“El 28 de abril España se juega todo, nadie se puede quedar en casa”

“El 28 de abril España se juega todo, nadie se puede quedar en casa”

Ander Gil, portavoz del Grupo Socialista en el Senado, se ha convertido en estos dos últimos años en uno de los hombres de confianza del Presidente Pedro Sánchez. Se ha confiado en él para resolver situaciones complicadas en momentos difíciles, con tan solo 62 senadores y senadoras, frente a la apisonadora del grupo mayoritario del Partido Popular. Es una de las caras amables del Senado y la Asociación de Periodistas Parlamentarios le han dado el premio al "Senador del 2018".

Ander Gil, se ha hecho un nombre en el escenario de la política española. Portavoz del Grupo Socialista en el Senado, es un político considerado por la prensa como transparente y comunicativo. Una de los hombres de plena confianza del Presidente Pedro Sánchez, en estos dos años de portavoz ha demostrado su capacidad negociadora para tejer alianzas. Entre otras cosas le tocó liderar el discurso y las negociaciones del artículo 155 en el Senado, uno de los momentos más importantes que ha vivido la Cámara Alta en su historia. Es senador por Burgos, provincia por la que vuelve a presentarse al Senado el próximo 28 de abril. Nació en Barakaldo en 1974. Diplomado en Magisterio, comenzaó su carrera política en 1995 como concejal en el pueblo burgalés, Valle de Mena. En junio de 2017 fue elegido por la Ejecutiva Federal Socialista como portavoz en el Senado. Ya en 2018 vió venir a las derechas y acusó en redes sociales a Ciudadanos de "buscar el conflicto y agitar el odio» y afirmó que "esta derecha aznarizada viene con dos Dobermann de la mano para recuperar el poder a cualquier precio". Unas declaraciones a las que políticos de Vox y Ciudadanos le contestaron llamandole "indecente y traidor".

Señor Gil, el próximo 28 de abril se celebrarán unas elecciones generales que se presentan muy polarizadas entre la derecha y la izquierda. ¿Hasta qué punto son cruciales y diferentes estas elecciones?

Pase lo que pase, el próximo 28 de abril los españoles y españolas se la juegan. Pocas veces en los 40 años de nuestra democracia, unas elecciones han sido tan importantes. Esta vez se decide si nuestro país avanza como democracia y como Estado del Bienestar, o si retrocede no solo cuatro años, sino incluso esos 40 años desde que murió el dictador.

La elección es muy simple y gráfica: ¿Debe continuar trabajando el Gobierno de Pedro Sánchez? El mismo que ha aumentado el Salario Mínimo Interprofesional, el que ha revalorizado las pensiones, el que ha recuperado la sanidad universal, el que lucha por la igualdad entre hombres y mujeres. Todo ello con solamente 84 diputados y 62 senadores. ¿O deben gobernar las derechas de la foto de Colón? Las mismas que ya han pactado en Andalucía y que abrazan el discurso de la ultraderecha. La ciudadanía es muy inteligente y sabe perfectamente qué es lo que le conviene, y por ello soy optimista y creo que los socialistas vamos a conseguir un buen resultado.

Las encuestas por el momento dan unos resultados muy ajustados entre los dos bloques, el de las derechas y la izquierda, y con el PSOE como el partido más votado. ¿Qué puede ocurrir?

class="img_ampliable" style="margin: 10px; float: left;" src="/fotos/editor/19906/1553867662_AnderGil1.JPG" alt="" width="219" height="219" />Puede ocurrir que el votante de izquierdas se confíe y no acuda a votar, mientras que el votante de derechas se movilice y vote a alguna de sus tres marcas electorales. La España responsable somos más, pero las derechas suelen movilizarse mucho. Por eso, la izquierda responsable y de progreso no debe confiar ciegamente en la victoria y debe acudir a las urnas. El caso de Andalucía debe servir de ejemplo: allí, la abstención hizo posible que las derechas pudieran formar gobierno.

No debemos bajar la guardia, es fundamental ir a votar. El 28 de abril España se juega mucho. Nadie se puede quedar en casa.

Uno de los escenarios donde se juega la batalla es por el control del Senado, tradicionalmente la Cámara olvidada, pero que ha sido escenario de duros enfrentamientos en los últimos meses. ¿Cree que esto puede influir en el voto en la Cámara Alta?

Indudablemente. Durante los últimos 40 años, el Senado ha sido el gran desconocido de la política española. Sin embargo, en la Cámara Alta de deciden cuestiones muy importantes. Por eso es fundamental que su control no vuelva a recaer en manos de las derechas con sus tres marcas. Porque desde allí pueden bloquear y entorpecer la acción del Gobierno. Ya lo hicieron el pasado mes de diciembre, cuando vetaron el techo de gasto: 6.000 millones de euros adicionales para los presupuestos para mejorar las pensiones, la sanidad, la educación y la dependencia. Es decir, las derechas pusieron el cerrojo a que hubiera más dinero para sanidad, educación o dependencia. Eso se decide en el Senado, por ejemplo, y por eso es tan importante que la derecha no recupere su mayoría absoluta.

Las derechas parecen muy concienciadas de la importancia del Senado, también porque es la llave para la aplicación del artículo 155 de la Constitución. De hecho, el PP hace un llamamiento a votar a “los senadores del 155”.

Así es, las derechas tienen claro para lo que quieren el Senado: para bloquear al Gobierno socialista y para amenazar con aplicar un 155 permanente en Cataluña, aunque no se den las condiciones jurídicas ni objetivas para suspender su autonomía. Porque, hay que recordar, en Cataluña durante los meses del Gobierno socialista, no se ha producido ningún referéndum ilegal, ni se han aprobado leyes de desconexión. Con el Gobierno de Rajoy, en cambio, sí. El PP se olvida que fue durante su gobierno cuando España ha estado más cerca de romperse.

Otra diferencia fundamental es que los socialistas fuimos leales al Estado y apoyamos el 155 cuando se vulneró la ley, la Constitución española y el Estatut. Antepusimos nuestra lealtad a la Constitución a cualquier otra cuestión. Sin embargo, en los meses de gobierno de Pedro Sánchez, desde el minuto uno el PP atacó y descalificó al Gobierno mostrando una falta de lealtad hacia el Estado que solamente puede calificarse de irresponsable. Si el PP recupera el control del Senado, tenemos que ser conscientes de que, sin duda, continuará con sus ataques. Para eso quieren el Senado y lo tienen muy claro.

Pero también quiero subrayar que los senadores y senadoras socialistas tenemos claro para qué queremos ser elegidos en la Cámara Alta: nosotros somos los senadores y senadoras del artículo 1 al 169 de la Constitución. A nosotros no solamente nos motiva un solo artículo, como a la derecha. A los socialistas nos importan todos los artículos de la Carta Magna: los que hablan de los derechos sociales, de la igualdad entre hombres y mujeres, de la vivienda, educación o de la sanidad.

Los socialistas tenemos un proyecto para España que consiste, fundamentalmente, en hacer avanzar a nuestro país en derechos, libertades y justicia social. Queremos mejorar y profundizar en nuestra convivencia y tenemos estos tres principios como el referente fundamental de nuestra acción política. Sabemos lo que queremos. Otros en cambio, parece que se están empezando a dar cuenta de que se encuentran en apuros y que les va a costar mantener su mayoría.

En este sentido, el PP ha ofrecido tanto a Vox como a Ciudadanos dar un paso hacia un lado para poder mantener su hegemonía en el Senado.

Lo que ha hecho el PP es una demostración de debilidad y deseperación sin parangón en la historia reciente de la derecha española. Pedir a Vox que no se presente y a Ciudadanos que sacrifique su marca para concurrir en listas conjuntas (y probablemente dominadas por el PP), es insólito en la competición entre partidos y demuestra que el PP no confía en absoluto en sus posibilidades. Es como si el PSOE le hubiese propuesto a Podemos que no se presentara a las elecciones.

class="img_ampliable" style="margin: 10px; float: right;" src="/fotos/editor/19906/1553867694_AnderGil2.JPG" alt="" width="245" height="245" />Lo que el PP no entiende es que ahora debe compartir espacio con otras dos fuerzas en su espectro político. Pero en vez de tomar las lecciones necesarias, Casado trata de negar la realidad y se presenta como la alternativa a los socialistas. Por eso el portazo tanto de Ciudadanos como de Vox a la propuesta de dejar el camino despejado al PP en el Senado, tiene mucho de despertar amargo para Pablo Casado. Ahora sabe que la competición entre las derechas va en serio y que el liderazgo de este campo político no lo tiene el PP. La lucha por el liderazgo en la derecha es otra de las batallas que se decidirán el próximo 28 de abril, y en este sentido están ocurriendo cosas muy preocupantes, ya que quien está imponiendo su discurso es la ultraderecha.

¿Considera que es Vox quien está marcando el ritmo de la derecha española?

No diría que marca el ritmo, pero sí que ha conseguido colocar su discurso e incluso ciertas formas en la política española, y eso es gracias a que el PP y Ciudadanos les han colocado una alfombra roja para hacerlo. A raíz de su pacto de Gobierno en Andalucía, tanto PP como Ciudadanos han tratado de ‘normalizar’ o blanquear a la ultraderecha para justificar su pacto. Pero en vez de centrar a Vox, Vox les ha colocado en el extremo. ¿Cómo si no se entienden determinadas declaraciones cada vez más radicales, como por ejemplo la propuesta de cambiar niños por papeles para las mujeres inmigrantes? En su carrera por hacerse con el control de la derecha y con el poder, el PP y Ciudadanos están introduciendo cada vez más a la ultraderecha en el corazón de la democracia, y no se dan cuenta de que eso les perjudica a ellos tanto como al resto de la ciudadanía. Me preocupa mucho que dos fuerzas políticas que trataban de buscar el centro, hayan optado por radicalizarse.

Hay un sector importante de Ciudadanos que dice no encontrarse cómodo con su acercamiento con Vox. ¿Cree que el partido de Albert Rivera se ha equivocado?

Si se han equivocado a la hora elegir esta estrategia de acercamiento a la ultraderecha para sumar votos, eso lo veremos en la noche del 28 de abril. Si se han equivocado como agente político de nuestra democracia, sin duda. No se puede pretender introducir al lobo y esperar que no se coma el ganado. La foto de Colón le puede salir cara al partido de Albert Rivera, tanto en términos electorales como morales. Lo que no tiene ni pies ni cabeza es que Ciudadanos imponga un ‘cordón sanitario’ al PSOE, un partido con 140 años de historia de defensa de la democracia, y que sí vaya de la mano de la ultraderecha. Esto muestra la falta de rumbo muy preocupante.

¿Corre el riesgo España de tener que repetir las elecciones por la ausencia de una mayoría que permita la gobernabilidad del país?

Los socialistas aspiramos a un Gobierno fuerte que dependa de sus propias fuerzas. Queremos sumar todos los votos posibles para disponer de una mayoría parlamentaria que haga posible que el Gobierno de Pedro Sánchez pueda continuar el trabajo comenzado hace diez meses. Una vez que se haya votado, los socialistas iremos al Congreso de los Diputados y presentaremos nuestro programa como aval de nuestro proyecto político. Todas las formaciones que se identifican con el progreso y el avance del país están invitadas a apoyarlo. Pero previamente, el PSOE aspira a conseguir el mayor número posible de apoyos.

Para ello, la España responsable y de progreso, está llamada a las urnas el próximo 28 de abril. La derecha y la extrema derecha están esperando a las puertas del Congreso y del Senado. Debemos impedir que obtengan una mayoría, y la única manera de hacerlo es votar al PSOE.

Noticias relacionadas

INFORMACION SOBRE LA PROTECCIÓN DE TUS DATOS


Responsable: S.E.I. EDETRONIK. S.A

Finalidad: Envío de información solicitada, gestión de suscripción a la web y moderación de los comentarios.

Datos tratados: Comentarios: Datos identificativos (en el caso que te registres en la web) y comentarios.

Legitimación: Consentimiento del interesado.

Destinatarios: Utilizamos MDirector como plataforma profesional de envío de mails. Nos permite ofrecerte un servicio libre de SPAM y con total confidencialidad. Ellos únicamente almacenarán tu correo para poder realizar el envío.

Derechos: Puedes acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos que detallamos en el siguiente link

Información adicional En este link dispones de información adicional y detallada sobre la protección de datos personales que aplicamos en nuestra web.

CERRAR