Una autopsia posterior confirma que George Floyd murió asfixiado por la contundencia policial en su detención

Manifestación en Nueva York por la muerte de George Floyd a manos de la policía en Minneapolis SAM SIMMONDS / POLARIS / CONTACTO - EUROPA PRESS

Una autopsia posterior confirma que George Floyd murió asfixiado por la contundencia policial en su detención

Lo demostró una autopsia privada realizada a pedido de la familia. Floyd habría muerto en el mismo sitio donde un agente policial presionaba su cuello con una rodilla. Los resultados se contradicen con la autopsia oficial. El hecho desató el periodo de movilizaciones sociales más extenso en la historia de EEUU. Mientras Trump amenaza con sacar el Ejercito a las calles y se enfrenta a varios gobernadores por su "blandura" a la hora de acabar con las protestas. Por su parte, la familia de la víctima rechaza la violencia y los saqueos que se están produciendo en parte del país.

Dos autopsias, dos resultados diferentes. La muerte de George Floyd en manos de un agente de la policía de Minneapolis y las movilizaciones masivas de Estado Unidos iniciaron con la denuncia de un billete falso, una caja de cigarrillos sin devolver y el abuso de un agente policial. Ahora la historia tomó un nuevo giro con la publicación de los resultados de una autopsia solicitada a cargo de la familia de Floyd.

El informe contradice los resultados de la autopsia oficial. Para la familia Floyd murió asfixiado en la calle, en el mismo lugar donde varias personas captaron como el ahora ex agente Derek Chauvin, presionaba su rodilla contra el cuello de George, mientras este rogaba por su vida.

Hasta ahora el único informe que describía la razón de la muerte del ciudadano afroamericano era la autopsia oficial del Estado. Allí el forense del condado de Hennepin (Minnesota) aseguraba que el homicidio se había producido por un “fallo cardiopulmonar” y por complicaciones debido a "la compresión del cuello” que el policía ejerció sobre la vitcima. El documento, al cual tuvo acceso The Washington Post, también señalaba que Floyd sufría enfermedades cardíacas, intoxicación por fentanilo y que en la sangre tenía rastros de metanfetamina. Para los forenses estas fueron “condiciones significativas”, pero no señalan explícitamente que contribuyeron a su muerte.

Inconforme con estos resultados la familia de Floyd solicitó una autopsia privada la cual concluye que murió por “asfixia debido a la compresión de espalda y cuello”. El informe detalla que la asfixia habría sido provocada por una compresión continuada del cuello y la espalda. “Esto causó una falta de riego sanguíneo al cerebro”, informó el abogado de la familia, Ben Crump, en rueda de prensa. El letrado aseguró el hombre afroamericano ya estaba “muerto en el lugar” de la detención. “La ambulancia fue su coche fúnebre”, señaló. La doctora a cargo de la segunda autopsia, Allecia Wilson, aseguró que la muerte fue un “homicidio”.

El hecho desató protestas y disturbios en más de treinta ciudades norteamericana. Los hechos ya dejaron un saldo de tres muertos y más de cinco mil detenidos, según The Associated Press. Mientras en su cuenta de Twitter el presidente republicano Donald Trump advertía que “Los gobernadores y alcaldes progresistas tienen que volverse MUCHO más duros contra el crimen o el Gobierno federal se meterá y hará lo que hay que hacer. Y eso incluye el poder ilimitado de nuestro Ejército”, la familia de la víctima salió a repudiar la violencia y pidió que las manifestaciones sean pacíficas, “Él era un motivador pacífico”, indicó Terrence Floyd, hermano de la víctima en una entrevista con ABC News.

Como estrategia antidisturbios miles de soldados de la Guardia Nacional se desplegaron en 15 estados de EEUU y en Washington. Esto provocó que los gobierno promulgaran un toque de queda en 40 ciudades además de la capital.

En simultáneo Derek Chauvin, acusado por la muerte de Floyd, fue trasladado desde la Cárcel del Condado de Hennepin a la Correccional de Minnesota en Oak Park Heights, prisión de máxima seguridad. El exagente es acusado de homicidio en tercer grado, pero exige que se detengan a todos los policías implicados en la muerte.

El exagente había asistió a la tienda Cup Foods, en Minneapolis, tras recibir la denuncia de un billete falso de US$20. Según la BBC, un empleado acusaba a George Floyd de utilizarlo para comprar un paquete de cigarrillos. Según la transcripción de la llamada al 911, el empleado explica al operador que Floyd se negaba a devolver el producto. “El hombre parece “borracho” y no estaba en control de sí mismo”, señala la transcripción.

Minutos después un móvil policial llega al lugar. Floyd estaba con otras dos personas en las inmediaciones del local. Al llegar la policía uno de los agentes, Thomas Lane, sacó su arma y le ordenó a Floyd que mostrara las manos. Luego de resistirse, el ciudadano accede a que lo esposaran. Los forcejeos comenzaron cuanto tratan de meter a Floyd en la patrulla. El resto de la historia puede reconstruirse a partir de los videos que circulan por la web. Floy trabajaba como guardia de seguridad pero, al igual que otros 40 millones de estadounidenses, quedó sin empleo como consecuencia de la crisis desatada en el país por el coronavirus.

Noticias relacionadas

INFORMACION SOBRE LA PROTECCIÓN DE TUS DATOS


Responsable: S.E.I. EDETRONIK. S.A

Finalidad: Envío de información solicitada, gestión de suscripción a la web y moderación de los comentarios.

Datos tratados: Comentarios: Datos identificativos (en el caso que te registres en la web) y comentarios.

Legitimación: Consentimiento del interesado.

Destinatarios: Utilizamos MDirector como plataforma profesional de envío de mails. Nos permite ofrecerte un servicio libre de SPAM y con total confidencialidad. Ellos únicamente almacenarán tu correo para poder realizar el envío.

Derechos: Puedes acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos que detallamos en el siguiente link

Información adicional En este link dispones de información adicional y detallada sobre la protección de datos personales que aplicamos en nuestra web.

CERRAR