Un informe de la Universidad Politécnica de Cataluña concluye que las aulas no están siendo un foco de expansión del coronavirus

Un informe de la Universidad Politécnica de Cataluña concluye que las aulas no están siendo un foco de expansión del coronavirus

El estudio titulado "Reapertura de las escuelas en tiempos de pandemia" ha analizado las tres primeras semanas de curso escolar en todo el país y ha comprobado que, de momento, los centros educativos no están sirviendo como zonas de expansión de la pandemia. “Las comunidades donde la incidencia estaba subiendo han seguido haciéndolo a un ritmo parecido, y las que estaban bajando han continuado haciéndolo”, explica el informe al que ha tenido acceso El País y que fue entregado a la Comisión Europea. Aunque estos resultados son tempranos, confirman que, hasta ahora, las medidas impuestas por Sanidad están funcionando aunque habrá que observar los datos durante las próximas semanas ya que “todo puede cambiar”.

Un informe elaborado por el grupo de Biología Computacional y Sistemas Complejos de la Universidad Politécnica de Cataluña y enviado a la Comisión Europea ha concluido que las escuelas no están siendo un foco de contagio de coronavirus en España. El texto titulado Reapertura de las escuelas en tiempos de pandemia analiza el escenario de las tres primeras semanas de curso en todo el territorio español y, de forma específica, en Andalucía, Cataluña, Madrid, la Comunidad Valenciana, que conforman el 61% de todo el alumnado español, y Castilla y León. Este estudio al que ha tenido acceso El País, confirmaría que las medidas adoptadas a finales de agosto por Sanidad para proteger el entorno de los centros educativos están, por el momento, funcionando.

El estudio utiliza franjas de edad para observar si existe un aumento o disminución en la incidencia de casos. De esta forma, los científicos estudian los datos de contagios entre la población de edad de 0 a 18 años en Andalucía, Comunidad Valenciana, Cataluña y Castilla y León y, por otro lado, la incidencia general por cada 100.000 habitantes acumulada en dos semanas. Una vez se dispone de esta información, se compara la incidencia específica por franjas de edad con la incidencia total para observar si existe o no un aumento significativo de casos.

“Si las escuelas hubieran actuado como amplificadoras de los contagios, ya debería observarse un efecto en la incidencia global”, explica una de las autoras del informe, la física Clara Prats, teniendo en cuenta el periodo de dos semanas establecido para estudiar la incidencia del virus y su evolución. Aun así, hay que recoger estos resultados con cautela ya que se trata solo se un primer análisis y “todo puede cambiar”. De momento, las tendencias de la pandemia se mantienen a pesar de la apertura del curso: “Las comunidades donde la incidencia estaba subiendo han seguido haciéndolo a un ritmo parecido, y las que estaban bajando han continuado haciéndolo”, afirmaba Prats. Estas conclusiones tendrán que respaldarse durante el desarrollo de las próximas semanas, tal y como declara Clara Prats, ya que puede estar dándose “un cambio más sutil” que se podría manifestar más adelante.

El informe muestra que algunas zonas estudiadas sí han aumentado ligeramente la incidencia de casos mientras que otras la han disminuido. Este primero es el caso de Andalucía y Cataluña, que han aumentado 3 puntos porcentuales los datos de contagio en la franja de edad de hasta los 18 años. Aun así, estos no son datos preocupantes por el momento ya que podría deberse simplemente a un mayor escrutinio en los centros escolares para detectar posibles casos. En Cataluña, cuando un niño da positivo en una clase, se realiza una prueba PCR a todos los alumnos de su burbuja, mientras que en Andalucía se hacía a aquellos que se consideran contacto estrecho, que a veces solo suponía unos pocos alumnos y otras veces toda el aula, aunque ya han cambiado este protocolo. De esta forma, si se realizan más test es normal que se registren más positivos asintomáticos, al igual que puede aumentar el porcentaje de contagios registrados en una franja de edad en la que existe “un mayor esfuerzo diagnóstico” que en otras, explica el análisis.

La Comunidad Valenciana, por el contrario, ha mostrado un pequeño descenso en la incidencia del virus, en torno a un 1%, entre los grupos de edad estudiados desde el inicio del curso. El único resultado alarmante hasta el momento es el de Castilla y León que sí ha registrado un aumento considerable de positivos entre los grupos de edad de 0 a 9 años. La investigación confirmaba un aumento de diez puntos porcentuales hasta alcanzar el 22’8% de positivos. La Consejería de Educación de Castilla y León señalaba que, desde el inicio del curso, se han detectado un total de 173 contagios en las aulas y que se han realizado 5.000 PCRs en el ámbito escolar sin encontrar gran incidencia. Prats no descarta que este aumento se deba a una mayor realización de pruebas o a que otros grupos de edad estén siendo infraestudiados. Aun así, declara que “es un dato sorprendente que requiere buscar una explicación”.

Otras comunidades no están incluidas al no ofrecer datos segmentados necesarios para realizar el estudio. Este es el caso de Madrid que, aun así, sí está incluida en la primera parte del estudio por su importante incidencia, siendo la comunidad que más contagios acumula de todo el país. En este caso, el análisis se hizo sobre todo el territorio sin incluir grupos de edad.

El informe ofrece datos esperanzadores sobre la transmisión del virus en las aulas y el funcionamiento de las medidas implantadas para evitar más positivos. Muestra que la cadena de contagios cuando se da un positivo en un aula es muy corta a través del ejemplo de Cataluña. En esta comunidad, el 87% de los casos índices (el primer caso detectado) no genera más contagios dentro de su burbuja escolar. Aunque el texto no explica las razones por las que esta cadena de contagios es tan corta, subraya que se puede deber a la obligación de llevar mascarilla en todo momento dentro de las clases en los alumnos desde los seis años. Prats afirma que, aunque es probable que los niños sean menos infecciosos, las cuarentenas rápidas cortan la cadena de contagios, así como las otras medidas tomadas por Sanidad.

Noticias relacionadas

INFORMACION SOBRE LA PROTECCIÓN DE TUS DATOS


Responsable: S.E.I. EDETRONIK. S.A

Finalidad: Envío de información solicitada, gestión de suscripción a la web y moderación de los comentarios.

Datos tratados: Comentarios: Datos identificativos (en el caso que te registres en la web) y comentarios.

Legitimación: Consentimiento del interesado.

Destinatarios: Utilizamos MDirector como plataforma profesional de envío de mails. Nos permite ofrecerte un servicio libre de SPAM y con total confidencialidad. Ellos únicamente almacenarán tu correo para poder realizar el envío.

Derechos: Puedes acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos que detallamos en el siguiente link

Información adicional En este link dispones de información adicional y detallada sobre la protección de datos personales que aplicamos en nuestra web.

CERRAR