Poblets, Carolina Vives, que forman un matrimonio. Declaran que recibieron una llamada indicando que parte de los sanitarios “no deseaban o no podían” ponerse la dosis y acudieron junto a la Policía Local y la Guardia Civil. El jefe de la Policía del municipio también habría recibido una dosis.

La misma excusa pone la alcaldesa de Torrecampo en Córdoba, señalando que todos los residentes y sanitarios de la residencia del municipio ya habían recibido una primera dosis. Mientras, el alcalde de Rafelbunyol en Valencia ha pedido disculpas explicando que se puso la vacuna como muestra “de confianza, tranquilidad y seguridad a la ciudadanía” cuando se lo ofrecieron al acudir a la primera jornada de vacunación en la residencia del municipio el pasado 27 de diciembre. Ahora comprende que “no fue la mejor decisión”, según explicaba para Europa Press.

Noticias relacionadas

INFORMACION SOBRE LA PROTECCIÓN DE TUS DATOS


Responsable: S.E.I. EDETRONIK. S.A

Finalidad: Envío de información solicitada, gestión de suscripción a la web y moderación de los comentarios.

Datos tratados: Comentarios: Datos identificativos (en el caso que te registres en la web) y comentarios.

Legitimación: Consentimiento del interesado.

Destinatarios: Utilizamos MDirector como plataforma profesional de envío de mails. Nos permite ofrecerte un servicio libre de SPAM y con total confidencialidad. Ellos únicamente almacenarán tu correo para poder realizar el envío.

Derechos: Puedes acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos que detallamos en el siguiente link

Información adicional En este link dispones de información adicional y detallada sobre la protección de datos personales que aplicamos en nuestra web.

CERRAR