Objetivo 26-M: no dejar a nadie atrás

Objetivo 26-M: no dejar a nadie atrás

Uno de los éxitos editoriales de este año es una llamada al positivismo, que no conformismo, recordándonos que hoy el mundo es mucho mejor de lo que era hace décadas[1]. Las cifras son claras; en términos globales vivimos más y mejor. Las últimas décadas se ha reducido el número de conflictos, la pobreza extrema, la mortalidad infantil, ha aumentado la esperanza de vida, las tasas y niveles de escolaridad, el acceso al agua potable, a inmunización, por citar algunos de los logros alcanzados.

La humanidad ha realizado importantes avances en los grandes problemas del siglo XX. Sin embargo, nunca como hoy ha existido tanta desigualdad entre quienes más y menos tienen. Sin duda, el desafío del siglo XXI es la lucha contra la desigualdad.

Las sociedades más desiguales son sociedades menos prósperas, menos sanas, menos seguras, más segmentadas y vulnerables en su conjunto.

Las sociedades desiguales son sociedades polarizadas en las que construir un proyecto colectivo resulta más difícil que en las sociedades cohesionadas.

La Comunidad de Madrid ha salido de la crisis iniciando una senda de recuperación económica con unos niveles de crecimiento en 2018 un 15% superior a las tasas de hace 10 años, creciendo además en todos los sectores. Igualmente los niveles de empleo se encuentran por encima de los datos anteriores a la crisis.

Sin embargo, somos una comunidad fracturada por la desigualdad.

Los datos señalan que el ascensor social que debe suponer el estado del bienestar basado en la igualdad de oportunidades se ha bloqueado atrapando a miles de familias con bajos ingresos que necesitarán cuatro generaciones para ascender a la clase media.

La comunidad más rica tiene el triste y vergonzoso récord de albergar la mayor desigualdad infantil, 3 de cada 10 niños y niñas se encuentran en riesgo de pobreza.

Pero no hay niños ni niñas pobres en hogares que no lo son.

Una de cada cinco personas es pobre en la Comunidad de Madrid. La tasa de pobreza madrileña es del 20,6%, 4 puntos más que antes del inicio de la crisis. Pese a haber recuperado las cifras de empleo, se calcula que hay 360.000 trabajadores y trabajadoras pobres en esta comunidad.

Cruzar de acera en la Comunidad de Madrid puede suponer entre 3 y 10 años menos de esperanza de vida o una renta de menos de la mitad del Producto Interior Per Cápita medio que es de 34.916 euros.

La recuperación económica no está suponiendo una recuperación social; el crecimiento no está generando prosperidad. Ésta debe ser, y no otra, la prioridad para el próximo gobierno que salga de las urnas el 26 de mayo : que nadie se quede atrás en la comunidad más rica de España.

La desigualdad que se ha instalado en la Comunidad de Madrid genera exclusión no solo en cuanto a cuestiones materiales sino también respecto al papel que las personas desempeñan o pueden desempeñar en el proyecto colectivo, sus expectativas y las de los demás. Por tanto, sus efectos perduran en el tiempo comprometiendo el progreso personal y colectivo.

Afirmaba el ex Secretario General de las Naciones Unidas Ban Ki-moon que la fuerza del crecimiento económico debe medirse en el nivel en que satisface las necesidades de las personas y si lo hace de manera sostenible y equitativa[2]. Es decir, el crecimiento debe conducir a la prosperidad compartida.

Creer que se debe gobernar desde esta premisa obliga, sin duda, a un cambio de enfoque ampliando el objetivo de nuestra cámara de la persona a la comunidad incorporando el filtro de la empatía en el diseño e implementación de las políticas públicas.

La Comunidad de Madrid se encuentra en una encrucijada en la que debe optar por la continuidad, que se traduce en asumir la desigualdad como un rasgo estructural del territorio, o elegir el cambio hacia una sociedad más igual y, en consecuencia, más justa y más sostenible.

[1] “Factfulness”, Hans Rosling, Ola Rosling y Anna Rosling Rönnlund. Editorial Deusto

[2] Synthesis Report of the Secretary-General on the Post-2015 Agenda. Diciembre 2014.

INFORMACION SOBRE LA PROTECCIÓN DE TUS DATOS


Responsable: S.E.I. EDETRONIK. S.A

Finalidad: Envío de información solicitada, gestión de suscripción a la web y moderación de los comentarios.

Datos tratados: Comentarios: Datos identificativos (en el caso que te registres en la web) y comentarios.

Legitimación: Consentimiento del interesado.

Destinatarios: Utilizamos MDirector como plataforma profesional de envío de mails. Nos permite ofrecerte un servicio libre de SPAM y con total confidencialidad. Ellos únicamente almacenarán tu correo para poder realizar el envío.

Derechos: Puedes acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos que detallamos en el siguiente link

Información adicional En este link dispones de información adicional y detallada sobre la protección de datos personales que aplicamos en nuestra web.

CERRAR