Las caídas por la nieve colapsan las urgencias de los hospitales de Madrid

Un hombre entre la nieve, en Pozuelo de Alarcón (Madrid). Foto: Europa Press.

Las caídas por la nieve colapsan las urgencias de los hospitales de Madrid

El número de caídas a consecuencia de la nieve no ha parado de incrementarse desde el pasado fin de semana. El paso de la borrasca Filomena ha supuesto que el 40% de las consultas en hospitales sean a consecuencia de este tipo de incidencias, suponiendo la rotura de radios y caderas en muchos de los casos. Las urgencias se encuentran en una situación de colapso total, puesto que el número de contagios en la Comunidad de Madrid por coronavirus no para de aumentar, tras el fin de las celebraciones de Navidad - 3.663 nuevos casos registrados en las últimas 24 horas y 24 fallecidos-. Ante la falta de recursos, como suministros de sangre, las autoridades sanitarias recuerdan no salir de los domicilios, siempre que se pueda evitar. Para todos aquellos madrileños que se vean en la obligación de desplazarse, la Sociedad Española de Cirugía Ortopédica y Traumatología (SECOT) ha publicado una guía de recomendaciones para evitar este tipo de caídas.

Los desastres que ha causado el paso de la borrasca Filomena por la capital no solo han sido materiales. El descenso de las temperaturas ha propiciado que los 70 cm de nieve acumulada en las calles de la capital se conviertan en resbaladizos y peligrosos bloques de hielo, fomentando así una media de 50 fracturas a la hora, tal y como informan los servicios sanitarios de la Comunidad de Madrid. Es por ello por lo que el Gobierno y los principales representantes de la comunidad siguen aconsejando no salir de los domicilios, salvo en casos de extremada necesidad. Este lunes, el Summa 112 llegó a recibir 7.500 llamadas, siendo 146 por caídas. Desde el lunes, el número de casos que han recibido las urgencias de los principales hospitales de Madrid por traumatologías no han parado de incrementarse. Un ejemplo es el Hospital Gregorio Marañón, uno de los más afectados por la acumulación de nieve en sus principales áreas de acceso, y en las cuales la UME ha trabajado para garantizar su limpieza. De los 380 pacientes que acudieron a los servicios de Urgencias del hospital, 144 eran de traumatología, principalmente a consecuencia de roturas de radio -por poner las manos al caer- y de cadera -especialmente en personas mayores-. En comparación al 16% de las consultas ordinarias, este aumento del 40% ha supuesto grandes colapsos en los servicios de asistencia, puesto que se suma la necesidad de atención de otros pacientes, como los contagiados por coronavirus. Es por ello, que una vez más los propios servicios de Urgencia ruegan la mínima movilidad.

La falta de asistencia de los propios profesionales -debido a la imposibilidad de trasladarse a sus puestos de trabajo por la inestabilidad de las vías públicas y la falta de medios para ello- ha supuesto que muchos de los sanitarios tengan que doblar, e incluso triplicar, sus jornadas para poder atender de manera eficiente a todos estos pacientes. Por otro lado, los centros ya han advertido de otro tipo de incidencias que ha causado la borrasca. La imposibilidad de acceder a los hospitales, y por ende, de recibir material y recursos necesarios, ha supuesto un grave problema en el suministro de sangre de la mayoría de los centros de la capital, tal y como manifiesta Comisiones Obreras (CCOO): “(…) ha habido dificultades para cargar los vehículos de distribución que den cobertura de Equipos de Protección Individual (EPIs) para proveer a los almacenes de los hospitales y centros de salud (…), y hay un grave problema de suministro de sangre en los hospitales, por lo que los que están sin reservas tendrán que suspender todas las intervenciones quirúrgicas que no sean urgentes. Debido a este problema, la Comunidad de Madrid ya informó, el pasado domingo, sobre un plan de contingencia para reforzar la Atención Primaria, suponiendo la suspensión de 25.000 analíticas planificadas para el lunes y este mismo martes.

Con la tercera ola de la pandemia al caer, la campaña de vacunación también se ha visto alterada por este suceso. Debido al temporal y a las circunstancias en las que se encuentran las carreteras del país, las dosis estipuladas para este lunes no pudieron llegar. Pese a ello, el consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Enrique Ruiz Escudero, ha garantizado que 60.000 personas serán inmunizadas a lo largo de esta semana, tal y como se había estudiado. A lo largo del fin de semana, a pesar de las nevadas, la vacunación en residencias de ancianos continuó con el plan establecido, gracias a la intervención de 1.700 enfermeros.

A pesar de la incertidumbre de si Madrid podría ser declarada zona catastrófica o no, a la espera de evaluar los daños causados por la borrasca, y de presentar graves deficiencias que dificultan una plena y eficaz asistencia sanitaria, el Ejecutivo asegura que se “dará protección necesaria a los ciudadanos de Madrid y del resto de comunidades afectadas, y en el menor tiempo posible”, declaró ayer la ministra de Defensa, Margarita Robles, en una rueda de prensa para evaluar los daños de la borrasca.

¿Cómo evitar caídas sobre la nieve y el hielo?

Para que esta normalidad pueda verse reflejada en el menor tiempo posible, sin deteriorar el esfuerzo de los profesionales que velan por la seguridad de todos los ciudadanos, la Sociedad Española de Cirugía Ortopédica y Traumatología (SECOT) ha publicado una serie de recomendaciones para evitar las caídas de todos aquellos que no tengan la alternativa de mantenerse en sus hogares.

Algunos consejos:

  • Caminar con pasos cortos y con el torso un poco adelantado como “pingüinos”. Esta postura supone que todo el peso del cuerpo recaiga sobre el pie que avanza, recayendo así toda la planta del pie en la superficie sin riesgo de que el talón resbale.
  • Usar un calzado adecuado, con suela de goma antideslizante y que pueda aumentarse el agarre a la superficie con cadenas de pies o bridas.
  • Caminar con las manos fuera de los bolsillos y libres. De esta manera, en el caso de resbalar, pueden ayudarnos como apoyo para evitar el golpe – en caso de caída-, o a equilibrarnos. Además del uso de guantes para combatir el frío y quemaduras.
Noticias relacionadas

INFORMACION SOBRE LA PROTECCIÓN DE TUS DATOS


Responsable: S.E.I. EDETRONIK. S.A

Finalidad: Envío de información solicitada, gestión de suscripción a la web y moderación de los comentarios.

Datos tratados: Comentarios: Datos identificativos (en el caso que te registres en la web) y comentarios.

Legitimación: Consentimiento del interesado.

Destinatarios: Utilizamos MDirector como plataforma profesional de envío de mails. Nos permite ofrecerte un servicio libre de SPAM y con total confidencialidad. Ellos únicamente almacenarán tu correo para poder realizar el envío.

Derechos: Puedes acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos que detallamos en el siguiente link

Información adicional En este link dispones de información adicional y detallada sobre la protección de datos personales que aplicamos en nuestra web.

CERRAR