La España que quiero cuida a quienes cuidan

La España que quiero cuida a quienes cuidan

La promulgación de la ley 39/2006, de 14 de diciembre, de promoción de la autonomía personal y atención a las personas en situación de dependencia supuso un hito histórico para nuestra democracia en el avance de un Estado que no deje a nadie atrás, especialmente a quienes más lo necesitan.

La ley prevé la incorporación a la seguridad social de las personas cuidadoras que percibían prestación económica mediante un convenio especial siendo la Administración General del Estado quien asume el pago de las correspondientes cuotas a la seguridad social.

Alrededor del 40% de las personas que percibían prestación económica por su actividad como cuidador no profesional suscribieron este convenio especial. Y a finales de agosto de 2012, 177.348 personas se beneficiaban de esta medida, en su mayoría mujeres.

El Partido Popular suprimió esta medida que se tradujo en que a partir del 1 de enero de 2013 eran las personas cuidadoras quienes asumían el pago de las cuotas a la seguridad social. En la práctica esto supuso que de ser el 40% de las personas cuidadoras no profesionales con prestación económica las que estuvieran dadas de alta en la seguridad social, el 31 de enero de 2019 apenas era del 1,84%, 7.496 personas frente a las 177.348 de 2012.

Con esta medida del Partido Popular los cuidados volvían a la invisibilidad legal perjudicando particularmente a las miles de mujeres que dedican su vida al cuidado asumiendo en la mayoría de los casos una responsabilidad que cabría esperar de las administraciones.

En su política de no dejar a nadie atrás, el gobierno presidido por Pedro Sánchez incluyó la recuperación del pago de las cotizaciones a la seguridad social de las personas cuidadoras no profesionales en los no natos Presupuestos Generales para 2019.

Ciertamente las personas en situación de dependencia y quienes las cuidan necesitan la atención del Estado y, por ello, el Real Decreto Ley 6/2019, de 1 de marzo, de medidas urgentes para la garantía de la igualdad de trato y de oportunidades entre mujeres y hombres en el empleo y la ocupación rescata esta medida que nos hace más decentes como sociedad.

Nuestra sociedad se ancla en un modelo de cuidados que atrapa a las mujeres en el ejercicio de una actividad no remunerada, y cuando lo es no de manera adecuada, y desde luego sin el reconocimiento social que merece.

El reto es recuperar y aumentar los niveles de cobertura de los convenios especiales a los que se había llegado antes de la supresión. La decencia de un país se mide por cómo trata a quienes necesitan mayores cotas de protección y, sin duda, la protección y los derechos que disfruten las personas en situación de dependencia y las personas que las cuidan dirá cuán decente queremos que sea nuestro país. Ésa es la España que une.

Noticias relacionadas

INFORMACION SOBRE LA PROTECCIÓN DE TUS DATOS


Responsable: S.E.I. EDETRONIK. S.A

Finalidad: Envío de información solicitada, gestión de suscripción a la web y moderación de los comentarios.

Datos tratados: Comentarios: Datos identificativos (en el caso que te registres en la web) y comentarios.

Legitimación: Consentimiento del interesado.

Destinatarios: Utilizamos MDirector como plataforma profesional de envío de mails. Nos permite ofrecerte un servicio libre de SPAM y con total confidencialidad. Ellos únicamente almacenarán tu correo para poder realizar el envío.

Derechos: Puedes acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos que detallamos en el siguiente link

Información adicional En este link dispones de información adicional y detallada sobre la protección de datos personales que aplicamos en nuestra web.

CERRAR