El exilio iraní costeó el 80% de la campaña europea de la formación ultra derechista de Abascal, en 2014

Javier Cortes, Santiago Abascal, Alejo Vidal-Quadras e Iván Espinosa de los Monteros

El exilio iraní costeó el 80% de la campaña europea de la formación ultra derechista de Abascal, en 2014

Gracias a las donaciones del CRNI, un grupo marxista-islamista en el exilio iraní, la extrema derecha de Abascal pudo financiar el 80% de su campaña a las elecciones europeas de 2014. El grupo opositor iraní desconocía el trasfondo ultraderechista de este partido político, pero el ex dirigente del PP catalán, que fue uno de los fundadores de Vox, Alex Vidal-Quadras asegura que eran "donativos a su persona". El político catalán, tras haber fracasado en el Parlamento Europeo, abandonó la organización política, pero antes de hacerlo advirtió al actual líder, Santiago Abascal, de la procedencia del dinero.


En torno a 800.000 euros es la cantidad que los seguidores de un grupo opositor iraní, de ideología entre marxista e islamista, donaron a la campaña de las elecciones europeas que el grupo de extrema derecha, Vox, llevó a cabo en 2014. Así lo han revelado hasta tres fuentes que tienen acceso a las cuentas del partido. Desde más de quince países y durante tres meses, partidarios del CNRI (el Consejo Nacional de Resistencia de Irán), una fuerza marxista-islámica en sus inicios, realizaron hasta 146 donativos que acabarían por financiar el 80% de aquella campaña europea.

El dinero de los exiliados de Irán costeó la campaña de Alex Vidal-Quadras, candidato de este grupo ultra, a las europeas de 2014. Vidal-Quadras, exvicepresidente del Parlamento Europeo, finalmente no se hizo con el escaño en Bruselas al conseguir solo el 1,56% de los votos.

El actual líder de la extrema derecha española, Santiago Abascal, era por aquel entonces secretario general de la formación. En 2014, participó como miembro de una lista que incluía, también, a Iván Espinosa de los Monteros, vicesecretario de Relaciones Internacionales.

Los fondos iraníes llegaron a una cuenta del partido ultra en Madrid después de que, en 2014, Vidal-Quadras anunciara en su cuenta oficial de Twitter la intención de obtener un escaño en Bruselas de la mano del partido ultra. Tras el fiasco en las europeas, abandonó el partido, pero no sin antes informar a Abascal de la procedencia del dinero. Los fondos del exilio iraní se usó para llevar a cabo la campaña.

Rodeado de importantes figuras políticas y cargos institucionales europeos y norteamericanos, el CRMI se ha esforzado los últimos 20 años por erigirse como el potente megáfono del exilio iraní ante la comunidad internacional. Y dejar atrás su brazo armado, el Muyahidin-e Jalq (MJ). Hasta el año 2012, EEUU no borró este nombre de su lista negra de grupos terroristas. Tres años antes lo había hecho el Reino Unido.

¿Qué vínculo une al CRNI con Vidal-Quadras? Mientras fue vicepresidente del Parlamento Europeo (2004-2014), el excandidato del grupo ultra participó en actos organizados por el CRNI. En 2009, visitó el entonces cuartel general de la organización en Camp Ashraf, a solo 80km de Bagdad, la capital del país vecino Irak. Allí residían 3.500 milicianos. También mantuvo más de una decena de encuentros multitudinarios en París bajo el lema de ‘Irán Libre’. Además, durante un tiempo estuvo, el ex dirigente catalán, arremetiendo contra el régimen islámico de Teherán al escribir cartas a diferentes gobiernos y firmó declaraciones conjuntas con eurodiputados que suscribían las tesis del CRNI. Lo que ahora los detractores de esta financiación han utilizado para demostrar que el apoyo del grupo iraní quedó incluso por escrito.

Vidal-Quadras sostiene que desde 1999 mantiene vínculo con el CRNI, al convertirse en diputado en el Parlamento Europeo. Entonces le visitó el socialista portugués Paulo Casaca, presidente del grupo ‘Amigos del Irán Libre’. El político catalán reconoce que, aunque Irán no era una de sus preocupaciones, accedió a recibir en Bruselas a la gente del CNRI.

¿Sabía el CRNI cual era el transfondo ideológico de este grupo de extrema derecha? Respecto a su postura en temas de inmigración y su marcada línea ultra conservadora, el CRNI ahora lo aclara todo: “Sabíamos que era un partido nuevo, pero no de extrema derecha”, según ha declarado un portavoz del exilio iraní. Vidal-Quadras, por su parte, explica que no conocía de nada a los donantes: “Eran personas que no tenían nada que ver con mi nuevo grupo político. La candidatura era yo. Eran donativos a mi persona”, indica el político, que también asegurar haber ayudado a salvar muchas vidas. En definitiva, explica que se trata de una masa de exiliados “que me tiene como un protector. Cuando voy a sus actos, me abrazan, besan y achuchan”.

El exdiputado del PP sostiene no haber cobrado por la asistencia a ninguno de los actos del grupo opositor iraní ni por la defensa de su postura en foros internacionales. Reconoce, eso sí, haber usado una asignación anual del Parlamento Europeo para costear gastos de viaje y alojamiento en la decena de veces que visitó París para asistir a tales encuentros. También, por su parte, el CNRI asegura que no le pagó.

‘The Guardian’ ya destapaba el pasado mes de noviembre en un informe lo bien que viven los abonados VIP del CRNI, con “elevadas tarifas”. John Bolton, asesor de Seguridad Nacional de EEUU, cobró a título personal 156.000 euros por asistir a las citas de los disidentes iraníes.

LÍDERES DE LA CÚPULA INTERNACIONAL

El CRNI saltó a la fama internacional en 2002 al desvelar que Irán disponía de un programa nuclear secreto. Mandatarios internacionales de gran relevancia fueron desfilando por los actos organizados por el grupo opositor, liderado por la ingeniera Maryam Rayaví (1953), que tomó el relevo de su marido en el cargo. Incluso José Luis Rodríguez Zapatero, expresidente del Gobierno español, ha asistido a algunos de los encuentros parisinos, tal y como confirman fuentes de su entorno.

Otros grandes personajes del panorama político internacional que tampoco se perdieron alguna de las citas fueron la candidata colombiana a la Presidencia del país, Íngrid Betancourt, (2002), los republicanos John McCain, Newt Gingrich, el exdirector del FBI Louis Free o el exministro francés de Exteriores Bernard Kouchner. En la última edición, el invitado estrella fue Rudy Giuliani, el exalcalde de Nueva York y abogado de Donald Trump.

Cuando el actual grupo ultra derechista español, presentó su campaña, presumió de su éxito vía crowdfunding. Sonó raro que a través del sistema de donaciones recaudara 10 veces más dinero que Podemos. Si no informaron de la procedencia del dinero es, según Vidal-Quadras, porque “nadie nos preguntó”.

Noticias relacionadas

INFORMACION SOBRE LA PROTECCIÓN DE TUS DATOS


Responsable: S.E.I. EDETRONIK. S.A

Finalidad: Envío de información solicitada, gestión de suscripción a la web y moderación de los comentarios.

Datos tratados: Comentarios: Datos identificativos (en el caso que te registres en la web) y comentarios.

Legitimación: Consentimiento del interesado.

Destinatarios: Utilizamos MDirector como plataforma profesional de envío de mails. Nos permite ofrecerte un servicio libre de SPAM y con total confidencialidad. Ellos únicamente almacenarán tu correo para poder realizar el envío.

Derechos: Puedes acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos que detallamos en el siguiente link

Información adicional En este link dispones de información adicional y detallada sobre la protección de datos personales que aplicamos en nuestra web.

CERRAR