2020: nuevos escenarios para las ‘fake news’

2020: nuevos escenarios para las ‘fake news’

Alcanzamos el nuevo año y con él la llegada de los propósitos para afrontar los próximos meses de este año bisiesto. En 2020, el uso de redes sociales para la manipulación de la opinión pública y desinformación es un fenómeno que se verá con mayor intensidad.

En 2016 asistíamos al nacimiento de las ‘fake news’ durante las elecciones presidenciales de Estados Unidos, donde un gran número de historias inventadas comenzaron a viralizarse por Facebook con el ánimo de decantar el voto hacia Trump. Textos con un titular llamativo, creados generalmente por expertos en tecnología digital que buscaban cambiar la opinión general a la vez que obtenían beneficios (incluso económicos) a través de la navegación de los usuarios en esas controvertidas páginas, que buscan antes el clic que la calidad de la noticia.

Desde entonces tenemos cada vez más ejemplos que demuestran que las noticias falsas son un fenómeno contra el que las autoridades están luchando con denuedo, dado el daño que pueden crear a la democracia en general y a la población en particular: es información manipulada con la intención de engañar o desinformar. Además, estos bulos suelen buscar crear confusión, influir sobre decisiones privadas y dañar o dar un falso valor a la imagen de ciertas personas, entidades o instituciones.

Estos bulos suelen buscar crear confusión, influir sobre decisiones privadas y dañar o dar un falso valor a la imagen de ciertas personas, entidades o instituciones.

Cuatro años después, Trump afronta el 3 de noviembre su renovación como líder máximo del mundo occidental. Y con ello, el escenario político contemporáneo llega otra vez al punto de partida (primario a la par que primitivo) dominado por discursos polarizados cuyo enfoque ideológico radical, a diferencia de etapas anteriores, tiene propósitos aislacionistas y busca confundir a la ciudadanía mediante informaciones falsas para reforzar múltiples diferencias y posicionar nuevos conflictos sociales.

La 59ª campaña presidencial en Estados Unidos servirá, de nuevo y a modo de laboratorio primigenio, para conocer en qué situación se encuentran las ‘fake news’: cómo se está luchando contra ellas y con qué herramientas, cuáles son los antídotos que van a tomar las candidaturas para defenderse de las mismas (o, al contrario, si van a hacer uso de ellas)… Pero sobre todo, lo que más interesa es saber qué grado de desarrollo, de sofisticación, alcanzarán las noticias falsas para desarrollar su intencionalidad y sobre qué canales lo harán.

La 59ª campaña presidencial en Estados Unidos servirá, de nuevo y a modo de laboratorio primigenio, para conocer en qué situación se encuentran las ‘fake news’

Y esto lo podremos analizar enseguida, porque para poder elegir las candidaturas dentro del partido demócrata, a partir del próximo 3 de febrero arrancan las asambleas primarias o ‘caucus’ que finalizarán en junio de este año.

Los caucus de Iowa en febrero abrirán las votaciones para escoger al candidato demócrata que se enfrente a Trump y serán ya, sin dudarlo, escenario para analizar cómo desenvuelven las noticias falsas en este escenario electoral tan largo como complejo. En ese contexto, las redes digitales de interacción social serán, de nuevo, el espacio propicio para la difusión de informaciones sin sustento utilizando técnicas de edición y manipulación que confunden y generan percepciones equivocadas y carentes de objetividad.

Este particular proceso electoral norteamericano se constituirá en los próximos meses como el principal reto para el análisis riguroso y diseño de estrategias que permitan recuperar la confianza social en los partidos políticos, en las propuestas de gobierno y en los procesos de representación ciudadana.

Todos aquellos que estamos interesados en la comunicación política esperamos contar con experiencias e investigaciones para comprender mejor el fenómeno de las falsas noticias y de la información manipulada y proponer alternativas a estas prácticas de distorsión del modelo de participación democrática.

Según una encuesta realizada por Business Insider en enero de 2019 en EE.UU., el 59% de la juventud se informa con Instagram como primera opción, seguida de YouTube, Snapchat, Facebook y Twitter

Y más aún cuando se confirma, de acuerdo con una encuesta realizada por Business Insider en enero de 2019 en EE.UU., que el 59% de la juventud se informa de lo que pasa en el mundo por las redes sociales, con Instagram como primera opción, seguida de YouTube, Snapchat, Facebook y Twitter. Y aunque en noviembre pasado la empresa del pajarito azul actualizó su política global de anuncios con el fin de combatir la propaganda política basada en mentiras y en exageraciones, todavía queda por ver cómo -y con qué estrategia- combatirán las empresas de Mark Zuckenberg (Facebook e Instagram) el creciente arraigo de los bulos y la desinformación a la que sus algoritmos tanto ayudan a propagar.

Muchos las acusan de permitir la divulgación de mentiras y de exageraciones para manipular la intención de los votos de sus usuarios; y las empresas se defienden intentado corregir el rumbo y diciendo que están tomando medidas para detener la manipulación política y promover el buen uso de sus redes sociales.

Como siempre, sólo la praxis demostrará el alcance de sus promesas. Y la inacabable carrera electoral norteamericana será buen caldo de cultivo para analizar si estas acciones de intoxicación informativa no se limitan al panorama nacional estadounidense, pues es más que probable que desde otros países pudieran desarrollar e implementar nuevas campañas, con el objetivo de influir en los resultados electorales de la máxima potencia occidental.

De lo que sí podemos estar seguros es de que en 2020 internet convertirá en un nuevo campo de batalla (con las redes sociales como mejor escenario). Y que nosotros, como usuarios y usuarias, también tendremos nuestro papel en esta guerra.

INFORMACION SOBRE LA PROTECCIÓN DE TUS DATOS


Responsable: S.E.I. EDETRONIK. S.A

Finalidad: Envío de información solicitada, gestión de suscripción a la web y moderación de los comentarios.

Datos tratados: Comentarios: Datos identificativos (en el caso que te registres en la web) y comentarios.

Legitimación: Consentimiento del interesado.

Destinatarios: Utilizamos MDirector como plataforma profesional de envío de mails. Nos permite ofrecerte un servicio libre de SPAM y con total confidencialidad. Ellos únicamente almacenarán tu correo para poder realizar el envío.

Derechos: Puedes acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos que detallamos en el siguiente link

Información adicional En este link dispones de información adicional y detallada sobre la protección de datos personales que aplicamos en nuestra web.

CERRAR