Derechos sexuales y reproductivos: mucho pendiente para que ninguna mujer se quede atrás

Derechos sexuales y reproductivos: mucho pendiente para que ninguna mujer se quede atrás


El Fondo de Naciones Unidas para la Población (FNUAP) acaba de presentar su informe “Estado de la población mundial 2019. Un asunto pendiente. La defensa de los derechos y la libertad de decidir de todas las personas”.


Pocas cifras aportan tanta información sobre el desarrollo de las sociedades como las estadísticas sobre población.

En los 50 años de existencia del FNUAP que se conmemoran este año hemos pasado de hablar de control de natalidad, recordemos que en 1969 la media mundial de hijos e hijas por mujer era de 6, a hablar de derechos sexuales y reproductivos.

Este año se cumplen también los 25 años de la Conferencia Internacional sobre Población y Desarrollo (CIPD) celebrada en El Cairo y que situó los derechos reproductivos en el centro de la agenda de desarrollo.

Sin duda los últimos 25 años se han producido progresos extraordinarios en materia de salud sexual y reproductiva, siendo España un ejemplo claro de ello. En estos años se han registrado avances legales en derechos sexuales y reproductivos incluida la interrupción voluntaria del embarazo, los matrimonios forzosos y precoces o la mutilación genital femenina. Igualmente se ha reducido de manera notoria la mortalidad materna y se ha extendido el uso de anticonceptivos.

No obstante, los avances en estos 25 años han sido muy desiguales. Se calcula que 1 de cada 2 mujeres no puede decidir sobre su sexualidad y su reproducción. La desigualdad que caracteriza el mundo del siglo XXI tiene su reflejo también en los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres.

Los Objetivos de Desarrollo del Milenio aprobados el año 2000 no incluyeron los compromisos que ya se habían adoptado en aquel momento. La sexualidad y la reproducción se limitaron entonces a la mejora de la salud materna eludiendo el enfoque de derechos de El Cairo.

La Agenda 2030, sin embargo, centrada en la igualdad sitúa la salud sexual y reproductiva en el objetivo de la igualdad entre los géneros y el empoderamiento de las mujeres y las niñas. Los derechos sexuales y reproductivos, los derechos de las mujeres son fundamentales para la consecución de los 17 objetivos de desarrollo sostenible.

Comparto la reflexión de Luis Mora, director de género, derechos humanos y cultura del FNUAP, de que no son buenos tiempos para los derechos de las mujeres.

Escuchando al responsable del FNUAP hablar de la creciente cosificación de la reproducción pienso inevitablemente en los riesgos que esto entraña para los derechos de los que disfrutamos una parte de las mujeres y que están siendo amenazados por parte de algunos colectivos.

Los últimos tiempos estamos asistiendo a una despolitización y una cosificación de la reproducción desvinculándola de manera preocupante de la agenda de los derechos de las mujeres y, desde luego, de la agenda feminista.

Haber situado la reproducción en el ámbito de lo público ha tenido efectos positivos por ejemplo en el debate sobre la corresponsabilidad colectiva en relación a la crianza. Sin embargo, hay otras agendas, nada inocentes, que aprovechan ese espacio abierto incorporando ideas que sortean de manera peligrosa la frontera entre derechos y deseos donde las mujeres no podemos retroceder en lo avanzado.

Separar la sexualidad de la capacidad reproductora puede dar cabida a que el alquiler de vientres pueda ser considerado una técnica de reproducción asistida, como de hecho ya hace sorprendentemente la Organización Mundial de la Salud bajo la idea que promueven algunos colectivos del inexistente el derecho a la procreación.

Del mismo modo, hay Estados que han declarado la baja natalidad una cuestión de seguridad nacional o sin irnos lejos, el candidato del Partido Popular a Presidente del Gobierno declaró que “si queremos financiar las pensiones debemos pensar en cómo tener más hijos, no en abortar”.

El control de la reproducción de la especie está detrás de la obsesión por nuestra sexualidad desde que el mundo es mundo y lejos de arriesgar lo conseguido, debemos trabajar porque las mujeres de todo el mundo disfrutemos de los mismo derechos, también los sexuales y reproductivos sin dejar a nadie atrás.

De esto van también las próximas elecciones generales.

Noticias relacionadas

INFORMACION SOBRE LA PROTECCIÓN DE TUS DATOS


Responsable: S.E.I. EDETRONIK. S.A

Finalidad: Envío de información solicitada, gestión de suscripción a la web y moderación de los comentarios.

Datos tratados: Comentarios: Datos identificativos (en el caso que te registres en la web) y comentarios.

Legitimación: Consentimiento del interesado.

Destinatarios: Utilizamos MDirector como plataforma profesional de envío de mails. Nos permite ofrecerte un servicio libre de SPAM y con total confidencialidad. Ellos únicamente almacenarán tu correo para poder realizar el envío.

Derechos: Puedes acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos que detallamos en el siguiente link

Información adicional En este link dispones de información adicional y detallada sobre la protección de datos personales que aplicamos en nuestra web.

CERRAR