publicidad

"El hombre está condenado a ser libre; porque una vez que está arrojado al mundo, es responsable de todo lo que hace." Jean Paul Sartre filosofo y escritor francés.  

La fiscalía de Nueva York emprende una batalla contra los falsos seguidores y las cuentas fake de las redes sociales

La fiscalía de Nueva York emprende una batalla contra los falsos seguidores y las cuentas fake de las redes sociales

La venta de falsos seguidores, likes o visualizaciones en redes sociales constituyen un "fraude en línea" según Laetitia James, la fiscal general de NY que ha multado al CEO de la empresa Damuvi con una multa de 50.000 dólares. Mediante "bots" o "titiriteros", creaban perfiles falsos con fotografías "prestadas", utilizadas sin consentimiento y formulaban opiniones que incidían en la audiencia de las redes sociales. Manipular las estadísticas es un "intento de afectar" la toma de decisiones del público online, algo que interesó a los políticos, artistas, empresarios y deportistas que hicieron recaudar a la empresa implicada unos 15 millones de dólares aproximadamente.


Un like es, en la sociedad actual, lo que antaño hubiera sido una sonrisa, un ápice de acuerdo o un atisbo de presencia. Y parecido ocurre con el follow, el share, el report y las demás figuras que el mundo cibernético lanza; cada una, con su significado propio en un mundo en el que las cosas ocurren a través de la pantalla.

Como todo, el mundo evoluciona, cambia. Tras el nacimiento de nuevas profesiones como Community Manager, influencer o youtuber, más tarde llegó la regulación jurídica de los acontecimientos cibernéticos. Rechazadas también las fake news de manera indiscriminada en el ámbito web, ahora ocurre lo mismo en la rama de los “falsos seguidores de redes sociales” y el resto de sus compañeros.

Laetitia James, fiscal general del Estado de Nueva York, ha sentenciado en contra de Demuvi, una compañía que se dedicaba a crear, mediante ‘bots’, perfiles falsos en redes sociales para mejorar las estadísticas de personajes famosos. Estas prácticas, a su parecer, son un “fraude en línea”.

Ayer, en su fallo, James advertía que su oficina perseguirá la venta de falsos followers en RRSS, y lo mismo respecto a los like o a las visualizaciones. La fiscal de la gran manzana denuncia la extensión del uso de ‘bots’ en redes como Twitter o Youtube, que haciéndose pasar por usuarios reales y simulando su comportamiento, “a menudo roban identidades de personas reales para llevar a cabo fraudes”.

El fallo de la fiscalía de Nueva York proviene de la investigación contra Demuvi, una compañía local ya desaparecida que se especializó en la venta de estos servicios a artistas, políticos, empresarios y deportistas. Querían en sus perfiles de las redes sociales ver cómo aumentaba su visibilidad sin meritocracia de por medio, solo dinero.

Demuvi alteraba las estadísticas en redes como Twitter, Youtube, LinkedIn, SoundCloud y Pinterest. Creaba perfiles falsos cuyas “opiniones” eran gestionadas por ‘bots’ o personas individuales, denominadas ‘titiriteros’.

En ocasiones, Damuvi hasta robó y utilizó fotografías o nombres de cuentas reales sin consentimiento previo de sus dueños. Además, Damuvi cometió la ilegalidad de vender a empresas publicitarias en canales de influencers, sin advertir de que el contenido era patrocinado.

James achaca la sensibilidad de estas prácticas por parte de Damuvi a la influencia de estas plataformas sociales en las personas. La empresa implicada “engañó e intentó afectar la toma de decisiones de las audiencias de las redes sociales”, ha añadido la fiscal.

La fiscalía de Nueva York ha multado con 50.000 dólares a German Callas, el CEO de Damuvi. La multa, según la CNN, solamente cubre el coste de la investigación. La empresa, sin embargo, se estima que recaudó unos 15 millones de dólares con la venta de estas cuentas falsas.

Que el poder lo tenga la influencia en las redes sociales no solo es algo que pilla de nuevas a la legalidad, sino que también empieza a relacionarse con la interacción entre los diferentes individuos de la sociedad, que encuentran en Internet la Opinión Pública que dictan las estadísticas que, tal y como señala James, no han de viciarse.

Noticias relacionadas

INFORMACION SOBRE LA PROTECCIÓN DE TUS DATOS


Responsable: S.E.I. EDETRONIK. S.A

Finalidad: Envío de información solicitada, gestión de suscripción a la web y moderación de los comentarios.

Datos tratados: Comentarios: Datos identificativos (en el caso que te registres en la web) y comentarios.

Legitimación: Consentimiento del interesado.

Destinatarios: Utilizamos MDirector como plataforma profesional de envío de mails. Nos permite ofrecerte un servicio libre de SPAM y con total confidencialidad. Ellos únicamente almacenarán tu correo para poder realizar el envío.

Derechos: Puedes acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos que detallamos en el siguiente link

Información adicional En este link dispones de información adicional y detallada sobre la protección de datos personales que aplicamos en nuestra web.

CERRAR