No a los vientres de alquiler

No a los vientres de alquiler

Mi Rey mago se llama Pedro Sánchez y esta carta va, sobre todo, para él. Mi Rey mago se llama Pedro Sánchez y esta carta va, sobre todo, para él. En primer lugar, le quiero reconocer el ingente trabajo desarrollado por él y por su Gobierno en el año más difícil que recuerdo, y agradecerles que, en la situación más grave vivida por mí, porque afortunadamente no he vivido ninguna guerra, este Gobierno ha sacado adelante leyes de una importancia primordial, como son la Ley Celaá y la ley reguladora de la eutanasia, que es, ni más ni menos, que el reconocimiento de un nuevo derecho, el derecho a morir dignamente. Solo esas dos leyes ya justificarían una legislatura y se han conseguido aprobar en menos de un año y en medio de una pandemia criminal, así que todo mi reconocimiento.

Si a ello le sumamos la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado; el extraordinario acuerdo conseguido con la Unión Europea y contribuir a hacer posible la vacuna contra el COVID19 en un tiempo record, solo se puede decir gracias, muchas gracias.El año que comenzará en breve nos pondrá a salvo de la pandemia a toda la población mediante el suministro de la vacuna y comenzará la reconstrucción social y económica tras los daños infligidos por el coronavirus.Los daños han sido muy grandes, no solo por las muertes y por los daños irreversibles ocasionados a miles de personas, sino también por la enorme repercusión que ha tenido en la economía la inactividad obligada durante muchos meses, con la consiguiente destrucción definitiva de muchos puestos de trabajo.

De manera que la segunda parte de mi carta a mi Rey mago es recordarle cómo ha afectado de manera especial a las mujeres esta pandemia y la crisis subsiguiente y decirle que, a mi modesto entender, la recuperación debe aprovecharse para dar a luz un país diferente por mejor, más justo y más igualitario. Se tiene que afrontar una reconstrucción que sea feminista y también ecologista, porque de esa forma se garantizará el bienestar para toda la población.¿Por qué afirmo que la pandemia ha afectado especialmente a las mujeres? Por varias razones:

- Porque la primera línea de respuesta a la pandemia es femenina. Las mujeres asumen mayores costos físicos y emocionales: son el 68% de los profesionales sanitarios (50% médicas, 72% farmacéuticas, 81% psicólogas, 84% enfermeras). En palabras de la OMS “Las mujeres proporcionan salud global, los hombres la lideran”.

- Porque los cuidados no remunerados, que se han visto muy afectados por la pandemia, han recaído mayoritariamente sobre las mujeres. En detrimento de su vida laboral y de su vida personal.- Porque los trabajos informales, desarrollados mayoritariamente por mujeres, se han visto afectados, destruyéndose en número importante.

- Porque la reducción de la actividad económica motivará la reducción de puestos de trabajo y puede afectar en mayor medida a la mano de obra menos cualificada, con presencia mayoritaria de mujeres.

- Porque la violencia de género en la pareja se ha agudizado en la situación de confinamiento y buena prueba de ello ha sido el incremento notable de las llamadas de mujeres a los números de emergencia. Podría seguir enumerando más consecuencias adversas de la pandemia, que lo han sido para casi todo el mundo, pero que han afectado desproporcionadamente a las mujeres.

Esta especial afectación a las mujeres, teniendo en cuenta que el punto de partida ya era desigual respecto a los hombres, hace que la recuperación deba hacerse con perspectiva de género, para evitar que la mayor desigualdad que ha producido la pandemia se quede instalada, como ya ocurrió en crisis anteriores.

Así que, teniendo en cuenta estos antecedentes, mis peticiones feministas al Rey mago para este año 2021 son, como mínimo, las siguientes:

- En el ámbito laboral. Soy una convencida de que la maternidad es uno de los instrumentos que utiliza el patriarcado para someter a las mujeres. Cuanto más dependientes, más sometidas. Nos gusta ser madres, tenemos derecho a serlo cuando lo decidamos; los hijos y las hijas son un bien social y su cuidado no puede recaer exclusivamente sobre la madre ni, en el mejor de los casos, solo sobre la madre y el padre. El Economista publicó el 26/12/2020 un artículo en el que, con datos detallados, demostraba como en los últimos diez años la brecha de la participación en las actividades no remuneradas dentro el hogar no se ha modificado. Si en el año 2008 las mujeres realizaban el 78% de esos trabajos, en el año 2018 seguía siendo el 75%. Esto significa que, en general, las mujeres hemos aumentado nuestra carga de trabajo.

La Ley Celaá recientemente aprobada universaliza la educación 0-3 años y esto es importantísimo para que las mujeres se puedan desempeñar laboralmente, siempre que sepamos desarrollar adecuadamente la corresponsabilidad en los cuidados.La transparencia salarial para reducir la brecha en ese ámbito, otra medida socialista sobre la que se legisló en la legislatura anterior y en la presente, tiene que vigilarse estrechamente su cumplimiento y para eso se debe reforzar y especializar la Inspección de Trabajo.Debemos dar el salto de la representación equilibrada de la Ley O. 1/2007, para la igualdad efectiva entre mujeres y hombres y pasar a la paridad, es decir, 50/50, tanto en la Administración Pública como en la empresa privada, con las modificaciones legislativas que correspondan.

- En el ámbito de la violencia machista, deben cumplimentarse todas las medidas del Pacto de Estado contra la violencia de género que se encuentran pendientes. Al respecto, creo que es urgente suspender con carácter imperativo las visitas en los supuestos contemplados en la medida 145 del Congreso y 49 del Senado, esto es, en todos los casos en los que el menor hubiera presenciado, sufrido o convivido con manifestaciones de violencia. La urgencia deriva del daño que sufren los menores en esta situación y todas las acciones que observamos por parte del contramovimiento neomachista, tales como la utilización del Síndrome de Alienación Parental bajo otras denominaciones y la imposición de la coordinación de parentalidad para obligar a menores a cumplir las visitas, aunque no lo deseen.

La formación en perspectiva de género de todos los operadores jurídicos, especialmente de jueces y juezas, no está funcionando satisfactoriamente, y es fundamental para que la justicia pase de ser patriarcal a ser igualitaria y para que las mujeres confíen en la Justicia para salir de las situaciones violentas. Porque es otra forma de violencia de género, porque la prostitución es violencia sexual, debe aprobarse sin demora una ley abolicionista, con medidas que disuadan a los hombres de recurrir al sexo de pago y que establezca medidas suficientes para que las mujeres prostituidas puedan salir de ese mundo en el que confluyen muchas formas de violencia machista: violencia sexual, física, psicológica y económica.

Porque también es otra forma de violencia sobre las mujeres, debemos clarificar de manera más contundente la prohibición de los vientres de alquiler en nuestro país. Ello requiere derogar la Instrucción de 6 de octubre de 2010 de la Dirección General de Registros y Notariado y adaptarla a la jurisprudencia del Tribunal Supremo al respecto. Se deben ilegalizar las agencias de intermediación y, tal y como desde el movimiento feminista venimos reivindicando, se debe penalizar la compra de bebés y la intermediación en la misma con independencia del país en el que se lleve a cabo.

Finalmente, para terminar mi carta no exhaustiva de reivindicaciones, me falta por señalar algo que considero muy importante: que el transgenerismo es una maniobra para desarmar el feminismo. Es contrario a la justa lucha por la igualdad de las mujeres y los hombres que desde hace más de tres siglos mantiene el feminismo. Y está acechando para instalarse en alguna ley. Por eso pido a quien corresponda que no lo permita.

Por un año 2021 feminista y libre de pandemia.

Noticias relacionadas

INFORMACION SOBRE LA PROTECCIÓN DE TUS DATOS


Responsable: S.E.I. EDETRONIK. S.A

Finalidad: Envío de información solicitada, gestión de suscripción a la web y moderación de los comentarios.

Datos tratados: Comentarios: Datos identificativos (en el caso que te registres en la web) y comentarios.

Legitimación: Consentimiento del interesado.

Destinatarios: Utilizamos MDirector como plataforma profesional de envío de mails. Nos permite ofrecerte un servicio libre de SPAM y con total confidencialidad. Ellos únicamente almacenarán tu correo para poder realizar el envío.

Derechos: Puedes acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos que detallamos en el siguiente link

Información adicional En este link dispones de información adicional y detallada sobre la protección de datos personales que aplicamos en nuestra web.

CERRAR