Menos es más, también en oratoria parlamentaria

Menos es más, también en oratoria parlamentaria

Nunca es fácil llegar a un lugar de trabajo nuevo. Hay que hacerse. Pero llegar al Congreso, casi debutar como portavoz del principal partido de la oposición y hacerlo como ayer lo hizo Dolors Montserrat va contra todos los principios de la oratoria parlamentaria.

La estrategia a seguir en las preguntas de control suele ser una pregunta corta, cerrada, de sí o no, para guardar tiempo de intervención y hacer una réplica elaborada.

Siempre que un parlamentario o parlamentaria interviene en el Congreso, más en una Sesión de Control, interpelando directamente a la Vicepresidenta del Gobierno, sabe que tiene todos los ojos mirando hacia él. Sabe que puede poner contra las cuerdas a su oponente o caer estrepitosamente. Es su oportunidad. Por eso, convendría seguir casi punto por punto los fundamentos de la comunicación política, especialmente la recomendación de no pretender introducir todos los temas a la vez. Y ayer la portavoz del PP no lo hizo en absoluto.

No sé si han podido ver el vídeo de su intervención, les animo a que lo hagan. Una vez visto, ¿qué ha dicho Montserrat? Intenten hacer un resumen mental. Piensen que ha intentado echar en cara a Carmen Calvo todas las polémicas del Gobierno en apenas dos minutos y medio. Pero a la vez el Partido Popular lleva desde la moción de censura introduciendo una polémica tras otra en la agenda, a veces con éxito, a veces sin él, pero en modo derribo al Gobierno. Por eso, intentar nombrar todas en tan poco tiempo es un error, confunde y hasta te puede poner en un aprieto. Por ejemplo, no es buena idea hablar de plagios si tu jefe y líder también se ha visto envuelto en un caso exactamente igual y en lugar de dimitir ha sido ascendido. O decir que está mal anunciar querellas contra medios críticos cuando tu partido vetó sistemáticamente a la cadena de radio con más oyentes de España hace bien poco.

Ayer Dolors Montserrat hizo que más de uno se acordara de Rajoy, del fin de la cita, del alcalde que eligen los vecinos y de sus intervenciones socarronas y muy buenas, las que hacía antes de 2011 cuando era líder de la oposición. No hablamos ya de acordarnos de Azaña, de Cánovas o de Alfonso Guerra. Echamos de menos las interpelaciones de Soraya Sáenz de Santamaría en 2009, por ejemplo. Y sobre todo faltó un poco menos de prisa, menos aturullo y un poco más de preparación.

Por eso se lo puso fácil a la Vicepresidenta para que en su respuesta pudiera enumerar los logros del Gobierno en solo cuatro meses y recordar la tendencia del Gobierno de Rajoy a evitar dar explicaciones. Además, arrancando algunas sonrisas. Desaprovechó su oportunidad la exministra de Sanidad del PP. Ya les digo, llegar a un trabajo nuevo nunca es fácil.

Un cable a Montserrat, que ayer debió pasar un día de perros, a juzgar por la cara de sus compañeros de bancada. Al menos no nombró a Venezuela.

Noticias relacionadas

INFORMACION SOBRE LA PROTECCIÓN DE TUS DATOS


Responsable: S.E.I. EDETRONIK. S.A

Finalidad: Envío de información solicitada, gestión de suscripción a la web y moderación de los comentarios.

Datos tratados: Comentarios: Datos identificativos (en el caso que te registres en la web) y comentarios.

Legitimación: Consentimiento del interesado.

Destinatarios: Utilizamos MDirector como plataforma profesional de envío de mails. Nos permite ofrecerte un servicio libre de SPAM y con total confidencialidad. Ellos únicamente almacenarán tu correo para poder realizar el envío.

Derechos: Puedes acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos que detallamos en el siguiente link

Información adicional En este link dispones de información adicional y detallada sobre la protección de datos personales que aplicamos en nuestra web.

CERRAR