Las servidumbres de la imagen

Las servidumbres de la imagen

De Enrique Tierno Galván se cuenta que alguna vez llegó a quejarse de estar preso de su propia imagen. El alcalde de Madrid había cultivado un perfil personal que le hacía aparecer siempre como un correcto y educado académico, incapaz de un mal modo o de una palabra inoportuna. Desde que presidía el PSP y, aunque por aquellas fechas estaba en la cincuentena, ya se hacía llamar el viejo profesor (VP). De él se esperaba la frase acertada o la crítica mordaz, porque tenía un ingenio pausado, sin que pudiera romper esa imagen con alguna salida de tono a o algún exabrupto. A Don Enrique esos desahogos no le estaban permitidos.

Actualmente, si hay algún político que se ha elaborado de forma concienzuda una marcada personalidad, aunque en la dirección opuesta, ha sido Pablo Iglesias. Su carácter contestatario, su rapidez dialéctica, sus recursos populistas, sus aceradas críticas y su aspecto desaliñado forman parte inseparable de su imagen pública. Es cierto que en su recorrido político ha hecho de su evolución ideológica una de sus características. En poco tiempo ha transitado desde el impago de la deuda exterior, el rechazo a la UE, las acusaciones a la casta política o la necesidad de afrontar un integral proceso constituyente a posiciones más moderadas, con la aceptación de las instituciones europeas, la exigencia del cumplimiento de la Constitución del 78, la defensa del periodo de la Transición y el abandono de la terminología y la estrategia populista de la que en un principio fue su máximo representante. Pero lo que no parece haber abandonado en ningún momento es su propia necesidad de ser protagonista principal y excluyente de cualquier evento y reclamar para sí la atención central de medios y seguidores. Aunque haya cambiado de vivienda y alterado posiciones políticas esenciales lo que ha mantenido en todo este tiempo es su elaborado perfil personal de líder díscolo, contestatario y personalista.

Con ese bagaje resulta difícil encajarlo en el llamado gobierno de cooperación. No es imaginable verlo formar parte de un ordenado y coordinado equipo ministerial, renunciando a un protagonismo singular o a limitar su papel político a los afanes y competencias de su cartera ministerial. Todo el mundo esperaría de su actividad elementos llamativos que le dieran un especial y permanente protagonismo con la inclinación irrefrenable de opinar sobre todo aquello que se le ocurriera, coincidiera o no con sus competencias o con el criterio general del gabinete. La personalidad que se ha elaborado y que corresponde sin duda a una actitud natural hacen difícil su pertenencia a un colectivo en el que él no lleve la voz cantante. Sería como renunciar a la esencia de su propia imagen de la que él también es preso.

INFORMACION SOBRE LA PROTECCIÓN DE TUS DATOS


Responsable: S.E.I. EDETRONIK. S.A

Finalidad: Envío de información solicitada, gestión de suscripción a la web y moderación de los comentarios.

Datos tratados: Comentarios: Datos identificativos (en el caso que te registres en la web) y comentarios.

Legitimación: Consentimiento del interesado.

Destinatarios: Utilizamos MDirector como plataforma profesional de envío de mails. Nos permite ofrecerte un servicio libre de SPAM y con total confidencialidad. Ellos únicamente almacenarán tu correo para poder realizar el envío.

Derechos: Puedes acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos que detallamos en el siguiente link

Información adicional En este link dispones de información adicional y detallada sobre la protección de datos personales que aplicamos en nuestra web.

CERRAR